Público
Público

Exhumarán al marido de la "Duquesa Roja" por la demanda de la hija de una sirvienta

La herencia es millonaria y el Código Civil establece que no se puede discriminar a los hijos por razón de su nacimiento

El duque de Medina Sidonia, hijo de la Duquesa Roja. EFE

EFE

SEVILLA.- Un juzgado ha fijado para el 23 de marzo la exhumación del marido de Luisa Isabel Álvarez de Toledo, duquesa de Medina Sidonia y conocida como la "Duquesa Roja", por la demanda de una mujer, hija de la sirvienta de la familia y que podría obtener una herencia millonaria si se comprueba su filiación con el aristócrata.

La exhumación del cuerpo de Leoncio González de Gregorio y Martí se hará en Quintana Redonda (Soria) para determinar la posible filiación de la hija de la sirvienta, Rosario Bermudo Muñoz, de 65 años, según ha informado el abogado que lleva la demanda, Fernando Osuna.

El médico tomará muestras del cadáver, que enviará al Instituto Anatómico Forense para determinar la paternidad, tras lo cual se inhumará el cuerpo, ha afirmado el abogado antes de explicar que "se ha comprobado que hay un patrimonio muy alto" en litigio.

Tras la entrada en vigor de la Constitución y de las normas reformadas del Código Civil, "no se puede discriminar, a efectos hereditarios, a los hijos, según se hayan concebido o no fuera del matrimonio", subraya el representante de la hija de la sirvienta.

"Repudiada y abandonada" en los años 50

La demandante, que vive en Écija (Sevilla), asegura que su madre, cuando era joven, fue sirvienta de la familia de Luisa Isabel Álvarez de Toledo, la "Duquesa Roja", y mantuvo una relación extramatrimonial en la década de los años cincuenta con su marido.

La sirvienta, "repudiada y abandonada" a su suerte, según el abogado, contrajo matrimonio en 1956 con otro hombre y ambos tuvieron seis hijos.

Ese hombre, "por el gran amor y respeto" que tenía a su esposa, reconoció a la demandante como hija suya, agrega la demanda.

Los restos de Leoncio González de Gregorio y Martí, quien fuera esposo de Luisa Isabel Álvarez de Toledo, iban a ser exhumados el pasado 21 de abril en Quintana Redonda por orden de un juez, aunque su hija de la duquesa logró paralizar la exhumación al ofrecerse para hacer la prueba de ADN junto con la demandante.

Pero, el Instituto de Medicina Legal de Madrid alegó que necesitaba el ADN del resto de hermanos, que se negaron.

Finalmente, la exhumación se hará el 23 de marzo próximo una vez coordinadas las distintas partes implicadas en este proceso: el cementerio, el médico forense y el Instituto de Toxicología y Medicina Legal.

Más noticias