Público
Público

EXTREMA DERECHA Palizas y gestos nazis: así creció la violencia ultraderechista contra el independentismo catalán

Un informe del Centro de Investigación del Extremismo de la Universidad de Oslo advierte sobre el incremento de ataques en Catalunya al calor del Procés. A nivel de Europa Occidental, en 2019 se registraron cinco asesinatos y 112 acciones graves.

Ultras Catalunya Reuters
Ultraderechistas delante de un cordón policial en Barcelona durante las protestas de octubre de 2019. REUTERS

Girona, balcón de una vivienda. Hay una bandera catalana y una mujer junto a ella. De repente, una bengala disparada desde abajo por militantes de ultraderecha alcanza brutalmente su objetivo. De ahí al hospital y, posteriormente, a las páginas del informe sobre actos de terrorismo y violencia ultraderechista registrados en Europa Occidental durante 2019 elaborado por el Centro de Investigación del Extremismo de la Universidad de Oslo.

En el capítulo dedicado a España, los autores de este estudio señalan que "una proporción considerable" de los actos de "terrorismo y violencia de ultraderecha" registrados el pasado año en este país "podrían atribuirse al conflicto en Catalunya".

En tal sentido, este informe subraya que si bien "la mayoría de los objetivos en España han sido tradicionalmente activistas antifascistas e inmigrantes", seis de los 16 hechos "no fatales" registrados en 2019 "se centraron en los separatistas".

Además de citar el caso de la mujer herida por una bengala en octubre pasado en Girona, se relata que "un manifestante independentista fue brutalmente atacado por 12 personas de grupos de ultraderecha durante una protesta". Se trata de otro acto registrado durante las protestas contra la sentencia del Procés, en este caso en Barcelona.

Se describe además que los otros cuatro ataques contra independentistas catalanes "ocurrieron en situaciones no relacionadas con las protestas". De esta forma, el informe señala que un hombre "intentó apuñalar a activistas" en un centro "independentista e izquierdista".

En este caso, el documento se refiere a lo ocurrido en el Casal Popular Boira Baixa de Manlleu, donde un conocido ultra de esa localidad quiso agredir con un cuchillo a varias personas. El agresor fue detenido por la Policía Local.

Los atacantes "gritaron 'Viva España' y dieron el saludo nazi después del ataque"

Del mismo modo, indica que "otro hombre fue golpeado seriamente por dos ultraderechistas mientras colgaba carteles del Front Republicà". Los atacantes "gritaron 'Viva España' y dieron el saludo nazi después del ataque", señala. Según consta en la hemeroteca, este hecho se registró en abril de 2019 en Badalona.

Relata además que "en un ataque similar, alrededor de ocho ultraderechistas atacaron y golpearon a una víctima que reconocieron como miembro del partido separatista de izquierda Causa Galiza". Este ataque tuvo lugar el 7 de marzo de 2019 en Ferrol (Galicia).

Por último, y de nuevo en Cataluña, indica que "dos jóvenes resultaron heridos después de ser atacados por 20 activistas de ultraderecha encapuchados" durante una celebración de la Assemblea de Joves de Sant Celoni en marzo de 2019.

5 víctimas mortales en 2019

Con estos datos a la vista, el informe de la organización noruega remarca que en España "los opositores políticos siguen siendo el principal grupo objetivo" de los ataques de la ultraderecha. En tal sentido, describe que en el sur de Europa las acciones violentas de este tipo han sido protagonizadas normalmente por grupos. En cambio, en el norte del continente han sido llevadas a cabo en numerosas ocasiones por actores solitarios.

"Además, los ataques en el sur de Europa han apuntado históricamente a opositores políticos -especialmente antifascistas-, más que a minorías étnicas o religiosas", añade.

En términos generales, el estudio afirma que en 2019 hubo en total "cuatro hechos violentos fatales" en los que murieron en total cinco personas, al tiempo que se registraron 112 casos "graves, pero no fatales".

Los atentados con víctimas mortales se produjeron en Alemania, Noruega y Francia, "todos cometidos por actores solitarios". "El terrorismo y la violencia de ultraderecha siguen constituyendo problemas importantes en Europa occidental", destaca el informe.

Más noticias de Política y Sociedad