Público
Público
fundación lucum

La firma de Juan Carlos I aparece en un acta de la ‘tapadera’ montada para ocultar 100 millones de dólares a Hacienda

El beneficiario a su fallecimiento era Felipe VI. La Fundación Lucum, con sede en Panamá, era gestionada en Suiza. Recibió el dinero en 2008, en plena crisis económica.

El Juan Carlos I saluda a su amiga Corinna Sayn-Wittgenstein durante un acto en 2006 | EFE/ Archivo
El Juan Carlos I saluda a su amiga Corinna Larsen -antes Zu Sayn-Wittgenstein- durante un acto en 2006 | EFE

PÚBLICO

El rey Juan Carlos I firmó en un acta de la ‘tapadera’ montada para ocultar 100 millones de dólares a Hacienda: la Fundación Lucum. Un acuerdo privado de 2011 revela que el entonces rey se implicó en la gestión de esta estructura ‘off shore’. Su gestor Arturo Fasana le llevaba el dinero en maletas cuando viajaba con Corinna Larsen (antes zu Sayn-Wittgenstein) a Suiza.

Los estatutos de la Fundación Lucum contienen la rúbrica de Juan Carlos I, según revela El Confidencial. Esta estructura era una tapadera para mantener esta fortuna en secreto. Fue montada por encargo del propio rey en el despacho de Zarzuela. La fundación es panameña y tenía una cuenta en el banco Mirabaud, en Ginebra.

Las autoridades suizas han remitido a la fiscalía española la investigación sobre esta fundación, sus gestores y los movimientos de los 100 millones de dólares que fueron depositados en 2008. En el año 2010 Juan Carlos I viajó a Suiza con un maletín con 1,7 millones de euros (1,9 millones de dólares) que dijo que había recibido del sultán de Bahréin.

La documentación está siendo traducida al francés y ha sido enviada a la Fiscalía del Tribunal Supremo, que investigará si Juan Carlos I pudo cometer delitos fiscales y de blanqueo a partir de 2014, cuando abdicó. No investigará un perioro anterior porque considera que era inimputable al ser rey ejerciente.

El fiscal suizo Yves Bertossa relaciona los 100 millones de dólares iniciales de Lucum con una supuesta comisión pagada por empresas españolas por la adjudicación de las obras del AVE a La Meca. Juan Carlos I justificó el origen en una donación del rey de Arabia Saudita. 

¿Incómodo por recibir 100 millones en plena crisis?

Su gestor Arturo Fasana cree que esta cantidad millonaria no fue declarada a Hacienda, según su declaración que publica El Español. El fiscal Bertossa le pregunta si Juan Carlos I estaba incómodo por recibir 100 millones de dólares en plena crisis económica:

- ¿Estaba Juan Carlos I incómodo con la donación del rey de Arabia Saudita, cuando en esa época España estaba siendo golpeada duramente por la crisis económica y cuando la familia real recibe anualmente cantidades significativas de los contribuyentes españoles para asegurarse su tren de vida?, preguntó el fiscal Bertossa.

- Nunca hemos discutido este tipo de temas con Juan Carlos I. Teníamos únicamente relaciones profesionales. Él llegó a hablarme de la difícil situación económica de España pero nunca ha compartido sus sensaciones sobre su situación personal mucho más acomodada. En cuanto a mí, estaba haciendo mi trabajo como gestor de fortunas y estaba sirviendo a mis clientes para que estuvieran satisfechos. Desde un punto de vista ético, puedo tener una opinión personal, pero hacia mi clientes debo adoptar una postura puramente profesional, respondió Fasana.

La estructura 'off shore' se montó en Zarzuela

Juan Carlos I contrató los servicios de los gestores de fortunas Arturo Fasana y Dante Canónica para montar esta estructura. Fuen Canónica quien ha revelado que la contratación de sus servicios y de la creación de la tapadera para ocultar la fortuna se realizó en el mismo despacho del Palacio de La Zarzuela.

Ambos son investigados en Suiza junto con Corinna Larsen, la amiga especial de Juan Carlos I que recibió el dinero que quedaba en la cuenta en 2012, uno 65 millones de dólares.

El beneficiario de la Fundación Lucum a su fallecimiento es Felipe VI. En 2012 el rey Juan Carlos I decidió cerrar la cuenta y transferir el dinero que quedaba -casi 65 millones de dólares- a Corinna Larsen ante el endurecimiento de las medidas fiscales y de transparencia en Suiza.

El pasado 15 de marzo Felipe VI emitió un comunicado en el que anuncia su intención de renunciar a la herencia de Juan Carlos I cuando fallezca. El Código Civil prohibe renunciar cuando la persona en cuestión está viva. El anuncio se produjo el primer domingo del gran confinamiento por la pandemia de la covid-19.

Más noticias de Política y Sociedad