Público
Público

El exdirector de la DGT se salta la ley de  incompatibilidades al ocultar su trabajo como asesor privado de seguridad vial

Gregorio Serrano mintió a la Oficina de Incompatibilidades, a la que no informó de su nuevo trabajo, algo a lo que está obligado por ley por haber sido un ex alto cargo del Gobierno.

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

El Director general de Tráfico, Gregorio Serrano, durante su comparecencia para informar de su gestión en el colapso de la autopista de peaje AP-6 en el Congreso de Los Diputados. - EFE

Gregorio Serrano, director de la Dirección General de Tráfico (DGT) en el Gobierno de Mariano Rajoy, se ha saltado la normativa de incompatibilidades por su trabajo como consultor en materia de seguridad vial. Como ex alto cargo debe informar de su actividad privada durante los dos años posteriores a su cese. Pero, según publica este martes la plataforma Newtral, Serrano mintió a la Oficina de Incompatibilidades, a la que no pidió la autorización exigida por ley y a la que ocultó su nuevo empleo. 

Serrano informó el 18 de octubre a la Oficina de Incompatibilidades de que estaba desempleado. Sin embargo, tal y como apunta la plataforma liderada por la periodista Ana Pastor, el exdirector de la DGT había montado una empresa para prestar labores de consultoría sobre seguridad vial. Además, también se había incorporado a otra empresa de logística y seguridad vial.

Sólo después de que la Oficina de Incompatibilidades le pidiera explicaciones, Serrano ha pedido autorización, dos meses después de crear su consultora. Hasta 22 antiguos altos cargos del Ejecutivo de Rajoy han pedido permiso en las últimas semanas para trabajar en el sector privado. 

Hace una semana, el Ministerio del Interior inició una investigación del uso que Serrano y el exministro Juan Ignacio Zoido han hecho de una residencia de huérfanos de la Guardia Civil. Según adelantó este diario, Zoido se beneficia de una habitación doble del recinto, ubicado en el centro de Madrid.

Días después, Newtral desvelaba que Serrano también durmió y desayunó en la residencia en al menos dos ocasiones en lugar de alojarse en un hotel. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, al ser preguntado por la información, pidió disponer de todos los datos y saber quién tiene derecho a pernoctar en esa residencia, en qué circunstancias y si se puede utilizar como, al parecer, hizo Serrano.

Mientras tanto, el ministro dijo que a él, como titular de Interior, no le parece "lo más ético" que un ex alto cargo de ese departamento duerma allí, "independientemente de un mayor o menor derecho". Recordó asimismo que la asociación de huérfanos de la Guardia Civil es un organismo autónomo, al que ha pedido los datos pertinentes, pero insistió en que lo lógico es que la residencia se utilice para "necesidades más perentorias".

Más noticias en Política y Sociedad