Público
Público

EXHUMACIÓN DE FRANCO Un grupo fascista irrumpe en la concentración por la memoria histórica en el Valle de los Caídos

A pesar de los insultos e insinuaciones de amenazas de varias personas que buscaban confrontar y hacer apología al mausoleo de Franco, la manifestación ha reunido a unas doscientas personas.

Publicidad
Media: 2.83
Votos: 18

La concentración por la memoria histórica a la entrada del Valle, increpada por un grupo de fascistas. / Ana Miranda

La concentración convocada este sábado en el Valle de los Caídos por varias asociaciones en defensa de la memoria histórica ya ha vivido los primeros incidentes. Apenas una hora después de que diese comienzo su convocatoria programada a las 11.00 horas, un grupo de hombres jóvenes, con los rostros tapados por gafas de sol y banderas de España a modo de pancarta y al grito de "El Valle no se toca", ya se habían congregado frente a esta concentración pacífica a modo de confrontación. 

"Hay gente a la que le molesta que se reivindique la democracia", denuncia la eurodiputada del Bloque Nacionalista Gallego (BNG) Ana Miranda. La representante cuenta a Público que este grupo de "cobardes" han comenzado a insultar y a insinuarse con los puños a las más de doscientas personas que allí se encontraban.

También relata que muchos coches llevan accediendo durante toda la mañana al mausoleo para rendir apología a Franco, mientras que ellos permanecen pacíficamente a las puertas del lugar, sin acceder hasta él

Lizeth Valeros, portavoz de la organización de la concentración antifascista, relata que han intentado "intimidarlas", y critica que la Guardia Civil, allí presente, debería haber tomado "medidas más contundentes, como hace en otros casos". "Llevaban la cara tapada, como si fueran bozales. Es algo que no tenemos por qué tolerar", declara Valeros.

Varios fascistas irrumpen en la concentración pacífica por la memoria histórica. / Ana Miranda

Las personas concentradas han acudido a esta convocatoria organizada por las asociaciones del Foro Social de la Sierra de Guadarrama, el Foro por la Memoria de la Comunidad de Madrid y La Comuna, y se han reunido a las puertas del Valle para pedir que se cumpla con las exigencias de una memoria histórica antifascista.

Así, además de la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco, exigen el traslado de los de Primo de Rivera, la desacralización de la Basílica, la retirada de la cruz y la conversión de dicho espacio en un memorial antifascista.

Miranda que ha acudido en nombre del grupo de Memoria Histórica del Parlamento Europeo –conformado por representantes de todas las formaciones del Estado menos el PP y Ciudadanos– en apoyo a estas asociaciones, incide en que "no habrá democracia mientras siga pasando lo que ocurre con el Valle de los Caídos y el Pazo de Meirás".

"Es necesario que se acabe con la exaltación del fascismo en España, como ya se hace en el resto de Europa", reivindica la representante, "queremos exigir a Pedro Sánchez que cumpla con su palabra y haga lo que no ha hecho el PP".

Valero, por su parte, considera que con la concentración "se han cumplido los objetivos" y que "la sociedad va muy por delante de quienes hacen exaltaciones al fascismo". Aún así, recuerda que volverán el 20 de noviembre a seguir reclamando la aplicación de una memoria histórica justa.

Mientras que estas asociaciones buscan que esa transformación del Valle en un memorial histórico, Pedro Sánchez parece descartar la idea inicial que planteó en su propuesta Ramón Jáuregui para convertirlo en un lugar de reconciliación, planteando que se destine a ser un museo de la Guerra Civil.

Esta concentración se produce solo seis días después de que cientos de fascistas protestasen en el mismo lugar contra la exhumación de los restos del dictador en una "perigrinación nacional", convocados por la asociación Movimiento por España, para defender que el franquismo "no es residual". 

Más noticias en Política y Sociedad