Público
Público

El Gobierno aprueba el plan de ahorro energético que limita la temperatura en centros públicos, de trabajo y comercios

Los edificios administrativos, espacios comerciales así como estaciones de autobús, tren y aeropuertos, entre otros, ajustarán sus termostatos en verano y en invierno, en una medida que afecta también a la iluminación, puertas y calderas.

La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha informado del nuevo paquete de medidas urgentes para la eficiencia y el ahorro energético, en Madrid, a 1 de agosto de 2022.
La vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha informado del nuevo paquete de medidas urgentes para la eficiencia y el ahorro energético, en Madrid, a 1 de agosto de 2022. Mariscal / EFE

El Gobierno ha aprobado un paquete de medidas de ahorro energético para que edificios administrativos, espacios comerciales así como estaciones de autobús, tren y aeropuertos, entre otros, ajusten sus termostatos para que no queden por debajo de los 27 grados en verano ni superen los 19 grados en invierno.

Estas medidas estarán vigentes hasta el 1 de noviembre de 2023 y siete días después de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) tendrán que ser puestas en funcionamiento, según ha explicado la vicepresidenta tercera y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, en la rueda posterior al Consejo de Ministros de este lunes.

Las medidas son de carácter inmediato, según Ribera, que ha anunciado un nuevo plan de contingencia y ahorro energético que será anunciado en septiembre, con nuevas medidas de cara a reforzar el ahorro y la eficiencia, el cambio de combustible, las renovables y la solidaridad con Europa.

El paquete se articula sobre el reglamento de instalaciones térmicas de edificación y el código de alumbrado, cuya vigilancia corresponde a las comunidades autónomas, que establecerán un régimen sancionador "que se aplicaría" en caso de incumplimiento, ha señalado.

Entre algunas de las medidas, las luces de los escaparates se deberán apagar a partir de las 22.00 horas, al igual que la iluminación de espacios públicos que no estén en uso. Las puertas deberán permanecer cerradas cuando los sistemas de calefacción o refrigeración estén funcionando y a partir del próximo 30 de septiembre, estos establecimientos deberán disponer de un sistema de cerrado de puertas.

El plan, que busca reducir el consumo en el contexto de la invasión rusa de Ucrania, establece que los recintos públicos cuya última revisión de calderas e instalaciones térmicas fuera anterior a 2021 deban revisarlas, incorporar termómetros que hagan visible la temperatura e informar de las mejoras adoptadas.

No obstante, ha explicado la ministra, estas medidas se aplicarán teniendo en cuenta "flexibilidades relevantes", con el objetivo de garantizar "los derechos de los trabajadores, la seguridad laboral y las condiciones térmicas" de ciertos sitios públicos "siempre que quede justificado".

El paquete incluye medidas para agilizar "las tramitaciones de las redes e infraestructuras eléctricas, reduciendo requisitos". También pretende facilitar la inyección de gases renovables en la red de gasoductos, además de potenciar el almacenamiento y el autoconsumo energético.

Según ha informado Ribera, el paquete introduce "medidas muy importantes" en la actual crisis energética que golpea a Europa, donde la "situación es crítica y puede haber un corte de gas por parte de Rusia en cualquier momento".

"Es momento de ser solidarios, de enfatizar la capacidad de reacción frente a un chantaje, poniendo de manifiesto que cualquier presión a un socio de la Unión Europea lo es para todos", ha añadido.

Más noticias