Público
Público

ExclusivaLas cloacas de Interior

EXCLUSIVA | Las grabaciones del comisario Los denunciantes de Gürtel fueron rastreados por Villarejo y Castaño tras alertar a Aguirre

La empresa mediadora fue DICO, que en 2005 estaba entre las diez inmobiliarias más importantes del sector y tenía grandes inversiones y proyectos en Majadahonda. El encargo se realizó después de que los concejales de dicho municipio, Juan José Moreno y José Luis Peñas, avisaran a la 'lideresa' de los tejemanejes de la constructora con Granados y de la red de Correa.  

Publicidad
Media: 4.27
Votos: 15

Francisco Granados e Ignacio González, ambos en libertad provisional a la espera de juicio por los casos Púnica y Lezo, respectivamente, junto a Esperanza Aguirre en un acto del Partido Popular en Madrid.

Ha sido la primera dirigente del Partido Popular en reconocer que se había reunido con el comisario José Manuel Villarejo sin que nadie se lo hubiera preguntado. "Espero que no me haya grabado", afirmó sonriente Esperanza Aguirre después de que salieran a la luz las conversaciones entre la ministra de Justicia Dolores Delgado, el policía ahora en prisión y el otro alto mando policial imputado en la Audiencia Nacional, Enrique García Castaño.  

En las conversaciones del año 2005 entre ambos comisarios que constan en el sumario abierto a García Castaño –también conocido como Blasillo por su relación con Fuerza Nueva o como El Gordo– queda claro que la expresidenta de la Comunidad de Madrid es su política de referencia, y no sólo en lo ideológico sino también por lo laboral. En concreto, citan un encargo, realizado para la constructora DICO, que consistió en "rastrear los teléfonos de los concejales de Majadahonda" –José Luis Peñas y Juan José Moreno–, justo después de que estos últimos denunciaran (el 24 de enero de ese año) a Esperanza Aguirre los amaños que quería obtener dicha constructora en el Ayuntamiento de Majadahonda. En la actualidad, imputada en la Operación Púnica que lleva la Guardia Civil.

"Esperanza Aguirre y lo que va a salir de Majadahonda"

Este es un tema recurrente en las conversaciones entre los dos comisarios a partir del mes de mayo y, por ejemplo, en una conversación de noviembre de 2005 Villarejo y García Castaño comentan: 

García Castaño: Cuando pasen unos días tenemos que dar caña en Periodista Digital. Nos dejaban unos pabellones, sonidos, escenario... y no porque era de la Esperanza.
Villarejo: Ah, sí...
G.C: Con Esperanza no quieren nada. 
V: Y además van a por ella a muerte, ya verás la campaña que van a empezar ahora con todo esto de Majadahonda, lo otro, la inmobiliaria, las corrupciones... A partir de ya todo esto va a ser la hostia porque quieren
[el PSOE] recuperar como sea el tema de la Comunidad. ¡¡Y como recuperen la Comunidad, macho...!!
G.C: Yo veo jodido que recuperen la Comunidad de Madrid...
V: Espero que no, porque como la recuperen nos tienen acorralados. 

El interés no es sólo político. Unos meses antes, a finales de julio, Castaño y Villarejo comentan el encargo que les había hecho el director de Seguridad de DICO, Pedro Díaz-Pintado, quién había sido Director Adjunto Operativo (DAO) de la Policía y que acababa de pasarse a la empresa privada. En este caso, fue Díaz Pintado quien les solicitó "el rastreo de los teléfonos de los concejales de Majadahonda", por intereses político-empresariales, ya que los concejales aún no habían puesto ninguna denuncia ni en los tribunales ni en la UDEF. 

"Pedro y los concejales de Majadahonda"

G.C: Todo el mundo en la empresa sabe que es Pedro [Díaz Pintado] quien está haciendo el trabajo. Ya es que estoy atando detalles, estoy atando detalles de todo lo de atrás: llamarme desde la oficina, pedirme el teléfono teniendo a alguien al lado, me dice "sí, sí este es el tío" con lo de Majadahonda, me dio el teléfono de los concejales de Majadahonda para que le pidiera el teléfono de los concejales de Majadahonda que me di cuenta cuando lo vi en el periódico... No me jodas, no es serio. Sin tomar medidas de Seguridad, si hay una filtración o un documento que se filtre de que han tenido acceso a algo... ¡vamos, no me jodas!

