Público
Público
ÚLTIMA PALABRA

El exdirector de RTVV desmiente a Camps: recibió 'instrucciones políticas' para adjudicar 7,5 millones a Gürtel

Visto para sentencia el juicio sobre los negocios de la trama con motivo de la visita del Papa a Valencia en 2006.

Camps comparece como testigo en el juicio del 'caso Gürtel'
Imágenes del expresidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps , a su salida del Palacio de Justícia, donde testificó en el juicio del 'caso Gürtel' por la visita del Papa a Valencia.

julia pérez

El exdirector de Radiotelevisión Valenciana Pedro García Gimeno ha confirmado en el turno de la última palabra que recibió instrucciones políticas para adjudicar un contrato de casi 7,5 millones de euros destinados al "enriquecimiento personal" de miembros del Grupo Correa durante la visita del Papa Benedicto XVI a Valencia en 2006.

García Gimeno ha leído un escrito ante el tribunal de la Audiencia Nacional donde reconoce la existencia de estas intrucciones, lo que desmiente a Francisco Camps, expresidente de la Generalidad Valenciana, quien en el juicio negó que hubiera ordenado adjudicaciones a la trama.

El exdirector de la televisión valenciana ha conseguido así que la Fiscalía rebaje su petición de pena de 40 a siete años de prisión con la condición de que refuerce su confesión en el turno de última palabra.

Tanto García Gimeno como la defensa del número 3 de la trama, Álvaro Pérez, sostienen que Camps mintió en el juicio y, junto a la Fiscalía, han pedido que el tribunal deduzca testimonio. Esto es, que envíe a los juzgados la declaración de Camps para que se investigue si cometió falso testimonio.

Televisión valenciana puso en marcha un operativo de 300 profesionales para emitir la señal de la retransmisión de la visita del Papa. La trama de Francisco Correa consiguió la adjudicación de un montaje de pantallas y sonido por las calles de Valencia a través de una empresa instrumental por un gasto total 7.493.600 euros.

Según la Fiscalía hubo un reparto de más de tres millones de euros entre repartió más de tres millones de euros con los miembros de la trama Francisco Correa, Pablo Crespo, Álvaro Pérez, El Bigotes, y el también acusado José Ramón Blanco Balín, asesor del grupo.

García Gimeno, que ha expresado su "profundo arrepentimiento por el error cometido" y ha pedido perdón, ha admitido que recibió casi medio millón de euros y que fue agasajado con prendas de vestir por el importe de 3.550 euros.

También ha admitido que, para hacer efectivos los trabajos de la retransmisión e instalación de pantallas, participaron "bajo su responsabilidad", los entonces directivos Ricardo Calatayud y Luis Sabater, también acusados.

Sabater, ex jefe del departamento técnico de RTVV, ha ejercido también su derecho a la última palabra para admitir que la primera vez que escuchó sobre el contrato para la instalación de pantallas fue en una reunión en la que Juan Cotino, expresidente de las Cortes Valencianas, indicó a García Gimeno encargarse de ello y que por ese motivo este último le ordenó ponerse en contacto con 'el Bigotes'.

Cotino, amigo de García Gimeno según ha admitido este último, falleció recientemente a consecuencia de la covid-19.

El último en intervenir ha sido el exdirector de Antena de RTVV Antonio de la Viuda, quien ha lamentado que las confesiones lleguen al finalizar el juicio y no al inicio, y ha justificado su intervención en la contratación en la "confianza" que tenía en Sabater; era el "mejor" en cuestiones técnicas.

Visto para sentencia... once años después

El resto de la veintena de acusados han renunciado a este turno de última palabra. El juicio, cuya vista oral comenzó el pasado 9 de marzo y tuvo que ser suspendida durante el estado de alarma, ha quedado visto para sentencia. Más de once años después de iniciarse la investigación.

Más noticias de Política y Sociedad