Público
Público
CASO MÁSTER

La Fiscalía recurre la absolución de Cristina Cifuentes y pide repetir el juicio por su máster

El Ministerio Público critica duramente la sentencia absolutoria para la expresidenta madrileña por haberse omitido indicios de manera  "incongruente"  y pide que se repita el juicio con un tribunal diferente.

El juicio del caso Máster contra Cristina Cifuentes queda visto para sentencia
La expresidenta madrileña Cristina Cifuentes durante el juicio por la fasificación de su acta.--Audiencia Provincial de Madrid.

La Fiscalía de Madrid ha recurrido la sentencia del caso 'Máster', que absolvió a Cristina Cifuentes del delito de falsificación documental, para quien el Ministerio Público pedía tres años y medio de prisión. La Fiscalía pide, en un duro recurso contra el tribunal sentenciador, que se repita el juicio por "insuficiencia e irracional motivación fáctica", según informan fuentes de la Fiscalía. En su recurso, se solicita la anulación del fallo "ante la vulneración de las normas constitucionales por insuficiencia e irracional motivación fáctica que lleva al pronunciamiento absolutorio"  y se pide la devolución de las actuaciones "al órgano que dictó la sentencia recurrida para un nuevo enjuiciamiento de la causa, con una composición distinta de la Sala".

La fiscal Pilar Santos mantuvo durante la vista oral una argumentación sólida sobre su tesis: la presidenta de la Comunidad de Madrid, en marzo de 2018, instó a través de la Consejería de Educación y de María Teresa Feito, asesora de la misma y exprofesora de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC), a que apareciera un acta que demostraba que había defendido su Trabajo de Fin de Máster (TFM) a sabiendas de que esa defensa nunca existió y, por tanto, tampoco existía el acta. El documento fue fabricado por una profesora de la URJC, Cecilia Rosado, que fue condenada por ello a un año de prisión, con la eximente de confesión y colaboración. 

La peor parte en la sentencia se la llevó María Teresa Feito: tres años de prisión por instar a la falsificación del acta a través de ejercer presión sobre Cecilia Rosado a través de numerosas llamadas en las que manifestó que "como no aparezca el acta, la presidenta os va a matar".

Si bien es cierto que en el alegato final, el abogado defensor de Cifuentes, José Antonio Choclán, incidió en que ninguno de los testigos ni Feito ni Rosado habían declarado haber recibido presión alguna de la propia Cifuentes, la fiscal argumentó que "la única beneficiaria de la acción de falsificar el acta era Cristina Cifuentes". Dijo también que "toda la maquinaria para falsificar el acta se puso en marca por las exigencias de la Consejería de Educación y de Cifuentes".

Sin embargo, el tribunal absolvió a la exlíder del PP de Madrid, por considerar que no había quedado acreditada su inducción para falsificar el documento. Ahora la Fiscalía recurre ese fallo, aduciendo que "todo acto tiene una razón de ser"  y que "del examen de todos los indicios que obran en la causa contra la única persona absuelta" solo pueden llevarle a la conclusión de que Cifuentes fue quien "impulsó, sugirió y se deduce que presionó, de una manera eficaz e intencionada como mínimo con dolo eventual para la falsificación del documento".

A juicio del Ministerio Fiscal, la resolución "adolece tanto de insuficiencia como de falta de racionalidad en la motivación fáctica" puesto que para llegar a la conclusión absolutoria "se han omitido indicios de manera incongruente y contraria al resultado de las pruebas practicadas en el juicio".

Más noticias de Política y Sociedad