La importancia de estas relaciones de los comisarios Enrique García Castaño y José Manuel Villarejo con la empresa DICO –y con la investigación a los concejales de Majadahonda– consiste en que ayuda a comprender por qué la UDEF, dirigida por José Luis Olivera –a quien ambos mandos policiales llaman cariñosamente Oli en sus conversaciones– hizo caso omiso a todo lo relacionado con dicha constructora pese a que Peñas y Moreno pusieron a su disposición las grabaciones que durante años habían hecho a diferentes constructores relacionados con el PP de Madrid.  

Cómo desveló Público en octubre de 2005, en paralelo a estas conversaciones y al encargo hecho a los comisarios, Juan José Moreno y el exdirectivo de DICO Raúl Calvo se reunieron y en esa conversación el ejecutivo le confesó que David Marjaliza era "el tapado de Paco [Granados]" y que Esperanza Aguirre lo sabía. José Luis Peñas entregó dicha grabación a la UDEF en 2007, pero no fue hasta 2014 que la Guardia Civil comenzó a investigar a DICO, Marjaliza y Francisco Granados. Hasta entonces el objetivo de Oli había sido sólo la parte de las grabaciones que apuntaba a Francisco Correa, Ignacio González y Luis Bárcenas: el caso que hoy conocemos como Gürtel. 

Y sirva para muestra del profundo conocimiento de las corruptelas que la empresa DICO se traía en Majadahonda, precisamente en las fechas en las que los concejales grababan a sus ejecutivos, que García Castaño fue invitado a una de las cacerías que la constructora montaba, tal y como le relata a Villarejo a mediados de octubre de ese año. 

El empresario Robert de Balkany dialoga con Esperanza Aguirre durante la inauguración del centro comercial Gran Plaza 2, en abril de 2012. COMUNIDAD DE MADRID

La montería de Dico y el amigo de Juan Carlos I

G.C: El de la Comunidad, el de la Comunidad me dijo: 'Te tengo que dar un nombre y un teléfono', como la última vez que me pidió los de los concejales... 'Te tengo que dar un nombre!, me dijo, 'porque tengo una reunión con un tío que trabaja aquí en la Comunidad de Madrid' y me dijo: 'te tengo que dar un nombre para que me lo mires'. Pues te lo miro. 
V: Bueno, tú lo coges y ya buscaremos la fórmula de tenerlo rastreado, tal y cual... Lo que está claro...
G.C: [ininteligible)]...vete a tomar por culo cabrón, te tenía que haber cobrado el doble. 
V: ¿Qué te diría? ¿Que está contento, por lo menos? ¿No?
G.C: Se le ve muy chulo; además, mira que es puta. Ayer me hace una que te cagas. Me hace cada putada el cabrón. Y yo se la hago porque somos amigos. Es que nunca tiene un detalle conmigo, el hijo de puta, ven aquí que te voy a regalar... 
Me va a llevar a cazar a una montería que paga DICO... Y me dice, habla con el Paco este de El País, que está con el rollo este... total, que ayer quedé con el Paco Mercado. 
V: Menudo tío malo.
 
G.C: Ya, ya. Pero bueno, que si ETA, la negociación, tema de inmigración, tal, lo que necesites, pa, pa, pa... 
V: ¿Esto a través de Pedro?
G.C: Sí, y antes le pregunto y '¿Pedro, qué pasa con la empresa y con sus rollos?'; y me dice: 'ná, ese ná, lo que pasa es que la empresa esa está ahí muy calentito y algún día alguien va a hablar y va a salir...'
V: ¿Eso dijo él? Qué hijoputa
G.C: Dice 'yo no voy a hacer nada, pero está muy calentito, todo el mundo habla de esa empresa de él y alguna empresa más... pero yo no voy a hacer nada'. Y esa era la labor, mamarle la polla al hijoputa este. ​

Y es que lo que estaba "calentito" en ese momento para DICO, como quedó grabado en las cintas que Peñas y Moreno entregaron a la UDEF –aunque la Policía ni las transcribiera– es que la empresa ahora investigada en la Púnica fue pantalla para un pelotazo de un amigo del rey Juan Carlos, Robert Balkany, como en su día desveló Público.

Más noticias en Política y Sociedad