Público
Público

Garzón acusa al PSOE de "anaranjarse" y buscar apoyos de la derecha para gobernar

El informe del coordinador federal de IU ante la Asamblea Político y Social ha sido aprobado con el respaldo del 70%.

Publicidad
Media: 4.25
Votos: 4

El coordinador federal de IU, Alberto Garzón / EFE

La Asamblea Político y Social (APyS) de Izquierda Unida ha aprobado con el 70,8% de los votos el informe político presentado por su coordinador federal, Alberto Garzón.

En concreto, el informe ha contado con 51 votos a favor, 17 en contra y 4 abstenciones. Tras esta votación, la Asamblea Político y Social ha iniciado el debate sobre los siguientes puntos del día.

Garzón, ha defendido este sábado que el PSOE se ha "anaranjado" tras las elecciones y ahora parece "mucho más inclinado" a buscar apoyos de Gobierno en la derecha que en la izquierda, con la que no tiene claro que quiera pactar.

"Teníamos razón cuando en la campaña decíamos que tenía un discurso de izquierdas pero que luego se anaranjaría, lo que ha quedado en evidencia cuando desde el 28 de abril cambió su discurso, los tonos y las propuestas, y ahora parece mucho más inclinado a buscar apoyos de Gobierno en la derecha política y social de este país", ha defendido en su intervención.

Al respecto ha dicho que hasta hoy, más de un mes después de las elecciones generales, el partido socialista no les ha llamado y únicamente los ha citado a través de los medios de comunicación para el martes, el mismo día que con el PP y Ciudadanos.

Desde 2016 el espacio a la izquierda del PSOE ha perdido apoyo social y electoral, ha señalado

"Todo apunta a que (el proceso de formación de Gobierno) va a ser para largo", en su opinión, ya que Sánchez "parece estar siguiendo la estrategia de Rajoy de dejar pasar el tiempo y no llamar a nadie", de forma que "lo que tenemos encima de la mesa en este momento es nada, absolutamente nada".

De cara al debate de gobernabilidad, IU aboga por acuerdos que incluyan programas en los que no falte la derogación de las reformas laborales, una reforma fiscal progresiva, el mantenimiento de un sistema financiero público como podría ser Bankia, la intervención en el mercado de la vivienda para mantener los precios del alquiler o bajar la factura de la luz.

"Estos elementos tienen que formar el eje de cualquier acuerdo con el PSOE", siempre que éste quiera pactar, algo que asegura "no tener tan claro en estos momentos".

Respecto a los resultados electorales del "espacio político a la izquierda del PSOE", que han sufrido "un descenso muy notable", Garzón considera que requieren "un debate honesto", aunque ha valorado que mejoraran respecto a lo esperado al inicio de la campaña, algo que ha atribuido al esfuerzo de la militancia y del buen transcurrir de los debates.

Al inicio de la reunión del máximo órgano de dirección de IU entre Asambleas Federales, la primera tras el último ciclo electoral, Garzón ha reconocido que desde 2016 el espacio político a la izquierda del PSOE ha perdido apoyo social y electoral, mientras que el partido socialista ha salido reforzado.

Como claves de ese refuerzo ha citado la victoria de su líder, Pedro Sánchez, en las primarias, la moción de censura a Mariano Rajoy y "una trayectoria de largo plazo encaminada a construir en el imaginario, sobre bases materiales sin duda, una sensación de que la crisis económica y política se habían ido diluyendo".

Una alianza insuficiente con Podemos

Respecto a su alianza con Podemos, considera que ha quedado claro que "no es suficiente", pero fuera de esa unidad política "los resultados han sido muy inferiores" al tiempo que "ha permitido resistir mejor este escenario de derrota electoral".

En su opinión, IU debe además debatir con su propuesta política, sabiendo que se avanza hacia "un escenario muy volátil", en línea con el vivido en 2016 con la formación del Gobierno, porque, según Garzón, "tampoco está claro" que ninguna de las alternativas "haya vencido inevitablemente para el futuro".

De hecho, Garzón está convencido de que España tiene pendiente afrontar una crisis de gobernabilidad, pero también territorial y social, ya que las condiciones de vida actuales, ha dicho, son aún muy inferiores a las de 2011, mientras "la crisis política sigue abierta" tras las elecciones y ahora parece "mucho más inclinado" a buscar apoyos de Gobierno en la derecha que en la izquierda, con la que no tiene claro que quiera pactar.e debilitan o se fortalecen", ha defendido

Más noticias en Política y Sociedad