Público
Público

Euskadi y Asturias también estudian recusar al presidente del Tribunal Constitucional por su afiliación al PP

Tras el anuncio de Catalunya, el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, anuncia que van a analizar todos los pleitos en los que haya participado Pérez de los Cobos

EUROPA PRESS

El portavoz del Gobierno vasco y consejero de Justicia y Administración Pública, Josu Erkoreka, ha asegurado que el Ejecutivo estudiará los pleitos que ha tenido en el Tribunal Constitucional en los que ha intervenido el presidente del Tribunal Constitucional Francisco Pérez de los Cobos por su afiliación al Partido Popular.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, Erkoreka ha manifestado que, tras el anuncio de la Generalitat de que recusarán a Pérez de los Cobos, el Gabinete de Iñigo Urkullu examinará "exactamente cuáles son los pleitos que ha tenido el Gobierno vasco en el Tribunal Constitucional y en cuáles ha intervenido Pérez de los Cobos". "La controversia que ha suscitado la militancia del presidente del Tribunal Constitucional en el PP es un dato que llama la atención por negativo y reprobable", dijo. En ese sentido, cree que "no es pertinente que un órgano que está llamado a desempeñar una función con imparcialidad, objetividad y con independencia, esté presidido por una persona que es militante de un partido político que, además es parte clara en buena parte de los pleitos que se plantean allí, como recurrente o bien como autor de las normas jurídicas que van a ser objeto de impugnación".

Por ello, ha advertido de "los negativos efectos" que tiene para la "imparcialidad" de Tribunal Constitucional el hecho de que los partidos políticos, "el PP básicamente", hayan querido "incorporar al tribunal representantes suyos o testaferros suyos". No obstante, ha dicho que "no nos tenemos que llevar a engaño porque el Tribunal Constitucional hace tiempo que está viciado en su composición por esta utilización partidista que el PSOE y el PP han hecho de sus miembros". "Hace ya muchos años que los miembros del Tribunal Constitucional se dividen en dos bloques, los progresistas y los conservadores, unos designados a propuesta del PSOE y los otros a propuesta del PP", ha señalado.

Respecto a otros magistrados que no tienen "la tacha de la afiliación política de la militancia política, como tiene Pérez Cobos", Erkoreka ha recordado que "a uno de ellos" le conoció como "portavoz del PP en la comisión de Justicia del Congreso de los Diputados hasta el año 2006, y hoy es miembro del TC", en referencia a Enrique López. "No es militante, pero probablemente dejaría la militancia la víspera del día en que le fueran a nombrar, porque este era un militante del PP como yo soy un militante del PNV", ha añadido.

En este sentido, ha insistido en que a López "no le hace falta" ser militante porque "tiene una trayectoria, una conducta y un comportamiento tan apegado a lo que han sido siempre las consignas políticas del PP que, francamente, no hace falta militancia cuando se tienen unos militantes tan en sintonía con las directrices del partido". A su entender, "lo que hay es un problema de fondo en la composición del Tribunal Constitucional y en el mecanismo en la designación de sus miembros", que el PNV "ha denunciado siempre que ahora se pone de manifiesto en el caso de Pérez Cobos, pero que no es más que una manifestación concreta de un fenómeno de fondo que tiene un vicio de origen".

Erkoreka ha reconocido que "la crónica política está muy mediatizada en los últimos tiempos por la crónica de tribunales, pero también es cierto que hay formaciones políticas que, en cuanto constatan una discrepancia política, se aferran inmediatamente a los tribunales". "No sé si, en general la sociedad vasca confía mucho en el poder judicial, las encuestas históricamente decían que no demasiado, pero yo, ahora, soy el consejero de Justicia y me toca prestigiar la Justicia, precisamente, y hacer valer su actuación", ha subrayado, para insistir en que "no deja de llamar la atención el recurso sistemático que algunas formaciones políticas están haciendo de la justicia, en relación con asuntos políticos del día a día".

A su juicio, esta actuación "refleja una confianza ciega, una pasión por las posibilidades del Poder Judicial en Euskadi, que sí que llama la atención en unas formaciones políticas que, tradicionalmente, son las que más han destacado por su desapego al Poder Judicial". "Ni es bueno judicializar la política, ni politizar la justicia", ha advertido. Para el portavoz vasco "no es bueno judicializar sistemáticamente la política y hacer que los conflictos políticos, en lugar de resolverse a través de cauces estrictamente políticos se resuelvan en los tribunales". Según él, los tribunales "se encuentran también en una situación que trasciende su misión ordinaria", ya que "todo el mundo espera de ellos pronunciamientos de carácter político, que se le dan en clave política, y eso dificulta e incomoda la labor judicial, propiamente dicha, que tiene que ser más desapasionada".

El Gobierno asturiano se está planteando la posibilidad de recusar al presidente del Tribunal Constitucional (TC), Francisco Pérez de los Cobos, en los tres litigios que tiene pendientes de resolver el Principado en dicho tribunal al considerar que su imparcialidad está cuestionada. Al término de la reunión del Consejo de Gobierno celebrada en Colunga (Asturias), el portavoz del Ejecutivo regional, Guillermo Martínez, ha señalado que la militancia en el PP del presidente del TC puede afectar a los recursos que la administración regional tiene planteados.

"Esos asuntos deben ser tratados con imparcialidad y eso no se puede garantizar por alguien que tiene militancia activa en un partido", ha subrayado Martínez, que ha precisado que, de los asuntos pendientes en el TC, pedirán la recusación en cada uno de ellos en los que consideren que esa imparcialidad no esté garantizada. El Gobierno del Principado ha recurrido ante el Constitucional los recortes presupuestarios en educación y sanidad, así como la aplicación del impuesto estatal sobre depósitos bancarios a nivel estatal con un interés cero. EFE

Más noticias de Política y Sociedad