Público
Público

Generalitat de Catalunya La Junta Electoral multa a Torra por sus mensajes institucionales de Sant Jordi en los que criticaba el 155 y mencionaba a los presos

El el presidente de la Generalitat avanzó que no piensa pagar las sanciones y las recurrirá, ya que aseguró que "la libertad de expresión está en cuestión".

Quim Torra, en una sesión en el parlamento catalán. | Europa Press

agencias

"Estas tres multas naturalmente las recurriremos, pero ya avanzo que no pienso pagarlas". Así de tajante se ha mostrado el presidente de la Generalitat, Quim Torra, al pronunciarse sobre las multas de 3.000 y 2.500 euros que le ha impuesto la Junta Electoral Central (JEC) al considerar que vulneró la neutralidad informativa durante la campaña electoral.

Dichas sanciones se aplican debido a varios mensajes institucionales emitidos durante la festividad de Sant Jordi. "La libertad de expresión está en cuestión, seremos consecuentes con el ejercicio de la libertad de expresión", ha dicho el jefe del ejecutivo catalán en declaraciones a los medios en el Palau de la Generalitat.

En concreto, la JEC sanciona a Torra con 2.500 euros de multa por el envío de correos electrónicos a los funcionarios de la Generalitat utilizando "imágenes o expresiones identificables" con el mensaje electoral de determinados partidos que concurrieron a las elecciones generales y europeas del pasado 28 de abril.

"Estas tres multas naturalmente las recurriremos, pero ya avanzo que no pienso pagarlas", Quim Torra

Las misivas, en las que Torra felicitaba por Sant Jordi a los funcionarios de la administración y les agradecía que hubieran aguantado el "timón de la nave" en momentos de dificultades, hacían referencias al "nefasto 155" y a los políticos que están "en el exilio o en prisión".

A juicio de la Junta Electoral, Torra, además de vulnerar el artículo 153 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General con estas cartas, se aprovechó de la situación de "superioridad derivada del cargo administrativo que ostenta".

Para la JEC, ello vulnera los principios de "transparencia y objetividad" que toda Administración Pública debe mantener durante el proceso electoral y, singularmente, el principio de igualdad entre las formaciones políticas que se presentan a las elecciones.

Una segunda multa por mensajes vía institucional

Argumentos similares emplea la Junta Electoral para multar a Torra con otros 3.000 euros por un mensaje institucional lanzada el día de Sant Jordi y que, a juicio del árbitro electoral, también vulnera la neutralidad informativa que deben mantener las administraciones en las semanas previos a los comicios.

El presidente de la Generalitat emitió ese día, por los canales institucionales, un mensaje en el que pedía la libertad de los presos independentistas y criticaba los "juicios políticos" y la existencia de "presos y exiliados políticos".

"Ese mensaje no es neutro, sino que favorece la versión sobre el proceso separatista propugnada por algunas de las formaciones políticas concurrentes a las elecciones", alerta la JEC, que aunque reconoce que pudiera ser "legítima" su difusión por dichas formaciones no sucede lo mismo cuando lo hace el presidente de la Generalitat "aprovechando su condición de tal" y "utilizando los medios públicos de que dispone".

Torra vuelve a criticar a la Junta Electoral Central

Torra ha criticado que la JEC actúa "de nuevo como un órgano censor, represor y politizado", y se ha reafirmado en lo que dijo en esos mensajes. "La libertad de expresión la defenderé con todas las consecuencias. A cada derecho negado me reitero con que el 155 fue nefasto, en que sí, hay presos políticos y exiliados, y en que no pienso pagar las multas", ha sentenciado.

"Me reitero con que el 155 fue nefasto, en que sí, hay presos políticos y exiliados, y en que no pienso pagar las multas", Quim Torra

Ha defendido la necesidad de "mantener la coherencia en el discurso de la defensa de todos los derechos", por lo que ha reiterado que volverá a ejercer cualquier derecho que sea vulnerado.

"Si se niega la libertad de expresión volveremos a expresarnos, si se niega el derecho a la protesta volveremos a protestar y si se niega el derecho a la autodeterminación volveremos a autodeterminarnos", ha advertido el presidente.

Este es el segundo litigio que Torra mantiene con la JEC: el primero fue por no acatar la orden de retirar los lazos amarillos de los edificios públicos durante la campaña de las elecciones generales y, tras la querella de la Fiscalía, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) decidió enviar al presidente a juicio.

Más noticias