Público
Público

El fantasma de las relaciones con Marruecos reaparece a las puertas de la comparecencia de Sánchez en el Congreso

Los partidos de la oposición coinciden en exigir al Gobierno explicaciones sobre la hoja de ruta ante la cumbre hispano-marroquí de la próxima semana.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez (i), se reúne con el rey Mohamed VI de Marruecos (d), en un encuentro en Rabat.
El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, se reúne con el rey Mohamed VI de Marruecos, en un encuentro en Rabat. Mariscal / EFE

El histórico giro de Pedro Sánchez sobre el Sáhara reaparece en el Congreso. Lo ha hecho este lunes y previsiblemente lo hará este martes, cuando el presiente del Gobierno comparezca en sede parlamentaria para dar cuenta sobre el último Consejo Europeo, así como de las medidas adoptadas por el Ejecutivo para hacer frente a las consecuencias económicas y sociales de la guerra en Ucrania.

Sánchez defenderá las medidas contempladas en el real decreto-ley después de que el hemiciclo decida sobre este texto legislativo horas antes, en un pleno extraordinario previo. Aunque el Gobierno no tiene todos los apoyos cerrados, especialmente los de sus socios en el Congreso, el tercer decreto anticrisis no corre peligro de caer teniendo en cuenta que el PP se inclina por la abstención, según señalan fuentes del grupo popular, mientras que el PNV ha anunciado su voto favorable.

Por su parte, EH Bildu, que no ha definido aún su postura, recuerda que el Gobierno ha incorporado al texto económico sus reclamos negociados en el marco de los Presupuestos de 2023, como es la extensión del límite del 2% para la actualización de los alquileres y la prórroga de los contratos de arrendamiento vigentes.

Al margen de este asunto, los partidos de la oposición han coincidido este lunes en exigir al Gobierno explicaciones sobre la hoja de ruta ante la cumbre hispano-marroquí de la próxima semana, la primera tras el cambio de posición por el que España reconocía la propuesta de autonomía del régimen alauí para el Sáhara Occidental y abandonaba su posición de neutralidad activa en un conflicto prolongado durante 46 años.

El giro, filtrado por la Casa Real marroquí el pasado 18 de marzo, ha aunado a todos los grupos parlamentarios, incluido Unidas Podemos, dejando solo al PSOE en el Congreso en la defensa de esta decisión adoptada por Sánchez a espaldas de sus socios gubernamentales y del resto de formaciones del arco parlamentario.

La situación se ha repetido en varias ocasiones, cuando se han aprobado iniciativas para rechazar el cambio de postura. De hecho, el viaje de Sánchez a Rabat en abril para sellar el acuerdo coincidió con la aprobación de una proposición de no de ley, impulsada por Unidas Podemos, ERC y EH Bildu, de repulsa sobre la nueva etapa en las relaciones con Marruecos.

Este lunes, en el marco de la petición del PP para instar al ministro de Exteriores, José Manuel Albares, a dar explicaciones con carácter extraordinario de cara a esta cita, los diferentes portavoces parlamentarios han recordado la soledad de Sánchez en este asunto. Algunos de ellos, además, han emplazado al presidente del Gobierno a aprovechar su comparecencia de este martes para dar todos los detalles de la cumbre, así como los acuerdos alcanzados con Marruecos a cambio del giro en torno al contencioso del Sáhara Occidental.

Finalmente, la propuesta de los populares no ha salido adelante, aunque ha dividido a los socios del Gobierno, pues ERC ha votado a favor, EH Bildu se ha abstenido, y Unidas Podemos, PNV y Compromís han votado en contra. En lo que sí han coincidido tanto estos partidos como PP, Vox, Cs y Coalición Canaria es en las críticas sobre la nueva etapa de las relaciones con Marruecos.

El presidente del Gobierno viajará con una decena de ministros a la Reunión de Alto Nivel (RAN) con el país vecino, prevista para los días 1 y 2 de febrero en Rabat, pero ninguno de ellos será del ala de Unidas Podemos, ya que Yolanda Díaz, Ione Belarra, Irene Montero y Alberto Garzón se han desmarcado de la misma.

El diputado morado Gerardo Pisarello ha manifestado este lunes su rechazo a esta nueva política con el Sáhara, ya que refleja "seguidismo" con Estados Unidos y pone en riesgo las relaciones con Argelia. De igual forma, la parlamentaria de ERC Marta Rosique ha recordado que "el PSOE está solo y no cuenta con apoyo" del Congreso en este asunto.

Por su parte, los representantes de PNV, eh Bildu o Compromís han avanzado que recordarán este asunto en el marco de la comparecencia del presidente del Gobierno. "El PSOE se quedó solo defendiendo su giro y también está solo en Europa ¿En nombre de quién van a Marruecos?", ha sostenido la portavoz de EH Bildu, Mertxe Aizpurua. Por tanto, el presidente del Gobierno se verá obligado a abordar esta difícil cuestión desde la tribuna.

Más noticias