Público
Público

EUSKADI Podemos y Equo oficializan el acuerdo presupuestario con el Gobierno Vasco 

La formación morada y el partido ecologista firman el pacto con el Ejecutivo autonómico, criticado por sus socios de Ezker Anitza-IU. Antikapitalistak, por su parte, ha anunciado su ruptura con Podemos Euskadi.

El consejero de Hacienda del Gobierno Vasco, Pedro Azpiazu (izquierda), y el portavoz de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez (derecha), durante la firma del acuerdo presupuestario en el Parlamento Vasco. IREKIA (GOBIERNO VASCO)

El paso ya está dado. Tras un terremoto interno, Elkarrekin Podemos ha firmado este viernes el acuerdo de Presupuestos alcanzado con el Gobierno Vasco, lo que garantiza al lehendakari Iñigo Urkullu un fin de legislatura algo menos tormentoso de lo previsto. Los nubarrones se ciernen ahora sobre la coalición de izquierdas, donde la decisión de apoyar las Cuentas autonómicas ha provocado heridas de distinta intensidad.

En una mañana marcada por el fuerte temporal que azota Euskadi, el consejero de Hacienda del Gobierno Vasco, Pedro Azpiazu, y el portavoz de Elkarrekin Podemos, Lander Martínez, se citaron en la sede del Parlamento para oficializar lo que ya se sabe desde hace varios días: nueve de los once parlamentarios de esa marca electoral se abstendrán cuando llegue el momento de votar los Presupuestos, garantizándole así a PNV y PSE –formaciones que gobiernan conjuntamente en Euskadi– la aprobación de las últimas cuentas de esta legislatura.

Quienes apoyarán las cuentas están integrados en Podemos y Equo. La tercera pata de Elkarrekin Podemos, Ezker Anitza-IU, ya ha anunciado que sus dos representantes en el Parlamento votarán no, ya que consideran que Azpiazu rechazó negociar los aspectos que la formación de izquierdas consideraba “fundamentales”.

El parlamentario de Ezker Anitza y secretario general del Partido Comunista de Euskadi Jon Hernández citó, entre otros puntos, “la reforma fiscal para revertir los impactos de la reforma regresiva que pactaron con el PP”, “el macroplan de empleo con el objeto de crear empleos de calidad en sectores como el de cuidados y con especial atención a las zonas más castigadas o la ampliación de la plantilla de Inspección de Trabajo” o la retirada de la reforma de la Renta de Garantía de Ingresos (RGI) planteada por PNV y PSE”.

Podemos, en cambio, defiende la validez del acuerdo, que contempla modificaciones en el proyecto presupuestario original por valor de 201,5 millones de euros. “Nunca antes desde el Gobierno Vasco se había acordado movilizar una partida tan relevante con otro partido político. Si recordamos, en 2017 el PP dio su apoyo por 30 millones, y EH Bildu estuvo a punto de sacarlos adelante por poco más de 140 millones”, afirmó Martínez durante una de sus intervenciones públicas para explicar –y defender- el contenido del acuerdo.

Subida de la RGI

Entre otros aspectos, Podemos y Equo sostienen que el pacto alcanzado con el Ejecutivo autonómico permitirá la “subida de la RGI en un 4%, el doble de lo planteado inicialmente”, lo que se traducirá en “una subida total de un 7,5% interanual en 2020”, así como empezar a dar pasos “hacia la gratuidad de la educación de 0 a 3 años, reduciendo las tarifas de las Haurreskolas un 10% en 2020 y otro 10% adicional en 2021, bonificando a las familias monoparentales y abriendo nuevas aulas en los próximos meses en lugares donde existe necesidad”.

En el dossier elaborado por Elkarrekin Podemos se hace hincapié en las distintas medidas en materia de feminismo, emergencia climática o ayudas para jóvenes. “Además de las políticas específicas para la igualdad y erradicación de las violencias machistas, todas las medidas que integran este acuerdo, prestarán especial atención a la situación de desigualdad entre mujeres y hombres que existe en Euskadi para tratar de contribuir a revertirla adoptando todas las medidas que se consideren adecuadas en cada caso”, señala el documento.

El acuerdo recibió esta semana el apoyo mayoritario de las bases de Podemos y Equo, que en sendas consultas internas se pronunciaron a favor. En el caso de la formación morada, tomó parte en la consulta el 52,1% de los inscritos. 2.541 de ellos (88,58%) votaron a favor, mientras que 319 lo hicieron en contra. Hubo además 36 votos en blanco. En la votación de Equo participó el 30% de su militancia –estimada en unas 300 personas-. El 98% se pronunció a favor del pacto.

Antikapitalistak mostró su disconformidad con el acuerdo

En ese contexto, Antikapitalistak mostró su disconformidad con este acuerdo presupuestario, “resultado de una deriva reformista en lo político y cada vez más antidemocrática en lo organizativo”. En un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, la organización política señaló que “todas las militantes de Antikapitalistak renunciaron y dimitieron de los órganos internos de Podemos Euskadi antes de las elecciones del 10N”. Ahora lo han hecho público.

Las críticas también llegaron desde ELA, la principal central sindical de Euskadi. Mikel Noval, responsable de Estudios de este sindicato, señaló que el acuerdo “no va a suponer ningún cambio en la política presupuestaria del Gobierno Vasco”, al tiempo que acusó a Podemos y Equo de haber asumido las directrices del Ejecutivo autonómico. Noval afirmó que “se han dado por buenos los límites de la regla de gasto, que impiden que el presupuesto en 2020 crezca más del 2,8%, a pesar del fuerte superávit con el que viene contando el Gobierno”, al tiempo que “se acepta la prioridad del pago de la deuda en detrimento del incremento de las partidas sociales”.

Críticas y aplausos

Por su parte, EH Bildu ha mostrado sus discrepancias con el texto presupuestario. La parlamentaria abertzale Nerea Kortajarena afirmó esta semana que el acuerdo “no ha traído consigo el fin de los recortes en la RGI, de manera que en 2020 el Ejecutivo PNV-PSE financiará el sistema RGI con menos dinero que este año a pesar de que la pobreza es cada vez mayor, según el último informe de Cáritas”. “Podemos ha negociado si los recortes son mayores o menores, pero recortes al fin y al cabo”, criticó.

Desde un prisma radicalmente distinto, el lehendakari Iñigo Urkullu aplaudió este viernes el acuerdo alcanzado con Podemos y Equo. “La actitud abierta y honesta de Elkarrekin Podemos, orientada al acuerdo, ha facilitado el fin deseado: un acuerdo sobre los presupuestos y avanzar en un modelo que aúna desarrollo humano y crecimiento sostenible”, afirmó el mandatario vasco.

El PP, por su parte, ha afirmado que se trata de unos presupuestos "podemizados", por lo que no ha dudado en presentar una enmienda a la totalidad. Las últimas cuentas aprobadas en Euskadi salieron adelante con el apoyo de los conservadores. Sin embargo, la decisión del PNV de apoyar la moción de censura contra Mariano Rajoy dinamitó la relación entre ambas fuerzas políticas.