Público
Público

Eutanasia El Congreso aprueba tramitar la ley de eutanasia y busca romper dos años de bloqueo

Es la tercera vez que se propone despenalizar la eutanasia en la Cámara Baja. El PP acusa al PSOE de aprobar una "solución final" para efectuar "recortes sociales" y en pensiones: "La longevidad se convierte en un riesgo financiero". La previsión es que la ley pueda entrar en vigor en julio.

María Luisa Carcedo Congreso
La presidenta de la Comisión de Sanidad y diputada del PSOE, María Luisa Carcedo, este martes en el Congreso / EFE

La primera gran mayoría parlamentaria de la legislatura permitirá que el Congreso tramite la despenalización y regulación de la eutanasia. La Cámara Baja ha aprobado la admisión a trámite de esta ley, impulsada por el PSOE, con 203 votos a favor, 140 en contra y dos abstenciones.

Solo el PP y Vox se han opuesto a que el Parlamento comience a tramitar la ley de eutanasia; todos los demás grupos, incluido Ciudadanos, han votado a favor de esta proposición de ley, que es la primera que llega a la Cámara en la XIV Legislatura.

Tras este trámite, la iniciativa pasará a la Comisión de Sanidad, que se encargará de elaborar el texto de la futura ley. Antes, los grupos tienen un plazo para presentar las enmiendas que consideren oportunas al texto elaborado por el Grupo Socialista.

El debate sobre la regulación de la eutanasia ha sido bronco y ha estado marcado por unas polémicas declaraciones del portavoz adjunto del Grupo Popular en el Congreso, José Ignacio Echániz. Ya antes de la sesión plenaria, el conservador allanó el terreno para el debate parlamentario al asegurar que "Para el PSOE, la eutanasia es una política de recortes. Lo que hay es un intento de evitar costes al Estado del bienestar".

Las insinuaciones de Echániz se materializaron en su intervención en el Pleno en unas declaraciones que provocaron la bronca de todos los grupos del Congreso, a excepción de Vox. El diputado calificó la proposición del PSOE de "solución final".

"¿Qué creen que es mejor para el sistema en términos financieros?¿Que se viva mucho y que se siga gastando? ¿Y si incluimos la pensión? No lo van a reconocer pero es el sustrato de nuestra ley". En su alegato final ha señalado: "La longevidad se convierte así en un riesgo financiero".

A la posición del PP solo ha sido apoyada por Vox. De hecho, Ciudadanos, que junto a los otros dos partidos de la derecha suele marcar un perfil de oposición frontal al Gobierno, ha protagonizado uno de los reproches más duros a Echániz. La diputada de Cs Sara Jiménez ha asegurado estar "tristemente sorprendida": "Les pediría respeto, rectificación; utilizar y banalizar una materia tan importante me parece preocupante".

La encargada de defender la iniciativa ha sido la portavoz de la Comisión de Sanidad y diputada del PSOE, María Luisa Carcedo, que ha mencionado casos como el de Ángel Hernández, que fue acusado de un delito de cooperación al suicidio por ayudar a morir a su mujer, que sufría una enfermedad terminal.

El PP contraataca con una ley de cuidados paliativos

"Da igual la bancada donde nos sentemos, el dolor humano no tiene ideología. El dolor humano es eso, humano, y va vinculado a la condición humana", ha recordado Carcedo, que ha insistido en varias ocasiones que la regulación de eutanasia "habilita un derecho", y que son los pacientes los que eligen si quieren ejercerlo o no.

El PP aprovechó su intervención en el debate de eutanasia para anunciar el registro de una ley de cuidados paliativos que diera "una verdadera" garantía a aquellas personas que están sufriendo debido a enfermedades y patologías graves e irreversibles. Los grupos también le han afeado esto a los conservadores y les han acusado de querer "confundir" a la ciudadanía con dos cuestiones distintas.

"En los cuidados paliativos hay una muerte inminente, en la eutanasia no hay muerte predecible. No mezclemos churras con merinas, hay suficiente inteligencia en esta Cámara y en la ciudadanía española para poder discernir entre ambas", le ha replicado Carcedo a Echániz.

Fuentes de la dirección del PP se han desmarcado del discurso de su portavoz adjunto en el Congreso: "Esto es una cosa de Echániz, no del PP. Nuestra posición es la que defendió Cuca Gamarra (vicesecretaria de Política social del partido) cuando presentó nuestra ley de cuidados paliativos", informa Marta Monforte.

El PP se desmarca de la intervención de su portavoz adjunto: "Es cosa de Echániz, no del partido"

El ministro de Sanidad, Salvador Illa, que acudió este martes al Congreso para presenciar el debate sobre la despenalización de la eutanasia, no quiso entrar a valorar la intervención de Echániz en la tribuna pero sí que precisó que "las manifestaciones del PP y de Vox están fuera de lugar".

Fuentes socialistas apuntan a que la previsión es que la ley pueda estar aprobada en julio. En la XII Legislatura (2016-2019), el PP y Ciudadanos bloquearon una proposición de ley del PSOE sobre la eutanasia, registrada en 2018. Ambos grupos solicitaron ampliar el plazo de enmiendas en una veintena de ocasiones, y al final la iniciativa decayó con el adelanto electoral del 28 de abril.

Las sucesivas repeticiones electorales del pasado año mantuvieron la iniciativa paralizada, un bloqueo que el PSOE y Unidas Podemos buscan romper en esta legislatura. Los de Pedro Sánchez y los de Pablo Iglesias gozan de una importante mayoría en todas las comisiones, incluida la de Sanidad, además de tener la presidencia de este órgano, lo que les da la capacidad de agilizar los trámites sobre esta norma.

Sin embargo, las enmiendas, sobre todo las relacionadas con las cuestiones de competencias de las Comunidades Autónomas, podrían ralentizar los trámites. Grupos como el PNV o el BNG ya han anunciado que, a pesar de estar de acuerdo con los objetivos y el fondo de la ley de eutanasia, presentarán sus propias enmiendas.

Más noticias de Política y Sociedad