Público
Público
Únete a nosotros

EXHUMACIÓN DE FRANCO Incertidumbre y fuego cruzado en la ultraderecha a pocas horas de la exhumación de Franco 

La Fundación Franco desconvoca su acto tras no ser autorizado por la Delegación de Gobierno, lo que provoca críticas del partido neonazi Alianza Nacional, que asegura que este jueves acudirá al cementerio “con o sin permiso”.

Publicidad
Media: 2
Votos: 3

Un hombre con una camiseta con la bandera franquista en el Valle de los Caídos. REUTERS/Juan Medina

Lejos de unirles, la exhumación de Francisco Franco ha terminado agrandando aún más la grieta que existe entre los ultraderechistas españoles. En vísperas de la retirada de los restos del dictador del Valle de los Caídos, la extrema derecha ha vuelto a poner al descubierto sus rencillas y divisiones. La decisión de la Delegación de Gobierno de no autorizar las concentraciones convocadas en Mingorrubio ha sido la gota que ha derramado el vaso.

El terremoto informativo se nota especialmente en los ordenadores de la Fundación Nacional Francisco Franco (FNFF), donde estos días no paran de redactar comunicados: a lo largo de las últimas semanas, la entidad franquista ha hecho públicas distintas declaraciones relacionadas con el proceso de exhumación del dictador. La última, elaborada este mismo miércoles a la mañana, no era para criticar al Gobierno, sino para desligarse de sus propios seguidores y “camaradas”.

Nada más conocerse la prohibición del acto que habían convocado este jueves para “rezar” por Franco a su llegada al cementerio de Mingorrubio, la fundación se ha apresurado a “desconvocar” su llamamiento “a expensas, no obstante, del recurso correspondiente que esta Fundación ejercita en este momento ante el Tribunal Superior de Justicia de Madrid”.

Un día antes, la FNFF ya había advertido que se desvinculaba oficialmente de “todo acto, manifestación y comportamiento que se salga del hecho de ir a rezar unas plegarias por el que fue Jefe del Estado español de 1936 a 1975”.

Esa declaración encrespó al partido neonazi Alianza Nacional (AN), que a principios de semana había anulado una convocatoria propia –pensaban concentrarse el martes por la noche en el Valle de los Caídos– para sumarse al llamamiento lanzado por la FNFF. “La Junta Directiva de la Fundación Franco es indigna del Capitán y Caudillo al que pretenden representar”, lanzó AN en Twitter.

Uno de sus principales dirigentes, Pedro Pablo Peña –quien en su perfil en Twitter (ahora cerrado) se definía como “hitleriano”-, advirtió que nada ni nadie les haría cambiar de plan. “Que les quede claro, con la Fundación o sin ella, con la autorización o la prohibición de la Delegación de Gobierno, acudiremos al Cementerio de Mingorrubio-El Pardo para rendir homenaje al Fundador del Nuevo Estado”, afirmó desde su cuenta en Facebook.

“Iremos con o sin permiso”

Fuentes de la dirección de AN confirmaron a Público que mantienen su decisión de acudir a Mingorrubio. “Legal o ilegal, con permiso o sin él, nosotros vamos”, aseguraron. En ese contexto, señalaron que la decisión de los responsables de la Fundación Franco de desconvocar el acto “es muy típico de ellos”. “Prefieren faltar a los principios que deben representar para evitar que les ilegalicen, pero a nosotros eso nos preocupa muy poco: hoy somos un partido legal, y si mañana nos ilegalizan actuaremos como ilegales”, afirmaron.

"Tenemos derecho" 

Por su parte, fuentes del Movimiento Católico Español (MCE) y Acción Juvenil Española, dos organizaciones declaradamente franquistas, han asegurado a Público que este jueves acudirán al cementerio de Mingorrubio pese a la prohibición de la Delegación de Gobierno. “Somos españoles, pisamos suelo español y por tanto tenemos derecho a estar en nuestra patria y en nuestro suelo, así que iremos”, indicaron. “Secuestrar un cuerpo, ocultarlo, trasladarlo de esta manera, es una actuación totalitaria y abusiva que los buenos españoles no podemos consentir”, afirmaron.

Del mismo modo, dijeron “entender la decisión de la Fundación Franco” a la hora de desconvocar la concentración, lo que interpretan como “una decisión de no asumir responsabilidades de cualquier tipo que se les quieran atribuir ante lo que pueda suceder”.

Más noticias en Política y Sociedad