Público
Público

Felipe VI multiplica sus actividades en plena pandemia y bajo la sombra de los escándalos de su padre

Durante los últimos tres meses, el rey ha realizado un amplio número de videollamadas a todo tipo de organizaciones. Expertos creen que la monarquía busca, a su manera, "legitimarse" tras las informaciones que apuntan hacia el emérito. En La Zarzuela señalan que el rey "ha adaptado toda su agenda para hacer un seguimiento continuo" de la emergencia sanitaria.

Rey videoconferencia Cruz Roja
Videoconferencia del Rey Felipe VI y la Reina Letizia con el Jefe de la Unidad de Emergencias, Íñigo Vila e integrantes de Cruz Roja, mantenida el pasado 30 de marzo. CASA REAL

Hay una pantalla del Palacio de La Zarzuela que funciona a pleno rendimiento. Lleva varias semanas muy cerca de Felipe VI, quien a menudo se sienta frente a ella para hablar con alguien mientras su servicio de Comunicación deja constancia gráfica del momento. Ese "alguien" es, según demuestra la agenda de Casa Real, bastante amplio: desde que se decretó el estado de alarma, el rey ha mantenido cerca de 200 actividades, muchas de ellas en formato de videoconferencia con asociaciones y entidades de todo tipo.

La intensa actividad pública del monarca no solo coincide con la pandemia, sino que también comparte espacio de tiempo con la crisis de la corona, marcada por la difusión de documentos y revelaciones que apuntan hacia Juan Carlos I. Fue precisamente el domingo 15 de marzo cuando se difundió el último comunicado oficial del actual rey, quien mediante esa vía anunciaba su renuncia a la herencia de su padre.

Aquello ocurrió un día después de que, por un lado, Pedro Sánchez decretara el estado de alarma por la crisis del coronavirus y, por otro, el diario The Telegraph revelase que Felipe VI figuraba como beneficiario de una cuenta en Suiza controlada por el rey emérito Juan Carlos I.

La "argucia" sobre su renuncia a la herencia quitó algo de protagonismo, al menos por unas horas, a la incierta situación que vivía España tras adentrarse en el estado de alarma. Así, con las cifras de contagios y muertes disparándose, el monarca emprendió entonces su maratoniana agenda de actividades.

Según ha podido confirmar Público, entre el 15 de marzo y el 19 de junio la Casa Real difundió 189 actos de los reyes. En ese mismo periodo de 2019 el número de actividades llegó a 67. Hay también otra referencia: entre el 1 de enero y el 14 de marzo de 2020, los monarcas habían tenido 57 actividades de agenda, una cifra no tan diferente a las 44 registradas en el primer trimestre de 2019.

Así las cosas, en lo que va de 2020 los reyes han superado ya el total de actividades celebradas durante todo el año pasado (246 actos en estos primeros seis meses del año frente a los 214 registrados a lo largo de 2019). En todo 2018, según datos de la agenda de Casa Real, fueron 255. Desde el 19 de junio de 2014, día en el que Felipe VI se convirtió en rey, los monarcas acumulan 1.526 actividades, por lo que los 189 actos celebrados desde que se declaró el estado de alarma suponen el 12,3%.

Entre los actos celebrados durante los últimos tres meses figuran unas cuantas videollamadas. La primera tuvo lugar el 26 de marzo y fue con el presidente de la Federación Gallega de Cofradías, José Antonio Pérez Sieira, "para conocer el impacto del COVID-19 en el sector de la pesca". Ese mismo día habló también con el presidente de Mercadona, Juan Roig.

A partir de entonces se produjo una larga lista de teleconferencias. Los días 7 y 8 de abril, por ejemplo, los dedicó a hablar con cofradías religiosas de Sevilla, Málaga, Valladolid o Zamora para compartir reflexiones sobre cómo afrontaban la Semana Santa bajo confinamiento.

El rey Felipe VI junto al pívot de la selección española y de los Charlotte Hornets Willy Hernangómez en su visita al centro de Alto Rendimiento del Consejo Superior de Deportes (CSD). EFE/Francisco Gómez /Casa Real

A finales de abril hablaron con el Foro de Marcas Renombradas Españolas y representantes de los Embajadores Honorarios de la Marca España, entre los que se encontraban el actor Antonio Banderas, la alpinista Edurne Pasabán, la escritora Isabel Coixet o el tenista Rafa Nadal. En la reunión con el monarca, asegura Casa Real, se defendió "la continuidad de la apuesta por la globalización frente a tentaciones proteccionistas o aislacionistas".

El 4 de mayo, Felipe VI se reunió pantalla mediante con integrantes del Consejo General de Gestores Administrativos. Dos días después habló con responsables de la Red de Parques Nacionales y una semana más tarde con la Asociación Española de Profesionales de Servicios Funerarios.

