Público
Público

La extrema derecha alemana, de nuevo bajo sospecha por financiación irregular

La AfD es la tercera fuerza del país y líder de la oposición en el Bundestag, después de que en 2017 se convirtiera en la primera formación del espectro ultraderechista con escaños en la cámara federal desde los años 50

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una mujer con un pañuela en la cabeza camina por delante de uno de los carteles de campaña de Alternativa por Alemania (AfD) en Marxloh, un barrio de Duisburgo. REUTERS/ Wolfgang Rattay/Archivo

El ala más radical de la ultraderechista Alternativa para Alemania (AfD) ha estado recaudando donativos irregulares, informa el dominical del popular diario Bild, según el cual la dirección federal del partido desconoce esta práctica.

De acuerdo con una investigación realizada por esta publicación, el líder regional del Land de Turingia (este del país), Björn Höcke, ha estado ingresando fondos a través de un grupo denominado 'El ala', que pide expresamente donativos a sus seguidores.

Höcke representa a la facción más extremista del partido, al que los servicios secretos alemanes observan de cerca, según informó esta semana la Oficina Federal para la Protección de la Constitución (BfV), entre otras razones por las actividades de 'El ala'.

El líder de Turingia es figura destacada en la AfD y cuenta con el apoyo explícito del presidente de esta formación, Alexander Gauland, pese al cúmulo de escándalos y provocaciones protagonizados por éste.

En ese estado federado, el único del país cuyo gobierno lidera La Izquierda, se celebrarán elecciones regionales el próximo octubre.

La AfD ha reforzado ahí su campaña para tratar de superar los resultados alcanzados en Sajonia-Anhalt, asimismo en el este, donde en las regionales 2016 logró el 24,2 %, su récord absoluto y el doble del 12,6 % obtenido a escala nacional en los comicios generales de 2017.

Las informaciones sobre los donativos irregulares en esa agrupación regional siguen a las difundidas estos días acerca de otros pagos sospechosos ingresados por la formación y procedentes de Suiza, por un monto de 130.000 euros.

La líder en el Bundestag (cámara baja), Alice Weidel, tuvo que admitir ya a finales del año pasado el ingreso irregular de una serie de fondos –por un total de 300.000 euros–de procedencia suiza, lo que en ese momento atribuyó a un "error humano".

La AfD es la tercera fuerza del país y líder de la oposición en el Bundestag, después de que en 2017 se convirtiera en la primera formación del espectro ultraderechista con escaños en la cámara federal desde los años 50.

Tiene actualmente representación en las cámaras de los 16 "Länder" del país, además de los del Bundestag y la Eurocámara, pero está descartada como socio o aliado de gobierno por el resto de los partidos, tanto a escala federal como regional.

Más noticias en Política y Sociedad