Público
Público
Únete a nosotros

El futuro de la televisión pública andaluza El Gobierno andaluz busca un acuerdo para renovar Canal Sur y no descarta cambiar la ley si no lo hay

El Estatuto de Andalucía establece que “la Junta de Andalucía gestionará directamente un servicio de radiotelevisión pública” y que “la elección del director o directora de la Radiotelevisión Pública Andaluza corresponde al Pleno del Parlamento por mayoría cualificada”

Publicidad
Media: 2
Votos: 2

El rótulo de Radio y Televisión de Andalucía (RTVA) visto desde el Guadalquivir.

Elías Bendodo (PP), el consejero de la presidencia, y el vicepresidente de la Junta, Juan Marín (Ciudadanos), iniciaron este jueves los contactos con los demás partidos para renovar la dirección de la Radio Televisión Pública Andaluza (RTVA), el Canal Sur, que ocupa por el momento, como subdirector general, el periodista Joaquín Durán, ya en edad de jubilación, y el consejo de Administración, hoy con amplia mayoría socialista. En él, no hay representación de Podemos, tampoco de Ciudadanos, después de cumplir una legislatura completa en la Cámara.

Si no se produce un acuerdo, el Ejecutivo de coalición entre PP y Ciudadanos no descarta ningún escenario, incluido el de modificar la ley para reducir los miembros del consejo de administración de la empresa pública y para sustituir el requisito de los tres quintos en la elección del director general, el verdadero poder en la RTVA, por otro, en su caso, que requiera menores consensos.

El Estatuto de Andalucía establece que “la Junta de Andalucía gestionará directamente un servicio de radiotelevisión pública” y que “la elección del director o directora de la Radiotelevisión Pública Andaluza corresponde al Pleno del Parlamento por mayoría cualificada”. ¿Qué es mayoría cualificada? ¿Qué significa? ¿Significa que siempre debe ser mayor que la absoluta? ¿O una mayoría absoluta es cualificada? Depende, en realidad, del jurista al que se le pregunte.

De momento, todo son buenas palabras entre los partidos, pero no hay nada cerrado

Los encuentros del Gobierno con los partidos, en los que no solo se trató de la RTVA, sino de todos los órganos de extracción parlamentaria -Cámara de Cuentas, Defensor/a del Pueblo…- se produjeron en el Parlamento de Andalucía y de ellos no salió ningún avance sustancial. Tanto PSOE como Adelante Andalucía se mostraron abiertos a cerrar un pacto, pero, según las fuentes consultadas, todo se quedó, de momento, en buenas palabras. El PSOE defiende la RTVA como servicio público y el mantenimiento del empleo, mientras Adelante Andalucía lo tiene claro: reducción de miembros en el consejo y respeto a la representatividad, además de la participación de los trabajadores.

Para elegir un nuevo director/a general, quien tiene, según la ley actual, del año 2007, prácticamente todo el poder en la RTVA, es necesaria una mayoría de al menos tres quintos en el Parlamento -65 escaños- lo que la mayoría de PP, Ciudadanos y Vox, que suman 59, no alcanza en solitario. Necesitan al menos a algún partido de la izquierda. Nadie ha sido elegido al frente de la RTVA con esa mayoría. Los partidos andaluces no han querido ponerse de acuerdo para ello. Ni PSOE ni PP, sobre todo, le han puesto empeño.

La ley, cuando entró en vigor, previó que el primer director general podía ser elegido por mayoría absoluta, y así sucedió con Pablo Carrasco. Cuando este dimitió, en 2013, escenario que no estaba previsto en la Ley, el Gobierno, entonces dirigido por José Antonio Griñán (PSOE), sacó un decreto-ley, en el que se establecía que, mientras no se eligiese un nuevo director general, sus competencias recaerían en el Consejo de Administración y podían ser cedidas al personal directivo de la RTVA. Así fue elegido Durán.

Un campo de batalla

En este asunto, Marín y Bendodo van de la mano. PP y Ciudadanos pactaron en su acuerdo de Gobierno la creación de “un grupo de expertos que estudie las posibilidades de redimensionamiento y de mejora de la eficiencia en la utilización de los recursos por la Radio y Televisión de Andalucia (RTVA), así como las reformas necesarias para garantizar su profesionalidad, imparcialidad, pluralidad e independencia del poder político”. Los ataques de Vox a la cadena pública, con amenaza de cierre incluida, han causado una gran preocupación entre los trabajadores de Canal Sur.