El rey Felipe VI en una conversación telefónica con los astronautas que han ensamblado y depositado en la Estación Espacial Internacional (ISS) la primera cámara de reducido tamaño iSIM 170 desarrollada por la empresa española Satlantis. EFE / CASA REAL

En la agenda de los monarcas –que también mantuvieron contactos por videoconferencia con responsables de distintos hospitales españoles– el Consejo General de Colegios Oficiales de Graduados Sociales de España, la Federación Nacional de Instalaciones Deportivas y Gimnasios (FENID) o el Colegio de Abogados de Tarragona.

El 29 de mayo, Felipe VI destinó parte de su agenda a dialogar con Antonio Bañuelos, presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, quien le explicó "las consecuencias económicas, sociales y medioambientales de la crisis", incidiendo –entre otros asuntos– en el impacto que acarrearían "los animales destinados a las corridas de toros anuladas esta temporada".

Ese mismo día, el rey se puso delante del televisor para hablar con el Consejo General de los Colegios de Administradores de Fincas. En esa ocasión, Casa Real indicó que la llamada le había permitido reunir información "sobre las medidas frente a la epidemia en los edificios de viviendas".

Algunos días después mantuvo una conversación telefónica con un astronauta de la Estación Espacial Internacional que formaba parte del equipo encargado de colocar la primera cámara de reducido tamaño iSIM 170, desarrollada por la empresa española Satlantis. "A finales de mes, comenzará a tomar fotografías de la Tierra", destacó entonces la Casa Real.

"Necesita legitimarse"

El sociólogo Ricardo Feliú cree que este amplio número de llamadas del rey buscaba, por un lado, "tener información de diferentes sectores en relación a la situación que se está viviendo". Del mismo modo, este profesor de la Universidad Pública de Navarra sostiene también que la Casa Real buscaba de esa forma "resituar el papel de la monarquía ante ciertos actores de la sociedad española" y, al mismo tiempo, "hacer una especie de limpia" tras los escándalos que afectan directamente a Juan Carlos I.

Una familia andaluza siguiendo el discurso del rey Felipe VI del pasado 18 de marzo. LUNA FLORES / EP

En tal sentido, Feliú subraya que debe tenerse en cuenta "el desgaste que está sufriendo la institución monárquica de cara a la opinión pública". La politóloga María Corrales habla precisamente de una "mancha de aceite que no cesa" y que impregna a la monarquía española. De hecho, Corrales recuerda las caceroladas que se registraron en distintos puntos del país durante la comparecencia de Felipe VI del pasado 18 de marzo. "Hay un cuestionamiento hacia el papel del rey, quien precisamente necesita algún hito que pueda legitimarle", subraya.

En cualquier caso, esta politóloga subraya que el rey no ha tenido intervenciones públicas directamente relacionadas con el coronavirus que vayan a ser recordadas, más allá de su largo listado de videoconferencias o de su intervención del 18 de marzo, la única televisada para referirse a la situación de la pandemia y criticada además por su escaso impacto. "Felipe VI ha tenido que esconder la cabeza por los chanchullos de su padre", resume Corrales.

"Seguimiento continuo de la pandemia"

Por su parte, fuentes de la Casa Real señalaron a Público que "desde la declaración inicial del estado de alarma y a medida que cambiábamos de fase, los Reyes han adaptado toda su agenda de actividad para hacer un seguimiento continuo de la pandemia en España y en el mundo, para estar en contacto –lo más directo y próximo posible– con la sociedad".

El rey "ha estado en permanente contacto con el Gobierno" señalan desde La Zarzuela

Precisamente, destacaron que los monarcas "han mantenido en múltiples ocasiones diálogos con quienes han estado y están en primera línea de la emergencia sanitaria y con colectivos sociales, humanitarios, económicos, industriales, culturales, científicos y deportivos con los que han analizado la crisis y transmitido mensajes de ánimo y apoyo en los esfuerzos por afrontarla desde los diferentes sectores".

"El Rey ha mantenido su actividad institucional con un Mensaje a la Nación, con videoconferencias, llamadas, presencia física con actividades en cada fase, manteniendo los mismos criterios territoriales, equilibrios por sectores, conversaciones con todos los sectores de las Comunidades y Ciudades Autónomas, ha estado en permanente contacto con el Gobierno, con los Poderes del Estado, autoridades autonómicas y locales y otros Jefes de Estado y Organismos Multinacionales", apuntaron desde el Palacio de La Zarzuela, al tiempo que remarcaron que "durante todo este tiempo" Felipe VI "ha mantenido las medidas de seguridad sanitarias que iba marcando el Gobierno".

Más noticias de Política y Sociedad