Público
Público

Los exdirigentes del PNV condenados por corrupción aguardarán la resolución de sus recursos en libertad 

A pesar de lo solicitado por la Fiscalía, la Audiencia de Araba se niega a encarcelar a los exmiembros de la formación nacionalista que integraban una red dedicada al cobro de comisiones irregulares.

Alfredo de Miguel (derecha) junto a su abogado en una imagen de archivo. EFE

Alfredo de Miguel, el ex número dos del PNV alavés, podrá pasar las Navidades en casa y no dentro de una cárcel. Así lo ha decidido este viernes la Audiencia Provincial de Araba, que ha desestimado la petición de la Fiscalía y ha permitido que tanto De Miguel como otros cinco condenados por la trama corrupta en territorio alavés aguarden la resolución de sus respectivos recursos en libertad.

En efecto, el Ministerio Público había solicitado el jueves que cinco condenados por el denominado “caso de Miguel” ingresaran en prisión para cumplir con el dictamen de la justicia, que el pasado martes decretó penas de cárcel para varios acusados por lo que se considera ya como el mayor caso de corrupción en Euskadi.

De Miguel y los también ex dirigentes nacionalistas Koldo Otxandiano y Aitor Telleria estaban citados a primera hora de la mañana de este viernes en la Audiencia, a efectos de conocer si debían entrar en prisión o si, tal como finalmente ha ocurrido, podrían permanecer libres hasta que se conozca la resolución de sus recursos. Junto a ellos también han comparecido el ex director de Juventud del Gobierno Vasco en la etapa de Ibarretxe, Xabier Sánchez Robles, y el empresario y ex concejal del PNV Iñaki San Juan.

Todos ellos acumulan las penas más altas, que van desde los 13 años y tres meses de condena para De Miguel a los cinco años y tres meses de San Juan. La justicia comprobó que todos ellos, junto a otros empresarios condenados a penas más bajas, formaban parte de una red dirigida a “obtener irregularmente contratos o adjudicaciones públicas de diferentes Administraciones o entes públicos gobernados por el partido en el que militaban”, en relación al PNV.

"Contratos simulados"

Los ahora condenados también se dedicaban a “solicitar y obtener el pago de comisiones de las personas jurídicas o mercantiles que obtuvieron adjudicaciones de contratos de diversos entes públicos” a través de dos mercantiles, así como a “solicitar y obtener el pago de cantidades dinerarias con base en negocios jurídicos o contratos simulados y que no se ajustaban a la realidad, enmascarando el pago de comisiones”.

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, y el lehendakari, Iñigo Urkullu, pidieron “disculpas” a la ciudadanía tras conocerse esta sentencia. Ortuzar, en cualquier caso, reivindicó la actuación del partido contra los acusados y negó que la formación nacionalista se hubiese beneficiado de esta trama, marcando así distancia de otros casos como Gürtel o los ERE de Andalucía.