Público
Público

EXTREMA DERECHA La Audiencia Nacional rechazó investigar los insultos contra Yolanda González, asesinada por la ultraderecha

El hermano de la víctima recogió comentarios que denigraban su memoria tras los ataques perpetrados contra la placa colocada en su memoria en Aluche. La denuncia por odio y humillación fue llevada a los tribunales, pero no prosperó.

Foto del acto homenaje a Yolanda González realizado en Madrid en 2013. EFE/Kote Rodrigo

Ni odio, ni humillación. El Juzgado de Instrucción Número 4 de la Audiencia Nacional rechazó investigar los comentarios hirientes que se vertieron en internet contra Yolanda González, la joven asesinada por miembros de Fuerza Nueva en febrero de 1980. Su hermano Asier había recogido esos comentarios mediante distintas capturas de pantalla y los llevó ante la justicia. No valió de nada.

Las palabras hirientes habían estado precedidas de otras acciones contra la memoria de Yolanda: la placa instalada en Aluche para recordar su historia había sufrido una serie de ataques. El portal Despiertainfo.com se hizo eco de esas noticias mediante un texto ofensivo.

“Los vecinos de Aluche han estallado contra la lectura sectaria de la historia impuesta por quienes hoy gobiernan el ayuntamiento de Madrid”, empezaba el texto publicado el 6 de diciembre en su cuenta de Facebook bajo el título “protestas vecinales contra los jardines dedicados a la filoetarra Yolanda González”. También se referían a la víctima como “extremista de izquierdas” y decían que la placa había sido colocada nuevamente “en una especie de aquelarre de corte comunista”.

El texto recibió comentarios de otros usuarios de Facebook identificados con sus nombres y apellidos. “Pues se vuelve a destrozar”; “por cierto, cuando recogieron el cadáver de la pájara esa llevaba una camiseta con las siete provincias que los etarras se llaman suyas (sic)” o “destrozarlo”, puede leerse en las capturas de pantalla realizadas por el hermano de la víctima.

“Eran comentarios descalificativos hacia mi hermana, diciendo mentiras. Como coincidió con los ataques en la plaza de Aluche, decidimos poner una denuncia también por esos insultos en internet”, señaló Asier González a Público. La denuncia fue presentada el 31 de diciembre de 2018 ante la Policía en Bilbao. De allí pasó al Juzgado de Gernika, que en marzo pasado decidió inhibirse a favor de la Audiencia Nacional al tratarse de un presunto delito de incitación al odio y humillación a las víctimas del terrorismo.

Archivada

El pasado 6 de mayo, el Juzgado de Instrucción Número 4 de la Audiencia dictó un auto en el que ordenó el archivo de la causa por no encontrar “debidamente justificada la perpetración del delito objeto de la denuncia”. “Me dieron tres días para presentar un recurso, pero en ese tiempo me resultaba imposible hacerlo”, recuerda González, quien aún guarda las capturas de pantalla con los ataques contra su hermana.

Mientras tanto, DigitalInfo.com, el portal que vertió las descalificaciones contra esta víctima del terrorismo de ultraderecha, sigue operando con absoluta normalidad. En uno de sus últimos artículos lamentaba la “obsesión del PSOE por exhumar a Franco”.

Más noticias de Política y Sociedad