Público
Público
Únete a nosotros

el futuro de la televisión pública en Andalucía Moreno apunta a un decreto para renovar Canal Sur si no hay acuerdo entre partidos

Elías Bendodo, el consejero de la presidencia, ya no habla de “camino largo”, sino que la elección de una nueva dirección es ahora “urgente” y tiene que hacerse “cuanto antes”

Publicidad
Media: 3
Votos: 1

22/02/2019.- El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, durante su intervención en un acto con motivo del 28-F en Almería. EFE/Carlos Barba

Al Gobierno andaluz le han entrado las prisas para la renovación del consejo y la elección de un director o directora general de Canal Sur que llevan una legislatura completa sin tocarse. El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP), habló este martes -en una entrevista en la cadena Cope- de la posibilidad de hacerlo incluso por decreto -una decisión que cuestionó el Tribunal Constitucional para la RTVE- si no hay acuerdo entre los partidos. Aunque Moreno puntualizó que no era “la fórmula deseada” y que la primera opción era el consenso, ahí lo dejó.

Para elegir un nuevo director/a general, quien tiene, según la ley actual, del año 2007, prácticamente todo el poder en la RTVA, es necesaria una mayoría de al menos tres quintos en el Parlamento -65 escaños- lo que la mayoría de PP, Ciudadanos y Vox, que suman 59, no alcanza en solitario. Necesitan, por tanto, al menos a algún partido de la izquierda. O bien PSOE o bien Adelante Andalucía. O los dos.

Unas horas después de la entrevista del presidente, compareció en la tradicional rueda de prensa el consejero de la Presidencia, Elías Bendodo (PP), quien también imprimió un cambio de ritmo al respecto de la renovación. Si el martes pasado habló de “camino largo”, esta mañana afirmó que el asunto era “urgente” y que había que hacerlo “cuanto antes”.

Moreno quiere reducir los miembros del consejo y acudir al voto ponderado

Bendodo, y el vicepresidente, Juan Marín (Ciudadanos), van de la mano en este tema. Han “terminado” -palabra elegida por Bendodo- una ronda de reuniones con todos los partidos (PSOE, Adelante Andalucía y Vox) y han notado “buena disponibilidad” en todos ellos. “Estamos de acuerdo en la reducción de los miembros del consejo de administración”, que podría venir por la vía del voto ponderado, agregó el consejero. Es decir, un representante por partido, cuyo voto valdría en proporción al resultado electoral.

“Eso esta sobre la mesa”, añadió Bendodo. El presidente había apostado, en la entrevista, efectivamente, por una reforma del Consejo de Administración de la RTVA en la que cada grupo tenga un único representante y haya voto ponderado, según recoge Europa Press. Tanto PSOE como Adelante Andalucía están ahora a la espera, según dijeron a Público, de escuchar las propuestas definitivas del Gobierno al respecto. No solo para Canal Sur, sino también para el resto de órganos de extracción parlamentaria (la Cámara de Cuentas, el Defensor del Pueblo).

El consejo de Administración de Canal Sur cuenta hoy con mayoría socialista. En él ni Podemos ni Ciudadanos tienen representación, más de cuatro años después de llegar al Parlamento de Andalucía. También tiene que elegirse una nueva dirección general, hoy vacante y cuyas competencias ejerce desde el año 2013 como subdirector general el periodista Joaquín Durán, en edad de jubilación.

El consejero Bendodo fue claro: “El Canal Sur lleva cinco, seis años de retraso en su renovación. Hay que hacerlo cuanto antes. Vamos a trabajar la línea del consenso. Somos conscientes de que necesitamos sumar apoyos. Si no hay acuerdo, la voluntad es que se produzca la renovación por otras vías. Si hay que modificar normas para que esto se desbloquee, [se hará]. No descartamos distintas fórmulas. Nuestra voluntad es el desbloqueo. Es una necesidad importante”.

El decreto-ley, cuestionado por el TC

Bendodo no pronunció la palabra decreto, al contrario que el presidente, quien apuntó también que la RTVA cuesta “18 millones al mes” y que era necesaria una renovación de este ente público que se acompase a “la mayoría social diferente y al nuevo Gobierno y que sea un reflejo de las reformas que queremos hacer”.

El decreto-ley fue la fórmula que ya utilizó hace unos años el presidente del Gobierno Mariano Rajoy para liquidar la RTVE -alabada por su independencia por numerosos sectores mediáticos- de la etapa en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y tomar de esta manera el control del ente público. En aquel momento, el PP modificó el sistema de elección del presidente de RTVE para permitir que fuera elegido en segunda votación por la mayoría absoluta del Congreso y evitar así la mayoría de tres quintos. La ley andaluza es heredera de aquella de Zapatero. También el hoy presidente Pedro Sánchez recurrió al decreto-ley para cambiar la cúpula elegida por el PP. 

El uso que hizo del decreto-ley Rajoy para Televisión Española fue cuestionado, cinco años después, en una sentencia del Tribunal Constitucional, tras un recurso del PSOE, que señaló que reducir el consejo de la RTVE no podía ampararse en la “extraordinaria y urgente necesidad”, precisamente la característica del decreto-ley.

Más noticias en Política y Sociedad