Público
Público

EUSKADI El PP vasco busca su camino propio entre críticas internas y diferencias con Casado

La formación de Alfonso Alonso se reúne este viernes y sábado en Vitoria para tratar de recuperar su "acento" después de los pobres resultados obtenidos en las últimas citas con las urnas. La crisis ha dejado algunas bajas en Bizkaia.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso. EFE

El momento ha llegado. Después de algunos meses de preparativos, el PP vasco se reúne desde la tarde de este viernes en Vitoria para tratar de encontrar las claves que le permitan renacer. Resucitar. Recuperarse. La formación que dirige Alfonso Alonso ambiciona con llegar a 2020 en una situación distinta a la experimentada en 2019, un año funesto para los intereses electorales de los conservadores.

“Reafirmar lo que somos”, ha sido uno de los conceptos más utilizados por Alonso durante la ronda de entrevistas ofrecidas a lo largo de los últimos días. En efecto, la idea de convocar una reunión extraordinaria nació con el objetivo de incidir en el “acento propio” de los populares en Euskadi.

“Queremos reforzar nuestra personalidad propia”, añaden fuentes de la dirección popular. “Hablamos de planteamientos como la defensa de la foralidad, el liberalismo o la moderación, principios que siempre hemos defendido”, añadieron. Se prevé que esos temas se aborden el sábado, cuando se presentará la ponencia política elaborada para esta convención. También habrá otra comunicación considerada clave, enfocada en aspectos económicos y sociales.

El debate se abrió a causa de los desastrosos resultados electorales obtenidos en las últimas citas con las urnas.  “Había una necesidad de reaccionar ante unos resultados a la baja en Euskadi”, destacaron desde la dirección del PP. En las elecciones generales del pasado 28 de abril, el PP vasco bajó hasta los 94.518 votos (7,4%), lo que le impidió mantener su representación en el hemiciclo. Aquello fue especialmente doloroso: por primera vez, los populares de Euskadi dejaban de contar con diputados en Madrid.

Las cosas no fueron mejor en las elecciones municipales y forales del pasado 26 de mayo. Tras los comicios de ese día, el PP sólo consiguió mantener dos alcaldías pequeñas en Álava, su antiguo feudo. Si en 2015 había obtenido en todo el País Vasco 79 concejales, en esta ocasión bajó a 55.

Desafiliaciones

En ese marco, algunos dirigentes locales anunciaron que se distanciaban de la formación, al tiempo que no ocultaban sus discrepancias con la dirección encabezada por Alonso. El ex portavoz del PP en las Juntas Generales de Bizkaia, Javier Ruiz –quien quedó fuera de las listas para las pasadas elecciones forales–, fue aún más lejos y reclamó la dimisión de la dirección tanto a nivel provincial como autonómico y la conformación de una gestora.

Ruiz se acabó desafiliando del partido. El ya ex militante popular aseguró a Público que no se siente “cómodo ni identificado” con el equipo de Alonso, a quien acusa de “convertir al PP en la marca blanca del PNV”. “Si hay un cambio de dirección, veré si me vuelvo a afiliar”, afirmó.

También se ha dado de baja el ex juntero vizcaíno y ex edil popular en Sestao Eduardo Andrés, otro de los dirigentes excluidos de las últimas planchas electorales. El ex dirigente popular asegura que no tiene pensado acercarse a ningún otro partido. Relató además que en Sestao, la localidad de Bizkaia donde realizaba su actividad política, “se van a dar de baja cinco” integrantes del PP.

Diferencias con Madrid

Con esos datos a la vista, el líder de los populares vascos no solo tiene abierto el frente de las críticas internas, sino que también mantiene unas inocultables diferencias con la dirección nacional que lidera Pablo Casado.

Este jueves, cuando faltaban algo más de 24 horas para que empezara la convención, fue la portavoz del PP en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, la encargada de criticar a los populares vascos por su supuesta "tibieza" ante el nacionalismo. "Se creyó que con contemporización o posiciones más tibias con el nacionalismo se podía obtener mejor resultado. Esa operación ya ha fracasado", señaló en una entrevista ofrecida a EsRadio.

Álvarez de Toledo incluso mostró sus dudas sobre el propio concepto de "perfil propio" que utilizan en el equipo de Alonso. "Si el perfil propio consiste en decir que la legitimidad de nuestro ordenamiento constitucional tiene zonas reservadas que se remiten a derechos históricos previos y no a la Constitución y a la soberanía común, me parecería un grave error", afirmó.

Hay más discrepancias. A lo largo de estos últimos días, Alonso ya había dejado claro que choca con las tesis de Casado –quien este sábado estará en la clausura de la convención– en torno a posibles acuerdos electorales que incluyan a Ciudadanos y Vox.

La denominada “España Suma” no atrae a Alonso, que ha advertido que no habrá ningún tipo de pacto que incluya a la formación de extrema derecha que dirige Santiago Abascal, al tiempo que marcó líneas rojas a Ciudadanos, un partido que mantiene un discurso centralista que poco tiene que ver con el concepto de “foralidad” que defienden en el PP vasco. 

“La convención no se celebra contra nadie, sino a favor de poner en valor lo nuestro. Nunca vamos a renegar de la marca PP, pero eso no quiere decir que no podamos presumir del carácter, la historia y el acento propio del PP vasco”, subrayaron las fuentes consultadas, que se mostraron convencidas de que Alonso “va a apoyar el proyecto” de los populares en Euskadi. No en vano, la convención de Vitoria apuntará, precisamente, a recuperar ese “acento propio” que les permita resucitar.

Más noticias en Política y Sociedad