Público
Público

EXTREMA DERECHA El presidente de la Fundación Franco aplaude a Vox: “Ya no estamos tan solos”

El general retirado Juan Chicharro Ortega reivindica la actuación de la formación ultraderechista en el Congreso ante la memoria histórica. Destaca que la formación de Santiago Abascal se ha unido a la “batalla ideológica”.

Publicidad
Media: 2.14
Votos: 7

El presidente de la Fundación Francisco Franco, Juan Chicharro. EFE

Corren tiempos agitados en la Fundación Nacional Francisco Franco. Detrás de sus paredes aguardan con inquietud el pronunciamiento del Tribunal Supremo sobre la exhumación del dictador, que se conocerá en los próximos días. A la espera de esas noticias, el presidente de la entidad franquista, el general retirado Juan Chicharro Ortega, mira los movimientos políticos con interés. De momento, ha llegado a una conclusión: Vox es el único partido que le representa.

Tras conocerse que España se encaminaba otra vez a las urnas, la FNFF divulgó un artículo firmado por Chicharro en el que alude, precisamente, a sus simpatías políticas. “Es hora de que muchos en España empiecen a abrir los ojos a la verdad y no se dejen arrastrar por la mentira impuesta a golpe de BOE (Boletín Oficial del Estado) como por ejemplo la propia Ley de Memoria Histórica que no tiene otro objetivo político que dividir y enfrentarnos a los españoles”, afirma el presidente de la fundación en el texto titulado “Piensan igual que Franco y no lo saben”.

En ese texto, el militar se pregunta “qué decir de la actitud de los partidos políticos de hoy”. “Los de la izquierda y separatistas anclados en un pasado tenebroso ya superado del que era paradigma la Unión Soviética, hoy presentado de otra forma en Venezuela o Corea del Norte y los de la denominada derecha, PP y Ciudadanos, perdidos en su confusión cobarde y timorata respecto a nuestro pasado reciente”, subraya.

Ante esa situación, Chicharro aplaude la llegada de Vox a las instituciones. “Ya no estamos tan solos. Por fin un partido emergente como VOX se une a la batalla ideológica y presenta en el Congreso su oposición a la Ley de Memoria Histórica”, señala. “Sí, son muchos (incluso en la propia izquierda no comunista) los que sin saberlo defienden postulados que no son más que la expresión del pensamiento de Francisco Franco”, remata. Tal como se ha publicado en distintos medios, Chicharro es familiar de Javier Ortega Smith, secretario general de Vox. 

Una dictadura "providencial"

Algunas líneas antes, el general retirado deja claro que “la FNFF no pretende en absoluto el restablecimiento hoy de un sistema político como el implantado en España entre 1936 y 1975, que fue un régimen circunstancial y providencial, pero sí luchar contra las maledicencias de la mentira imperante marxista en la que han caído tantos españoles”. En esa línea, sostiene que “va siendo hora de abrir los ojos a la verdad sin tapujos”, al tiempo que lamenta que “hasta ahora solo esta Fundación y algunas otras asociaciones han liderado esta lucha”.

Chicharro entiende que “la figura y lo que representó Franco para España ha sido tan tergiversada a lo largo de los últimos 40 años que es difícil el establecimiento de la verdadera historia de nuestra Patria entre 1936 y 1975”. “Al más puro estilo marxista mentira tras mentira han convertido en verdades lo que no son más que falacias”, apunta.

"Calíficame de franquista"

En cualquier caso, reivindica que “en estos tiempos más de un articulista argumenta respecto a la situación presente de España el pensamiento real de Francisco Franco y desde luego el derivado de otras doctrinas afines a su persona”.

Del mismo modo, el presidente de la Fundación Franco describe una conversación mantenida hace algunos días con “un alto cargo de la Armada”, quien “al oír la catalogación que la izquierda hace de las actuales FAS tildándolas de “franquistas” un término ciertamente confuso”.

Asegura que su amigo militar renegaba ser franquista, aunque avanzada la conversación, al preguntarle sobre si “comulgaba con la idea suprema de la unidad de España”, “la profunda modernización social y económica” que, a su juicio, experimentó España” o “con la restauración de la monarquía” –entre otros aspectos–, “su respuesta no albergaba duda alguna”. “Planteadas así las cosas, 'sí, califícame de franquista', me contestó”, asegura Chicharro.

Más noticias en Política y Sociedad