Público
Público

La familia de José Couso rechaza que el Gobierno británico se persone en la demanda que se estudia en Estrasburgo

El Ejecutivo que dirige Boris Johnson solicita tomar parte en el procedimiento que se sigue en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Los familiares del periodista asesinado en Irak sospechan que se trata de un intento de injerencia.

Homenaje a Couso
Imagen de archivo de un homenaje al cámara José Couso, asesinado en Irak. EFE

Sorpresa e incertidumbre en el caso Couso. Los familiares del periodista asesinado en abril de 2003 en Irak ha dado a conocer este miércoles que el gobierno británico ha solicitado personarse en el procedimiento abierto en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) en el que se busca dirimir la actitud seguida por España en este caso.

La demanda formulada por la familia de Couso ante el TEDH está dirigida a determinar si la reforma de la normativa española sobre jurisdicción universal supuso una vulneración del Convenio Europeo de Derechos Humanos y, por consiguiente, sirvió para bloquear la investigación de este asesinato por parte de los tribunales españoles. 

Según ha dado a conocer la familia en un comunicado, el TEDH les comunicó hace unos días que el gobierno británico ha solicitado intervenir ante dicho tribunal. En concreto, Londres ha solicitado "poder presentar alegaciones sobre cuestiones de derecho relativas, en particular, a que se pueda exigir a un estado contratante garantizar los derechos y libertades fuera de su territorio, alegando que las decisiones tomadas por el TEDH podrían tener importantes implicaciones para el Reino Unido, incluso en relación con la seguridad nacional y la aplicación de la ley", señala la nota de prensa difundida este miércoles.

"Nos resulta cuanto menos curioso qué puede pintar el Reino Unido en el 'caso Couso', cuando el carro de combate que disparó fue estadounidense, el cámara asesinado español y el Gobierno que modifica su legislación interna en materia de jurisdicción universal, también español", destacan. 

Remarcaron además que no tolerarán la "intromisión de potencias extranjeras en el caso Couso". "Ya las sufrimos de un gobierno 'colaboracionista' del PSOE trabajando en la sombra y de la mano en la embajada estadounidense para torpedear la querella, buscando su cierre y archivo", afirmaron.

En tal sentido, los familiares destacan que "el respeto al derecho internacional y el cumplimiento de las obligaciones que de él se derivan suponen un estorbo para los estados poderosos que, como el británico o el estadounidense, pretenden imponer sus propias normas al resto del planeta". 

"Nos sorprende que reconozcan que el respeto y cumplimiento del derecho internacional pueda suponer un problema a la seguridad nacional del Reino unido, así como que sugieran que un estado no pueda o no deba garantizar los derechos y libertades de sus compatriotas fuera de su territorio, o de otros seres humanos cuando de crímenes de guerra se trata", apuntan en el comunicado.

"Abandono consular"

En esa línea, los familiares de Couso subrayaron que la causa abierta en Estrasburgo busca lograr que "un ciudadano español, asesinado en la invasión ilegal de Iraq, mientras realizaba su trabajo desde un edificio civil, el Hotel Palestine, obtenga el respaldo de su país y el apoyo por parte de su Ejecutivo para investigar las causas que originaron el ataque contra él y finalmente su muerte". 

Reivindican además la necesidad de "recabar pruebas, sentar a los 'presuntos' culpables ante un tribunal" y de esa manera "respetar y defender el derecho internacional, sin provocar que se produzca abandono consular como así fue reconocido recientemente por el Tribunal Supremo", en alusión a la resolución adoptada en julio pasado que confirmó la condena de la Audiencia Nacional contra que declaró la responsabilidad patrimonial del Estado por los perjuicios ocasionados a la viuda y a los dos hijos de Couso.

El Gobierno del Reino Unido tiene plazo hasta el 15 de septiembre para presentar sus alegaciones en torno a su petición de personarse en el caso. 

Más noticias