Público
Público

Euskadi Los sindicatos mayoritarios vascos plantan a Urkullu en su mesa sobre la crisis

Ambas centrales han decidido abandonar el foro socieconómico del Gobierno autonómico, que este miércoles celebrará su cuarta reunión. Por su parte, CCOO y UGT permanecerán en ese espacio, en el que también está presente la patronal vasca.

Urkullu Mesa Socioeconómica
El lehendakari Iñigo Urkullu durante la última reunión de la Mesa Socioeconómica COVID-19, celebrada el pasado 6 de mayo. IREKIA/GOBIERNO VASCO

En la pantalla habrá dos huecos. Dos sitios vacíos. Dos críticas y, al mismo tiempo, dos ausencias. Los sindicatos ELA y LAB, mayoritarios en Euskadi, han decidido abandonar la Mesa Socioeconómica presidida por el lehendakari Iñigo Urkullu y en la que sí continuarán sentados CCOO y UGT, así como la patronal vasca. Las organizaciones sindicales que se retiran de ese espacio consideran que se ha convertido en algo meramente "propagandístico". Las que se quedan creen que aún hay margen para dialogar.

La cita y las ausencias están fijadas para este miércoles a las 11.30. Será a esa hora cuando el lehendakari encabezará la cuarta reunión telemática de la oficialmente denominada "Mesa Socioecónomica Covid19", en la que también están presentes las diputaciones forales y las patronales provinciales. Hasta el último encuentro, allí coincidían además los cuatro sindicatos. Ahora solo seguirán dos.

"Este espacio se ha revelado inútil y propagandístico", afirmó ELA en una declaración. El sindicato abertzale asegura que en la última reunión, celebrada el pasado 6 de mayo, constató que el lehendakari "no tenía intención de escuchar ninguna de las demandas" de las centrales obreras.

"La mesa presidida por Urkullu es un foro exclusivamente informativo, sin contenido real, donde las aportaciones no tienen continuidad ni interés alguno para el Gobierno Vasco", lamentó ELA, que denunció además que su único fin es un "uso propagandístico para trasladar una imagen de consenso y acuerdo que no existe en la realidad".

"Nos han utilizado"

"Las reuniones realizadas hasta ahora no han servido para nada desde el punto de vista de los y las trabajadoras. Ya se han realizado tres reuniones y el Gobierno Vasco y el PNV sólo las han utilizado para sacarse una fotografía con los agentes socio-económicos", afirmó por su parte el sindicato LAB. En esa línea, acusó al Ejecutivo autonómico de adoptar "decisiones unilaterales" con el objetivo de "satisfacer" a la patronal.

"Antes de la última reunión ya dijimos que si seguían por este camino, analizaríamos continuar con nuestra participación. Así, LAB ha decidido no participar en la reunión del miércoles, porque nos han utilizado y la situación de los y las trabajadoras no es tenida en cuenta en estas reuniones", explicó esta misma semana el secretario de Acción Sindical y Negociación Colectiva de esta organización, Xabier Ugartemendia.

CCOO y UGT se quedan

Mientras tanto, en CCOO y UGT discrepan con esta lectura. "Desde el principio hemos dicho que esa mesa es informativa. El tema es que no es nuevo: habría que preguntar a ELA y LAB qué han estado haciendo ellos durante los últimos tres meses por los 200 mil trabajadoras y trabajadores que están en situación de ERTE en Euskadi", afirmó a Público Garbiñe Espejo, secretaria de Acción Sindical de CCOO Euskadi.

En tal sentido, defiende la convocatoria urgente de la mesa de diálogo social –un órgano en el que tampoco participan ELA y LAB por considerar que solo busca dar cobertura a la patronal–, "pero enfocándonos únicamente en las medidas a tomar para afrontar esta crisis". "Volveremos a insistir que se deben tomar medidas urgentes, cuanto antes, dentro de la mesa de diálogo social, que está trabajando de manera continua", sostiene Espejo. Por su parte, fuentes de UGT confirmaron que este sindicato también continuará presente en este foro sobre la crisis derivada del coronavirus. 

Empleo, "objetivo nuclear"

En cuanto a los trabajos de la denominada Mesa Socioeconómica COVID-19, fuentes del Gobierno Vasco señalaron a Público que no tiene plazos concretos en el horizonte. "Nuestro objetivo nuclear va a ser el empleo", afirmó el lehendakari tras la reunión del pasado 6 de mayo. También habló sobre la importancia de garantizar un "horizonte de estabilidad institucional" para "afrontar con garantías" la reactivación de la economía y el empleo. Casi dos semanas después confirmó que el 12 de julio habrá elecciones autonómicas.

Más noticias