Público
Público

Feijóo asegura que las elecciones "no forman parte de la agenda" pero no descarta celebrarlas en julio

El presidente de la Xunta afirmó que la fecha electoral dependerá de la situación del estado de alarma y la evolución de la pandemia. Después del anuncio del lehendakari vasco sobre unas posibles elecciones en verano, la oposición reclamó que se centrase en luchar contra el coronavirus y que no antepusiese los intereses del PP.

Feijoo Xunta
El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, durante la videoconferencia del pasado 26 de abril con el Gobierno central. XUNTA DE GALICIA

Cuando el lehendakari vasco, Iñigo Urkullu, trasladó ante la Diputación Permanente su intención de convocar las elecciones autonómicas en julio  saltaron las alarmas en Galicia, ya que el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, hizo coincidir los comicios hasta cuatro veces. El mandatario gallego trasladó en una rueda de prensa el viernes pasado que las elecciones "no forman parte" de la agenda del Gobierno gallego pero que habla "con cierta frecuencia" con el lehendakari, y no negó que los comicios puedan celebrarse en julio o en otoño.

El aviso ante unas posibles elecciones vascas provocó que la oposición gallega insistiese a Feijóo para que se centre en la lucha contra la COVID-19 y que no "anteponga" los intereses del Partido Popular (PP) a "salvar vidas". Ambos líderes autonómicos habían convocado elecciones el 5 de abril que se vieron interrumpidas por el estado de alarma.

En Galicia, el decreto electoral establece que los comicios podrán celebrarse una vez pase el estado de alarma y se desactive la emergencia sanitaria en la comunidad, y también, según Feijóo, una vez "oídos" los partidos políticos. Por ello, trasladó que "como estos dos parámetros no dependen directamente del Gobierno de la Xunta de Galicia", lo único que puede hacer es "ser prudente y no especular".

Feijóo ya ha cumplido 11 años al frente del Ejecutivo autonómico y la legislatura, como recordó en la comparecencia telemática, "está a punto de ser agotada", ya que en septiembre se cumplirán cuatro años desde las últimas elecciones, celebradas en 2016. En la rueda de prensa no negó que pueda volver a fijar la misma fecha que en el País Vasco, como viene siendo costumbre, y alegó que sendas comunidades se parecen "bastante" en el momento de abordar "la pandemia y también la desescalada".

"Transparencia"

El secretario general del PSdeG-PSOE, Gonzalo Caballero, trasladó este lunes que Feijóo no puede aprovechar la situación para buscar "ventaja política" y pidió "transparencia" acerca del calendario electoral, ya que será Feijóo quien fije la fecha. De la misma manera, manifestó que para el grupo socialista el presidente del Gobierno Gallego "antepone los intereses del PP", al que afeó por tener "una estrategia oculta". Aseguró que la prioridad del grupo parlamentario socialista "es la lucha contra el coronavirus" y que están abiertos a hablar "de las mejores fechas".

"Salir ahora con este tema nos parece irresponsable. En lo que tenemos que centrarnos los partidos políticos es en salvar vidas, frenar la expansión del virus y garantizar las medidas de apoyo a las familias, empresas y trabajadores", expuso el candidato de Galicia en Común-Anova Mareas, Antón Gómez Reino. También en una rueda de prensa telemática este lunes, consideró que Feijóo "preside un gobierno caducado que está tomando en solitario decisiones que ponen en riesgo el futuro de Galicia". Gómez Reino pide al líder del PP gallego que "escuche" a la sociedad gallega y a sus representantes políticos.

De la misma manera, también la líder del BNG, Ana Pontón, coincidió con los grupos parlamentarios en que las elecciones autonómicas "solo deben celebrarse cuando existan todas las garantías sanitarias para ir a las urnas, ni un minuto antes, ni un minuto después" y que en el medio de una pandemia "lo único importante es la salud de las personas". La candidata expresó que desde el BNG esperan que no sea el lehendakari Urkullu "quien diga cuándo tenemos que votar, mientras que Feijóo se limita a hacer seguidismo e ir a rebufo".

Más noticias