Público
Público

Galicia Feijóo saca su bono cultural tras las críticas del PP al de Sánchez: descuentos de 50 euros para menos del 2% de la población

La Xunta critica la subvención del Gobierno mientras presenta una ayuda testimonial con copago del 50% que sólo podrá gastarse hasta diciembre y en determinados establecimientos.

Feijóo saca su bono cultural tras las críticas del PP al de Sánchez: descuentos de 50 euros para menos del 2% de la población
Feijóo, durante la presentación del Bono Cultura de la Xunta. Foto: Xunta

El PP considera poco útil el bono de 400 euros con el que el Gobierno pretende promover el consumo de productos culturales entre los jóvenes cuando cumplan la mayoría de edad. Pero en Galicia la Xunta de Alberto Núñez Feijóo vende como un gran proyecto una medida aparentemente similar, aunque mucho menos generosa, mucho más restringinda y con un impacto financiero sobre el sector que será sencillamente testimonial.

A diferencia del bono del Gobierno central, que entregará 400 euros a cada joven que cumpla 18 años en el 2022, el gallego se reduce a 50 euros, y obligará al usuario a gastar de su propio dinero, ya que sólo financiará el 50% de las compras que haga hasta agotar ese límite.

Según anunció el propio Feijóo, el bono podrá emplearse en la adquisición de productos "audiovisuales en formato físico, libros o videojuegos, así como para la compra de entradas para cine, conciertos y espectáculos de teatro y artes escénicas, entre otras". Pero sólo podrá emplearse en los establecimientos que se adhieran expresamente al programa, y tendrá un plazo más reducido: desde el 1 de noviembre al 31 de diciembre de este año.

A falta de los detalles, que se publicarán el próximo lunes en el Diario Oficial de Galicia (DOG), la Xunta ha anunciado que los destinatarios de la ayuda son, en teoría, todas las personas mayores de edad empadronadas en Galicia. Pero la escasa dotación del proyecto -1,95 millones de euros, frente a los 210 millones de presupuesto del bono estatal- reducirá efectivamente el número de beneficiarios a apenas 39.000 afortunados. Es decir, menos del 2% del tramo de población adulta al que va dirigido. El bono estatal anunciado por Sánchez llegará a cerca de medio millón de jóvenes, todos los que cumplirán 18 el año que viene.

El pasado 7 de octubre, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, descalificó la idea del Ejecutivo diciendo que se resumía en ésto: "Al padre le suben mil euros en los impuestos y en la luz y al hijo le dan 300 (sic) euros. Consecuencia: el Gobierno se queda con 700 euros".

El conselleiro de Educación, Cultura y Universidades de Feijóo, Román Rodríguez, también cargó contra el bono del Gobierno diciendo que tenía "una orientación muy electoralista", y que además fomentaba "la desigualdad". "¿Por qué un joven de 18 años sí, pero uno de 22 no?", se preguntó. Lo cierto es que la ayuda que ofrece su departamento sí que será desigual, porque, dado que su presupuesto no supera los dos millones, el 65% de los jóvenes gallegos en la franja de las dos edades que citó Rodríguez se quedará sin ella.

La oposición en Galicia considera el bono de la Xunta "pura propaganda", en palabras de Mercedes Queixas, portavoz de Cultura del Bloque Nacionalista Galego. "Es una medida claramente insuficiente y con una inversión mínima", sostiene la diputada, quien cuestiona además que vaya a tener impacto en el sector cultural de la comunidad porque no va a primar el consumo "de la producción cultural, audiovisual y literaria gallega y en gallego".

Por su parte, la portavoz de Cultura del PSOE Noa Díaz también acusa a la Xunta de improvisar y de carecer de una estrategia a medio y largo plazo, advierte de que el supuesto bono no es tal, sino un mero "cupón de descuento" de 50 euros, y recuerda que de los 51 millones de euros que el Ejecutivo autonómico presupuestó para este año para el fomento de actividades culturales "apenas se han ejecutado el 18%".

La oposición también cree que también fomenta la desigualdad el hecho de que el descuento anunciado por Feijóo sólo se pueda conseguir en formato digital a través de un código QR descargable en la web de la Xunta, lo que perjudica tanto a las personas que no están familiarizadas con las nuevas tecnologías, como a las que viven en zonas rurales con malos accesos a Internet y a las familias desfavorecidas que no cuentan con ordenador o conexión a la red."El descuento beneficiará a las 39.000 personas más rápidas, pero no a las que más lo necesitan", concluye Noa Díaz.

No es la primera vez que el Gobierno de Feijóo vende como grandes proyectos estrella medidas de impacto más que cuestionable, tanto sobre el sector cultural como sobre los consumidores de productos culturales. En el 2015 sacó la Tarjeta-Bono Cultura para jóvenes de entre 18 y 30 años, que se vendía por 33 euros y que permitía hacer compras por valor de 50. El presupuesto era de 102.000 euros, así que sólo 6.000 afortunados -el 1,8% de los gallegos y gallegas en esa franja de edad- pudieron beneficiarse de una ayuda de 17 euros por persona.

Más noticias