Público
Público
Únete a nosotros

Exhumación de Franco La familia Franco grabó un vídeo dentro del panteón de Mingorrubio pese a que estaba prohibido

Preguntada por este vídeo, la ministra portavoz en funciones ha explicado que "hubo una cuidada preparación, esmerada preparación" de todo el proceso de la exhumación del dictador y que "todo el mundo conocía las reglas del juego".

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 12

Una captura del vídeo grabado en el pateón de Mingorrubio.

Los familiares de Francisco Franco protagonizaron este jueves tras la reinhumación del dictador en el cementerio de Mingorrubio algunos momentos de tensión con los policías, con quienes mantuvieron un forcejeo, según se puede ver en un vídeo grabado en el panteón, pese a que estaba prohibido grabar imágenes, en el marco de un minucioso plan del Gobierno para la exhumación y posterior inhumación.

El Ejecutivo se Pedro Sánchez, en coordinación con la Guardia Civil, la Policía Nacional y el Ejército del Aire, blindó este jueves la basílica y Mingorrubio con un dispositivo de seguridad sin precedentes, esto es, se instaló un escáner y un detector de metales. Además, como medida de seguridad adicional, se levantó una carpa sobre la tumba del dictador en la basílica a la que sólo pudieron acceder pocas personas.

En este contexto, los agentes de Policía requisaron a los familiares a la entrada de la basílica del Valle de los Caídos los teléfonos móviles que llevaban, a fin de evitar la toma de imágenes. Sin embargo, un día después del acto, varios medios han publicado un vídeo grabado por un miembro de la familia dentro del panteón de Mingorrubio, pese a que estaba prohibido. 

En la grabación pueden verse y escucharse las protestas de algunos de los familiares, que se quejan de que los agentes no les dejaban salir del panteón. "¡Esto es una dictadura!", dice uno de los familiares, a lo que otro añade: "¡Ya está bien hombre, un poquito de dignidad, después de lo que han hecho¡". Puede oírse también como una de las mujeres de la familia Franco exclama: "¡Pero déjenos salir por favor¡". "¡Qué vergüenza!", afirma otro mientras puede verse un pequeño forcejeo con los responsables de seguridad.

El vídeo ha salido a la luz después de que este viernes el nieto del dictador Francis Franco explicara a los periodistas que habían "estado a punto de detenerle porque decían que había grabado un acto familiar", en alusión a los últimos cinco minutos que pasaron en el panteón del cementerio que calificó de "desagradables".

Preguntada por esta grabación, la ministra portavoz en funciones, Isabel Celaá, ha explicado que "hubo una cuidada preparación, esmerada preparación" de todo el proceso de la exhumación de Franco y que "todo el mundo conocía las reglas del juego".

En la rueda de prensa tras el Consejo de ministros, Celaá ha añadido que "era público lo que se vio en el exterior", mientras que, tanto en la basílica del Valle de los Caídos como en la cripta de Mingorrubo, "se hizo un espacio para la privacidad". Por lo tanto, ha puntualizado, "no nos sentimos, en absoluto, acreedores de ningún tipo de queja".

En este sentido, Eduardo Ranz, el abogado que contrató el Ministerio de Justicia como asesor para, entre otros menesteres, sacar a Franco del Valle de los Caídos, ha asegurado a Público que, con la información disponible hasta el momento, no se puede determinar si esta acción incurre en algún tipo de delito ni de qué tipo –en caso de que así sea–. "Lo prudente es esperar al informe de la Delegación de Gobierno", ha señalado a este medio.

¿Y la bandera preconstitucional y el "viva Franco"?

El Gobierno señaló también que no se permitiría a la familia cubrir el ataúd con bandera alguna, como habían solicitado los Franco, ni tampoco se rendirían honores. Pero, ¿se cumplieron todas estas medidas? La respuesta es "no". Vamos por orden.

El nieto varón mayor del dictador, Francisco Franco Martínez-Bordiú, conocido como Francis Franco, intentó acceder a la basílica con una bandera preconstitucional en la mano –la misma insignia con la que Franco fue enterrado en 1975–, aunque el Ejecutivo se lo impidió y le obligó a dejarla en la entrada.

Además, antes de que los familiares introdujeran el ataúd en el coche fúnebre, ya en la explanada del Valle de los Caídos, los miembros de la familia allí presentes gritaron "viva Franco". En este sentido, el presidente del Gobierno ha avanzado que el Ejecutivo va a estudiar los gritos escuchados por si pudieran ser motivo para la apertura de un expediente sancionador, aunque considera que no es el asunto principal de la exhumación de los restos del dictador.

En esta línea, Ranz ha expuesto a Público que el hecho de portar una bandera preconstitucional, "un hecho que todo el mundo vio", y exclamar "viva Franco", en suelo público, puede ser susceptible de un expediente sancionador por exaltar la figura del dictador.

Más noticias en Política y Sociedad