Público
Público

El Gobierno de Andalucía, tras el enfado ultra, se da "tiempo" para cortejar otra vez a Vox y que le vote las cuentas para 2021

El presupuesto se presentará la semana que viene y tanto el presidente, Juanma Moreno, como su mano derecha, Elías Bendodo, lanzan mensajes a Vox, que mantiene a día de hoy las conversaciones cortocircuitadas, para cerrar el acuerdo

El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, después de participar en la Conferencia de Presidentes de Comunidades Autónomas convocada por el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez | EFE
El presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en una imagen de archivo. | EFE

raúl bocanegra

El Gobierno andaluz presentará el presupuesto andaluz para el año 2021 la semana que viene, la primera de noviembre, sin, a fecha de hoy, tener garantizada su aprobación.

Desde que Pablo Casado, presidente del PP, la semana pasada en el Congreso arremetiera con dureza contra Vox y su líder, Santiago Abascal, las réplicas de ese discurso en Andalucía han enrarecido el ambiente de cierta calma con el que el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno (PP), afrontaba esas cuentas, claves en un momento de pandemia y que permitirían al proyecto iniciado en Andalucía a finales de 2018 por la derecha y la ultraderecha llegar hasta el año 2022 sin mayores sobresaltos.

De momento, Vox no ha cerrado la puerta a la negociación del presupuesto, pero sí ha endurecido su posición, hasta el punto de provocar un cortocircuito en las conversaciones y de dejar en el aire la aprobación de las cuentas, una cuestión que dependerá del devenir de las conversaciones y de la actitud general del PP. De momento, Vox no ha hecho particulares peticiones ni tampoco ha hecho llegar a la Consejería de Hacienda un documento con sus planteamientos por escrito, según fuentes del partido.

Así, Vox pasó de un plumazo, a las órdenes de Madrid, de mostrarse partidario de dar estabilidad al Gobierno andaluz a abrir un nuevo tiempo en el que todo está en cuestión, al haberse quebrado la confianza en el PP, según las palabras del portavoz de Vox en Andalucía, Alejandro Hernández.

Así, Moreno, consciente de las dificultades por las que atraviesa la negociación, manifestó esta mañana en una entrevista en la cadena Cope, que confiaba en que "con el tiempo" a Vox se le pasara el enfado.

De hecho, el Ejecutivo, que tiene las cuentas muy avanzadas, no las va a presentar hasta la semana que viene, por el recrudecimiento de la crisis del coronavirus y para dar tiempo a que se enfríen los ánimos en las relaciones con Vox y que ello permita cerrar unos acuerdos que estaban muy cercanos antes de que el discurso de Casado causara el estupor y el cabreo en las filas ultras.

El presidente, en la entrevista con la Cope, no descartó el escenario de una derrota parlamentaria, de hecho, y advirtió que si la ultraderecha acabara por no apoyar las cuentas haría un "flaco favor al cambio político" en Andalucía y a sí mismos.

"No sería razonable ni entendible para los andaluces", dijo el presidente, que apostó por un "acuerdo bueno" y garantizó "sentido común, coherencia y rigor" a la hora de negociar los próximos Presupuestos.

Principalmente con Vox

Horas después de que hablara el presidente, Elías Bendodo, su mano derecha, el consejero de la Presidencia, compareció en rueda de prensa y certificó que la prioridad para aprobar el presupuesto es Vox. Se negocia "con todas las fuerzas políticas", pero "principalmente con nuestro socio parlamentario Vox", dijo Bendodo, con claridad.

Bendodo habló en la misma línea del presidente y se mostró "convencido" de que Vox "va a entender que estas cuentas son necesarias para la lucha contra la covid", según recoge Europa Press. "Son los presupuestos más importantes de la legislatura, porque son para luchar contra la pandemia".

Bendodo agregó: "Ojalá todos los grupos entendieran que es un presupuesto excepcional por la covid y se pudiera aprobar por unanimidad. Si los grupos parlamentarios quitaran sus prejuicios ideológicos y pusieran los intereses de Andalucía por encima de los de partido sería muy fácil". El consejero remachó que el diálogo estaba"abierto con todas las fuerzas políticas", y se mostró dispuesto a aceptar "propuestas de todas".

El presupuesto andaluz para el año 2021 rondará los 40.000 millones de euros en total y será, una vez más, el mayor de todas las Comunidades Autónomas, y las prioridades son la sanidad, sobre todo, la educación y el equilibrio con la inversión que pueda generar un dinamismo económico, según lo que ha venido comunicando el Gobierno andaluz. 

Hasta ahora, Vox ha garantizado la estabilidad del experimento político inaugurado en Andalucía tras las elecciones de diciembre de 2018 y le ha aprobado dos presupuestos a PP y Ciudadanos. El tercero, en este momento, está por ver.

Más noticias de Política y Sociedad