Bendodo, preguntado el pasado martes por el significado de la palabra “redimensionar”, por si ello implicaba despidos, interpretó que en el acuerdo lo que figura es "una puesta en valor" de la RTVA y agregó que las reuniones con los grupos eran “los primeros pasos" de un "camino largo”. Traducido: de momento, no habrá decisiones. Hasta ahora, debido a la cercanía de las elecciones generales, municipales y europeas, el Gobierno andaluz no se ha metido en más líos de los imprescindibles. Para dar cualquier paso en el ámbito parlamentario necesitan contar con el partido de ultraderecha Vox.

La RTVA, el Canal Sur, ha sido siempre un campo de batalla. El PP, cuando estaba en la oposición, arremetía un día sí y otro también contra la dirección. Ahora, hasta donde ha podido saber Público, no les va mal la cobertura de la institucionalidad que hace la televisión pública andaluza, muy similar a la que recibía el anterior Gobierno, dirigido por Susana Díaz (PSOE).

El último informe sobre pluralismo político del Consejo Audiovisual de Andalucía para el periodo 2017-2018, que estudió la programación de Canal Sur Televisión reveló que “si se considera el conjunto de actores con rol político, los resultados muestran que los roles institucionales acaparan dos tercios del tiempo de palabra por un tercio los roles de partido”. “Teniendo en cuenta la suma del tiempo de palabra tanto con rol institucional como de partido, los actores con más tiempo de palabra han sido: Susana Díaz (8%), Mariano Rajoy (6%), Juan Ignacio Zoido (3,5%), Albert Rivera (2,9%) y Juan Manuel Moreno (2,7%)”, agrega el estudio.

“Si se agrupan los datos de los actores políticos por partidos, sumando los roles de partido como los institucionales, encontramos que el PSOE obtiene un 49,8%, el PP, un 31%, Ciudadanos, un 5,9%, IU, un 3,5% y Podemos, un 2,9%. Las formaciones que no están representadas como tal en el Parlamento de Andalucía obtienen el restante 6,6%”, se lee en el informe. 

Recuperar la nuestra

Canal Sur cuenta con una plantilla superior a los 1.400 trabajadores repartidos en las 8 provincias. La Junta de Andalucía ha presupuestado 140 millones cada año en los últimos tres para la RTVA, de los que más de 86 van a pagar las nóminas, 9 millones menos que hace diez años, cuando comenzó la crisis. En 2008, la Junta destinó vía presupuestos 236 millones al Canal Sur, 100 millones más que el año pasado. Los mayores recortes en este tiempo, por tanto, han sido en inversiones, lo que ha dejado equipos obsoletos, y en producciones, lo que, de manera indirecta, ha afectado a la industria audiovisual de Andalucía, que depende en buena medida de la demanda de Canal Sur. La RTVA recibe también ingresos por publicidad. Gracias a ello, en los últimos tres años ha tenido superávit.

El pasado mes de septiembre, los sindicatos de trabajadores de Canal Sur, preocupados por la deriva de la cadena, pusieron en marcha una campaña llamada Recuperar la nuestra. Lanzaron entonces un manifiesto, que se puede consultar aquí en su integridad, en el que se lee, entre otras cosas, lo siguiente: “Sin inversiones para adaptarse a los cambios tecnológicos, con una errática programación lejana a los actuales intereses de la plural sociedad andaluza y con la merma continua de una plantilla cada vez mas sobrecargada, pudiera parecer que existe un plan para que la Radio y la Televisión pública no sea el referente informativo y cultural de calidad que Andalucía merece”.

“Las trabajadoras y trabajadores de RTVA y Canal Sur Radio y Televisión vemos con preocupación cómo se va desintegrando poco a poco el servicio público que tenemos encomendado por el Parlamento de Andalucía, y cómo día a día los andaluces se van a alejando de una programación de Radio y Televisión con que la que se identifican cada día menos. Creemos firmemente en la necesidad de una radio y televisión públicas en Andalucía que vertebre el territorio, que den voz a todas y todos los andaluces y que sea la transmisoras de la cultura y el sentir andaluz. Es el momento de actuar para recuperar la nuestra”, agregaba el manifiesto.

Más noticias en Política y Sociedad