Público
Público

ETA Cincuenta años de cárcel para un etarra que secuestró a una familia y les robó la caravana

La Audiencia Nacional ha dictado sentencia para Gorka Lupiáñez, ya condenado a 11 años de prisión, por haber secuestrado a una familia en la zona de Las Landas (Francia) en agosto de 2007.

Publicidad
Media: 3.25
Votos: 4

El etarra Gorka Joseba Lupiañez Mintegui, este viernes, en el juicio en la Audiencia Nacional. | EFE

La Audiencia Nacional ha condenado al etarra Gorka Joseba Lupiañez Mintegui a 50 años de cárcel, la misma pena que pedía la Fiscalía, por secuestrar a una familia española en Francia, una pareja y su hijo de 4 años, y robar su autocaravana, que los etarras de la T4 usaron para atentar contra una torre de red eléctrica de Castellón en 2007.

Además de a la pena de prisión por tres delitos de detención ilegal, robo con intimidación y tenencia o depósito de explosivos, Lupiañez, que ya fue condenado a 11 años de cárcel, deberá indemnizar a la familia secuestrada con un total 112.206 euros por las secuelas psicológicas y por los bienes que les sustrajeron.

En su sentencia, la sección cuarta de lo Penal considera la existencia de "datos objetivos de cargo" sobre la participación del acusado, como es el hallazgo de su perfil genético en una sábana y en un saco de dormir o edredón de la casa rural en la que tuvo retenida a la familia y "que se encontraban en la misma habitación que los secuestrados".

La sección cuarta de lo Penal considera la existencia de "datos objetivos de cargo" sobre la participación del acusado

Este dato, unido a que las víctimas señalaron que la primera noche "uno de los secuestradores durmió en un colchón de esa misma habitación" y que el propio Lupiañez reconoció haber dormido una noche en una cama de esa casa, confirma para el tribunal "que tomó parte activa en los hechos".

Según el relato de hechos probados de la sentencia, la madrugada del 24 de agosto de 2007, cuatro horas después del atentando contra el cuartel de la Guardia Civil de Durango (Vizcaya), Lupiañez y otras tres personas irrumpieron armados y cubiertos con pasamontañas en la autocaravana de una familia, que se encontraba dentro, y que estaba estacionada en un aparcamiento de la localidad francesa de Messanges-Plage, en Les Landes.

Los asaltantes se identificaron como miembros de ETA y amenazaron al padre de la familia con matar a los demás -su pareja y el hijo de ambos, de 4 años- si este no entregaba las llaves del vehículo. Así, se apropiaron de él, retuvieron a las víctimas contra su voluntad y las trasladaron a una casa rural alquilada por otro miembro de la banda en la zona de los Pirineos.

Secuestrados durante dos noches

En la casa, según la sentencia, Lupiañez mantuvo secuestrados a los tres miembros de la familia durante dos noches mientras sus compañeros se llevaban la autocaravana hasta Castellón y, en un intento de atentar contra una torre de Red Eléctrica, la hicieron explosionar a siete kilómetros de la localidad de Les Coves de Vinromà (Castellón) camino de Marina D'Or.

Atentado por el que fueron condenados a 8 años de cárcel los etarras Igor Portu y Mattin Sarasola, autores del atentado de la T-4 en 2006. A continuación, los etarras trasladaron a la familia a la senda de un bosque francés en Oussez-Suzan, en la región de Las Landas, donde les hicieron pasar la noche durmiendo al descubierto.

Por último los dejaron en libertad en una zona de monte desde la que tuvieron que pedir ayuda a un vehículo para que los trasladase. Unos días después, se registró un piso de ETA en la localidad de Lot en el que Lupiañez estuvo alojado y allí se incautaron tanto objetos robados a la familia que secuestraron como explosivos que habrían permitido realizar 125 kilogramos de kaskabarra y 263 kilogramos de amonal.

Lupiañez fue detenido, armado, en 2007 en Vizcaya, y en 2009, la Audiencia Nacional consideró probado que era integrante de ETA, por lo que fue condenado a 11 años y 11 meses.

Más noticias en Política y Sociedad