Público
Público

ExclusivaLa verdad sobre el imán de Ripoll (1)

La verdad sobre el imán de Ripoll (1) | EXCLUSIVA El cerebro de la masacre de Las Ramblas fue confidente del CNI hasta el día del atentado

Tras un año de investigación, ‘Público’ ha reunido fuentes de inteligencia, documentos confidenciales y datos extraídos de las investigaciones sobre los atentados terroristas cometidos en Barcelona y Cambrils por la célula yihadista que dirigía Abdelbaki es Satty, como para poder asegurar que ese imán de Ripoll seguía siendo considerado informador de los servicios secretos españoles –por ellos mismos– el día en que su discípulo Younes Abouyaaqoub asesinó a 13 personas, hace dos años.

Publicidad
Media: 3.84
Votos: 116

Informe reservado del servicio secreto sobre los viajes en Europa, a finales de 2016, de los autores de los atentados de Barcelona y Cambrils.

Bin Laden fue quien inventó el sistema indetectable de comunicación conocido como “buzón muerto”. Pero los servicios de espionaje lo han adoptado como herramienta de contacto con sus informantes encubiertos, y ese método de transmisión –que no se puede interceptar porque en realidad no se envía nada– es el que empleó el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) para comunicarse con su confidente más secreto: el imán de Ripoll, Abdelbaki es Satty, cabecilla de los terroristas que cometieron la matanza de Las Ramblas de Barcelona hace dos años.

Más aún, ese "correo muerto" (como también lo denominan los espías) estuvo activo al menos hasta dos meses antes del atentado de Las Ramblas –en el que perecieron 13 personas, incluido el niño de 3 años Javi Martínez, y más de un centenar resultaron heridas–, tal como ha podido verificar Público, que ha logrado acceso a las capturas de pantalla de esa cuenta secreta de Gmail: adamperez27177@gmail.com

Códigos manuscritos entre los restos de Alcanar

Los códigos de este "buzón muerto" estaban escritos en un papel manuscrito hallado entre los restos del chalet abandonado de Alcanar (en Tarragona, cerca del límite con Castellón), donde los terroristas almacenaban gran cantidad de explosivos y voló en pedazos el 16 de agosto de 2017, descuartizando al propio Es Satty y a uno de sus cómplices: Youssef AAlla.

En ese trozo de papel figuraba, junto a la dirección del buzón secreto, lo que a todas luces parecía como una contraseña: PEREJUAN18. Y lo era, claro. Como se pudo comprobar cuando –tras solicitar los investigadores el oportuno permiso a la autoridad judicial– accedieron a ese correo electrónico y extrajeron la siguiente información:

Fecha de la última modificación de la contraseña del "buzón muerto" empleado por el CNI para comunicarse con el imán de Ripoll, Abdelbaki Es Satty.

El sistema del "buzón muerto" es imposible de interceptar porque jamás se transmiten datos por Internet

Y, tal cual sospechaban, figuraban dos borradores sin enviar. Puesto que es así como funciona el sistema del buzón muerto: se abre una cuenta nueva de correo electrónico en cualquier plataforma pública –Gmail, Hotmail o la que se desee– pero no se hace nunca uso de ella para enviar o recibir mensajes, sino que los que conocen las claves de usuario y contraseña se limitan a escribir borradores y dejarlos allí pendientes de envío. Su interlocutor accede después a la cuenta y puede ver lo escrito, respondiendo por el mismo método.

Como jamás hay transmisión de datos en la red, este sistema es imposible de interceptar puesto que no se registra señal ninguna en internet de esa actividad, salvo para los que conozcan de antemano que ese usuario –siempre identificado con nombres anodinos– es de interés, y además cuenten con el password elegido por el que lo creó; código que no está registrado ni siquiera por el administrador del servidor de correo.

No sólo eso, sino que también se puede añadir una segunda capa de protección con la verificación en dos pasos, la cual envía un código de un único uso al teléfono preestablecido para que se introduzca cada vez que se inicie sesión. De forma que aunque alguien lograse robar la contraseña no conseguiría acceder a la cuenta a menos que también se hubiera hecho con el móvil correspondiente.

En todo caso, los investigadores policiales comprobaron que adamperez27177@gmail.com era un correo electrónico sin datos personales asociados, cuya última modificación de contraseña fue el 14 de marzo de 2017, y que tenía todas las características de la técnica del “buzón muerto” usada en el mundo del espionaje y del que también se hacen eco en varios manuales terroristas de Al Qaeda accesibles en Internet:

Los dos borradores del "buzón muerto" de Es Satty

Captura de pantalla de los dos borradores en el "buzón muerto" de Es Satty, en los que el controlador del CNI le pide que escriba mensajes por ese método imposible de interceptar.

Como se aprecia en la imagen que encabeza este artículo, una persona en perfecto castellano, el 24 de mayo de 2017, escribió:

"VEO QUE HAS PODIDO ENTRAR, NO TIENES MAS QUE DEJAR ESCRITO UN MENSAJE COMO ESTE COMO BORRADOR Y YO LO LEERÉ. YA PUEDES EMPEZAR A ESCRIBIR COSAS. GRACIAS AMIGO".

Posteriormente, el 19 de junio de 2017, esa misma persona escribe:

"NO TIENES NADA QUE ESCRIBIRME O ES QUE NO PUEDES HACERLO. HOY ES LUNES 19 DE JUNIO”.

