Público
Público

El exministro Asunción culpa a los gestores del Banco de Valencia de "hundir" su piscifactoría

En su declaración ante la Audiencia, dice que fueron "nefastos" y que no hubo ningún "favoritismo" cuando el banco, que tuvo que ser rescatado, decidió entrar en el accionariado de su empresa.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El exministro Antoni Asunción. EFE

MADRID.- El ex ministro socialista del Interior Antoni Asunción ha responsabilizado ante el juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz a los antiguos gestores del Banco de Valencia de "hundir" la piscifactoría Acuigroup Maremar que fundó, junto al expresidente de la Fundación del Valencia CF Társilo Piles, en el año 1999.

El juez Pedraz ha interrogado este martes a Asunción en calidad de imputado por delitos de administración fraudulenta, estafa y apropiación indebida en el marco de una de las piezas separadas que instruye sobre las irregularidades detectadas en la gestión del Banco de Valencia y mañana escuchará como imputado a Piles por este caso.

Asunción, que ha aportado en su comparecencia la sentencia dictada en diciembre de 2014 por la Audiencia Provincial de Valencia que les absolvía y desestimaba la demanda de la filial de Banco de Valencia, Inversiones Valencia Capital Riesgo SCR, ha subrayado: "Fue un error dejarles entrar en nuestra empresa".

El compareciente, que fue ministro del Interior desde noviembre de 1993 hasta mayo de 1994 tras la fuga del ex director general de la Guardia Civil Luis Roldán, ha explicado que mantenían una relación "comercial" con el Banco de Valencia. "No había amistad por medio ni hubo favoritismos de ningún tipo", ha indicado, sobre la entrada en junio de 2007 de Inversiones Valencia Capital Riesgo (IV SCR) en el 20% de su accionariado, que tres años después aumentaría hasta el 68%.

"Nos han perjudicado, nos han hundido la empresa y encima tenemos que aguantar todo esto", ha señalado ante los medios de comunicación Asunción, que ha sostenido que tenían una empresa "boyante" dedicada a la cría de la dorada y la lubina con una "proyección impresionante", pero que con la entrada en su capital del Banco de Valencia, empezó a "perder dinero".

Más noticias en Política y Sociedad