Público
Público

EUSKADI La Diputación de Bizkaia expedienta a un sindicalista de CNT por adherirse a la huelga feminista

Gorka Manso, representante de ese sindicato y bombero, alega que no le correspondía formar parte de los servicios mínimos, tal como sostiene la institución. La central anarcosindicalista hará una campaña de denuncia.

Manifestantes recorren las calles de Bilbao con motivo de la huelga feminista del pasado 8 de marzo. | Europa Press

La histórica jornada de movilización del 8 de Marzo pasado, marcada por la huelga general que impulsó el movimiento feminista, puede derivar en un castigo a un trabajador de la Diputación Foral de Bizkaia que decidió sumarse a la misma. El sindicato CNT ha denunciado que su delegado en esa institución pública, Gorka Manso, ha sido expedientado por sumarse a la huelga del 8-M. “Se trata de un atropello que no podemos tolerar”, afirma la central anarcosindicalista.

En un documento fechado el 15 de octubre, el Servicio Jurídico de Personal de Diputación de Bizkaia –institución gobernada por el PNV en coalición con el PSE– indica que se ha decidido “incoar expediente disciplinario para el esclarecimiento de los hechos y la determinación de las responsabilidades susceptibles de sanción” al sindicalista de CNT, quien se desempeña como sargento de Bomberos en el parque de Markina-Xemein.

Según consta en esa resolución, el expediente contra Manso se debe a su decisión de “no acudir a su centro de trabajo, sin mediar causa justificada, el día 8 de marzo de 2019 para el cumplimiento de su jornada que, con ocasión de la huelga convocada por el día de la Mujer tenía el carácter de servicios mínimos”.

Sin embargo, el trabajador afectado ha señalado a Público que no le correspondía formar parte del relevo de servicios mínimos, un aspecto que el sindicato CNT utilizará como argumento para reclamar que se anule este expediente. Asimismo, “A pesar de su ausencia los servicios mínimos estuvieron cubiertos conforme a la Orden del Gobierno Vasco por la que se garantizaba el mantenimiento de los servicios esenciales durante la jornada de huelga”, añade CNT en un comunicado.

"Información y denuncia"

En tal sentido, Manso sostiene que la Diputación de Bizkaia “optó por elevar unos servicios mínimos por encima de lo que manda el Gobierno Vasco, y de esa manera sancionar a un delegado sindical que se niegan a reconocer pese a que la sección está legalmente constituida desde 2016”.

Con esos datos sobre la mesa, CNT adelantó que iniciará una campaña de “información y denuncia” para denunciar este caso. Público ha intentado contactar con el área de Administración Pública y Relaciones Institucionales de la Diputación de Bizkaia para conocer su versión sobre este hecho, lo cual no ha sido posible.