A los investigadores que descubren esos mensajes no les cabe ninguna duda de que el controlador (en el CNI) de Es Satty había creado un correo electrónico para comunicarse con él, donde el imán de Ripoll pudiera dejarle las informaciones que consiguiera. En el correo del 24 de mayo el controlador observa cómo Es Satty ya ha entrado en el correo, le da una especie de bienvenida, y le indica que lo que le quiera contar lo escriba en la carpeta de “borradores”. Después, el 19 de junio, el controlador, ante la ausencia de informaciones de su confidente, le pregunta si no le ha escrito nada porque no ha podido o porque no tenía nada que contarle.

Pero lo verdaderamente relevante es que este último correo, el del 19 de junio, es de menos de dos meses antes de los atentados de Barcelona y Cambrils, cuando la célula yihadista de Ripoll ya había iniciado los preparativos para cometer acciones terroristas, tanto en la búsqueda de objetivos como en la adquisición de los medios que iban a utilizar en los atentados.

Younes y Aalla estuvieron "meses" fabricando bombas

De hecho, en los interrogatorios del único superviviente de la gran deflagración de Alcanar (Mohamed Houli Chemlal), reflejados en el sumario de la investigación –al que Público también ha tenido acceso–, éste afirma que Younes Abouyaaqoub –el asesino de Las Ramblas– y Aalla llevaban “meses” fabricando allí explosivos (folios 188 y 189):

2.- Mohamed HICHAMY, junto con Younes ABOUYAAQOUB y Youseef AALLA fabricaban explosivos. Según la declaración de Mohamed HOULI CHEMLAL, en concreto confeccionaban bombas de tubo y Mohamed HICHAMY introducía cajas pequeñas de tornillos como metralla.

3.- Mohamed HICHAMY tenía una caja llena de láminas metálicas de diferentes tamaños con diferentes formas geométricas y cortantes para usarlo como metralla en el interior de las furgonetas, hecho que se ha demostrado cierto tras la práctica de la diligencia de entrada y registro de su domicilio (INDICIO A-10)

Pero este diario ha podido ver, asimismo, los informes reservados que el CNI ha aportado al equipo de investigadores de los atentados, en los que se especifican con todo lujo de detalles los viajes que efectuaron esos mismos terroristas medio año antes:

El CNI conocía los planes de los terroristas en sus viajes

El viaje de Hichamy y Aalla a Suiza y Alemania (Basilea, Freiburg im Breisgau y Zurich) del 18 al 20 de diciembre de 2016; así como el de Abouyaaqoub, Aalla y Hichamy a Francia y Bélgica (París y Bruselas) los días 25 a 28 de ese mismo mes, esta vez a bordo del mismo Audi A-3 (matrícula 9676BHF) que después emplearían en el atentado de Cambrils:

Informe reservado del servicio secreto sobre los viajes en Europa, a finales de 2016, de los autores de los atentados de Barcelona y Cambrils.

Como se puede leer en esta última imagen, los agentes del CNI siguieron minuciosamente todos los movimientos, a través de cuatro países, de los tres jóvenes que fabricaban los artefactos explosivos en Alcanar, no sólo controlando sus itinerarios y medios de desplazamiento, sino incluso conociendo previamente sus planes:

El objetivo de este viaje era que Mohamed Hichamy comprase en Freiburg un Subaru Impreza de segunda mano, hecho que finalmente no se produjo”.

Es obvio que el CNI sabía lo que esos terroristas pretendían hacer –pero no llegaron a efectuar– porque estaba escuchando lo que hablaban entre ellos, ya que también es capaz de señalar los números de los teléfonos móviles de los tres y de precisar:

“Al no comprar el automóvil, se ven obligados a buscar un medio de transporte para la vuelta. Así, Mohamed Hichamy contactó con Younes Abouyaaqoub y le solicitó que les reservase el vuelo de regreso (Zurich-Barcelona el 20.12.2016).”

"Utilizan el Audi A3 empleado en el atentado de Cambrils y usado con frecuencia por miembros de la célula para sus desplazamientos entre Ripoll y Alcanar" 

¿Cómo es posible que los servicios secretos españoles estén al corriente de todos esos detalles, incluidas las conversaciones entre los terroristas sobre sus proyectos y objetivos, pero no ponga fin a esas actividades de preparación de los atentados? Porque también conocen sus continuos tránsitos por carretera entre Ripoll, en cuya mezquita Es Satty pronunciaba inflamatorios sermones islamistas, y Alcanar, donde se dedicaban a fabricar los explosivos y construir las bombas (la negrita y subrayado son nuestros):

“En este traslado utilizan el vehículo empleado para el atentado de Cambrils (Audi A3 matrícula 9676BHF) cuyo titular es Mohamed Aalla, pero utilizado con frecuencia por varios miembros de la célula para sus desplazamientos entre Ripoll y Alcanar”.

Pero esto no es todo, ya que Público tiene conocimiento de que el servicio secreto español seguía vigilando y controlando a los terroristas hasta el mismo día del atentado de Las Ramblas, puesto que no fue hasta la mañana siguiente de la masacre cuando se borró del registro central de fuentes del CNI la ficha del mismísimo Es Satty.

Y este diario está en posesión de muchas más pruebas que sostienen y acreditan el titular de esta primera crónica de nuestra exclusiva, pero cuya exposición es larga y merece un nuevo artículo… mañana mismo.

...CONTINUARÁ

Más noticias en Política y Sociedad