Público
Público

Garzón, optimista ante los "flecos" que quedan por cerrar entre el PSOE y ERC

Los dirigentes de Unidas Podemos se muestran optimistas ante la negociación de los socialistas con los republicanos catalanes. No ponen fecha a la investidura, aunque desde En Comú Podem consideran que debería haber Gobierno antes de fin de año porque "el tiempo juega en contra". 

Alberto Garzón en la ronda de consulta con el rey. / EFE

Alberto Garzón se muestra "optimista" ante la negociaciones en curso para la investidura de Pedro Sánchez: "Falta una serie de flecos entre la negociación del PSOE y otros actores que les conciernen sólo a estos actores". Sin embargo, pide tiempo y precaución con la negociación: "Somos optimistas, pero no podemos poner fecha ni dar garantías", explicó el Coordinador Federal de IU en rueda de prensa desde el Congreso tras reunirse con el jefe del Estado en la ronda de consultas para la investidura.

El resto de dirigentes de Unidas Podemos sostienen la misma línea que Garzón. Yolanda Díaz fue la primera diputada que acudió a la consulta con el rey como portavoz de Galicia en Comú. En rueda de prensa este martes afirmó que, por la información que tienen en el grupo confederal, saben que las reuniones entre el PSOE y ERC están yendo bien. Pero también pidió tranquilidad: "Hay muchas urgencias que abordar, pero las negociaciones han de hacerse con la tranquilidad y la mesura que requieren. El éxito de la negociación está en tomar los tiempos que sean necesarios y que tengamos cierta confidencialidad en torno a los debates". 

El portavoz de En Comú Podem, Jaume Asens, fue el que más pidió a los partidos catalanes que no dilaten la negociación aunque no quiso dar una fecha concreta: "La ciudadanía se merece empezar a echar el año sin la incertidumbre sobre el Gobierno. El tiempo juega en nuestra contra. El tiempo que pasa sin Gobierno es tiempo que gana la derecha y la extrema derecha, y la competencia descarnada entre ERC y JxCAT nos acerca al precipicio de Vox de otras elecciones", explicó el diputado catalán. 

Asens, a diferencia de Díaz y Garzón, se refirió directamente a ERC y JxCAT para que se abstengan en la investidura y se posicionó sobre los ritmos al considerar que deberían tener más reuniones y que se puede llegar a un acuerdo y, una vez que se forme el Gobierno, seguir discutiendo sobre la mesa de diálogo. 

Silencio y prudencia ante las negociaciones

Todos los portavoces sí que coincidieron en otros términos en cuanto a la investidura: mantienen la discreción y quieren que se forme Gobierno cuanto antes. La prudencia reina en todo el grupo confederal, conscientes de los fallos en la negociación entre ellos y los socialistas ante la última investidura fallida de Pedro Sánchez. 

El Coordinador Federal de IU también apuntó que no ve otra vía posible para que salga la investidura del socialista si no es con el apoyo de ERC. Preguntado por la opción de contar con los votos de CIudadanos, Garzón consideró que era "especular" ya que no lo consideran una "vía abierta". El partido naranja se reafirma en que no facilitará un Ejecutivo de coalición con Unidas Podemos: "La vía abierta es el acuerdo entre Sánchez e Iglesias. Si Ciudadanos quiere apoyar ese acuerdo bienvenido sea, pero no nos salimos de este marco". 

Respecto a la estructura y el programa del Gobierno de coalición, no se dieron detalles. Díaz y Garzón sí aseguraron que comparten que el programa del Ejecutivo debe ser el centro de las negociaciones para sumar los votos que aún necesitan y que se dará a conocer, tanto a los partidos pequeños como a los medios de comunicación, una vez que esté terminado y siempre antes de la investidura, sea cuando sea finalmente.