Público
Público

El gasto militar mundial batió récords en plena pandemia: casi dos billones de dólares para armamento

El nuevo informe del Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI) señala que a nivel mundial hubo un incremento del dinero destinado a esos fines. De acuerdo a ese documento, España gastó 17.400 millones de dólares.

Desfile militar
Imagen de archivo de un desfile militar en Sevilla por el Día de las Fuerzas Armadas. Raúl Caro / EFE

La crisis del coronavirus no ha implicado un recorte del gasto militar mundial. De acuerdo a los últimos datos del Stockholm International Peace Research Institute (SIPRI), durante 2020 se registró un incremento del 2,6% en términos reales, alcanzando los 1.980 billones de dólares. Estas cifras han sido severamente criticadas este lunes por organizaciones pacifistas y antimilitaristas que, tanto en España como a nivel internacional, promueven el desarme.

"Sorprende que en el primer año de pandemia el gasto militar mundial haya crecido. Los gobiernos podrían haber tomado la decisión de recolocar algunas partidas para sanidad", ha afirmado Jordi Calvo, coordinador del Centro Delàs de Estudios por la Paz y vicepresidente del International Peace Bureau (IPB) durante una rueda de prensa. En tal sentido, destacó que "el gasto militar mundial es una cuestión de debate nacional: se decide en los parlamentos nacionales y forma parte de los presupuestos que hace cada Estado".

El SIPRI subraya en su informe que el crecimiento del 2,6% del gasto militar mundial se produjo en un año en el que el Producto Interior Bruto (PIB) se redujo un 4,4%, "principalmente a causa de los impactos económicos derivados de la pandemia de la COVID-19". "Como resultado de ello, en 2020, la proporción del gasto militar en el PIB –la carga militar– logró una media global del 2,4 %, respeto al 2,2 % de 2019", señala el documento, remarcando que "este fue el mayor incremento interanual de la carga militar desde la crisis financiera y económica global de 2009".

Calvo destacó precisamente que "la militarización extrema de las relaciones internacionales es una realidad que no tiene fin". Apuntó especialmente hacia el papel de la OTAN, "que continúa siendo el gran acumulador de gasto militar mundial".

En el caso de España, el informe del SIPRI apunta que el gasto militar fue de 17.400 millones de dólares. Andrés Amayuelas, representante de la Coordinadora Española de ONG, contrapuso esas cifras con las partidas para cooperación al desarrollo, al tiempo que denunció "el apoyo a la vulneración de derechos humanos" que supone la financiación de la industria militar.

"Nuevo récord"

Del mismo modo, el Centro Delàs destaca que los Presupuestos Generales del Estado para 2021 "consolida un presupuesto para el Ministerio de Defensa de 10.863 millones de euros". "Si se tienen en cuenta las partidas repartidas o escondidas en otros ministerios, esta cifra alcanza los 21.623 millones –un aumento del 10,3% respecto al año anterior– y vuelve a marcar un año más un nuevo récord histórico en plena situación de crisis causada por la pandemia", apuntó.

Frente a estos datos, la rueda de prensa ofrecida este lunes ha contado con la participación de Esperanza Fernández, integrante de la Marea Blanca de Catalunya, "Si el gasto militar se dedicara a servicios públicos, sería muy beneficioso", afirmó Aguirre.  

La comparecencia de este lunes ha estado enmarcada en los Días Globales de Acción sobre el Gasto Militar (GDAMS), que coordinan acciones en todo el mundo desde el pasado 10 de abril y hasta el 17 de mayo. "Esta campaña del International Peace Bureau trabaja para la acción y la sensibilización en torno a la necesidad de reducir el gasto militar y redireccionarlo para cubrir las necesidades humanas y medioambientales", destacaron sus promotores en un comunicado. 

Más noticias