Público
Público

El gasto militar español volverá a superar este año los 20.000 millones de euros

Un informe del Centro Delàs de Estudios por la Paz advierte sobre las partidas destinadas a Defensa "a pesar de la falta de recursos para hacer frente a la crisis actual". Destaca que en el actual contexto "continúa el desatino armamentístico".

Desfile militar español EFE
Imagen de archivo de un desfile de las Fuerzas Armadas españolas. EFE

Sigue lloviendo dinero sobre los tanques y los uniformes militares. Según denuncia el Centro Delàs de Estudios por la Paz en su último informe, el gasto militar en España volverá a alcanzar en 2020 una cifra astronómica: más de 20 mil millones de euros que, según denuncia esta organización, "destinados a la economía productiva generarían mucho más bienestar a la población".

En un documento dado a conocer este martes, el Centro Delàs destaca que "pese a la crisis de la COVID-19, continúa el desatino armamentístico". En esa línea, subraya que los presupuestos prorrogados para 2020 "asignan un total de 10.199 millones de euros al Ministerio de Defensa, una cifra que, sumada a gastos escondidos en partidas de otros ministerios, alcanza los 20.030 millones de gasto militar real".

En el análisis del gasto militar español "destacan los siete Programas Especiales de Armamento (PEA) aprobados por el Gobierno del PSOE desde el segundo semestre de 2018, que suman un total de 13.356 millones de euros", señala el centro. La organización a cargo del estudio sostiene que "es un despropósito, sobre todo considerando la enorme crisis que acarreará la pandemia del Covid-19 que acrecentará el endeudamiento y el déficit público de forma inevitable". "Seguro que el lobby militar jugó sus cartas e influencias", subraya.

Precisamente, este informe remarca que si bien  el presupuesto consolidado del Ministerio de Defensa asciende a 10.199 millones de euros, "el resto de gastos militares repartidos en otros ministerios que no se incluyen en los créditos de Defensa" hace que esa cifra se duplique.

Cita en concreto "las clases pasivas de los militares en servicio, en la reserva o pensionistas, la mutua militar ISFAS, la Guardia Civil, los créditos en I+D que se destinan al desarrollo de nuevos armamentos, y las aportaciones a organismos militares internacionales, como la OTAN".

La investigación –realizada por el reconocido activista Pere Ortega– permite conocer además que "en los dos últimos años, 2018 y 2019, ha habido 21 misiones" de las Fuerzas Armadas españolas en el exterior, de forma que "se han desplazado 2.512 militares con un coste total de 1.100 millones en 2018 y 1.176 millones en 2019".

Tras advertir sobre la "opacidad" que existe en torno a esas operaciones en el extranjero, afirma que "la ocultación del coste real de las misiones en el exterior obedece a una operación persistente y deliberada para que no se conozca el gasto real del presupuesto de Defensa".

505 millones para militares en la reserva

Del mismo modo, el informe resalta que "si se observa la distribución económica del presupuesto del Ministerio de Defensa", los créditos destinados al personal militar "absorben la mayor parte del presupuesto, el destinado al pago de los salarios de los 120.000 militares en servicio, un 50% del total del presupuesto que asciende a 4.900 millones".

La cosa no termina ahí. De esa cifra, "505 millones están destinados al pago de los militares que están en la reserva". El Centro Delàs remarca que se trata de "un privilegio otorgado a los militares y del que están exentos el resto de los funcionarios públicos, lo cual les permite continuar su vida laboral en otros ámbitos y tener un sustancioso segundo emolumento".

"En el análisis también se añaden los intereses de la deuda pública, pues si el Gobierno permite que el Estado se endeude en la adquisición de bienes de equipo, armamentos, instalaciones e infraestructuras militares, los intereses de la parte proporcional que corresponden a esa deuda es de recibo que se sumen al gasto militar", apunta el Centro Delàs. 

Más noticias de Política y Sociedad