Público
Público

El Gobierno critica al PSOE que haya hecho una amnistía fiscal sin una ley como la suya

La vicepresidenta pide explicaciones a los responsables del Ejecutivo de Zapatero por dar una segunda oportunidad a los estafadores sin una "normativa" específica

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el ministro de Economía, Luis de Guindos. - EFE

ANA PARDO DE VERA

MADRID.- El Gobierno distingue dos tipos de amnistía fiscal, al margen de que el fin sea el mismo; esto es, que los defraudadores de grandes fortunas regularicen su dinero depositado en paraísos fiscales. Por un lado, está la amnistía fiscal que hizo el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero y cuyos responsables podrían haber incurrido en un delito de prevaricación, según los jueces, por haber dado una segunda oportunidad a los evasores con cuentas en el HSBC.

Por otro, está la amnistía fiscal del Gobierno de Mariano Rajoy, que a través de una ley (concretamente, el Real Decreto-ley 12/2012 de 30 de marzo) permite a las grandes fortunas igualmente evasoras del pago de impuestos regularizar su situación con Hacienda sin apenas penalización fiscal. El componente ético-político que aúna a ambos gobiernos -unos pagan impuestos y si no, son sancionados; otros no pagan y además, son amnistiados- no cuenta.

Así lo ha dejado caer la vicepresidenta del Gobierno cuando esta mañana, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, se le ha preguntado por la decisión de la Audiencia Provincial de Madrid de reabrir el caso contra dos exdirectivos de Hacienda del anterior Ejecutivo socialista por haber permitido en 2010 que los evasores con cuentas en el HSBC -incluidos en una primera lista Falciani, que el informático envió a las autoridades francesas- regularizasen su situación sin sanción alguna.

"Sin normativa ad hoc"

Soraya Sáenz de Santamaría ha pedido explicaciones al PSOE por haber permitido a cientos de defraudadores del banco británico regularizar su situación en vez de abrir el correspondiente procedimiento de comprobación e investigación; es decir, haber llevado a cabo una amnistía fiscal en 2010. La portavoz del Gobierno ha censurado que los socialistas hayan hecho del fraude fiscal uno de los "grandes elementos" de ataque a Rajoy, mientras en las legislaturas que ocuparon La Moncloa realizaron labores de identificación y formularon requerimientos de investigaciones complementarias a un número de contribuyentes para regularizar su situación "sin una normativa ad hoc al respecto".

La número dos del Ejecutivo ha sacado pecho, en cambio, por la lucha antifraude de Hacienda en este periodo de gobierno, que ha permitido recaudar más de 12.000 millones de euros en 2014, una suma que es, además, muy importante para que "afloren nuevas bases". Sáenz de Santamaría ha recordado asimismo, que con la amnistía fiscal de Rajoy se obtuvieron 40.000 millones de euros y con la declaración de bienes en el extranjero, otros 120. Todo se hizo conforme a la "transparencia y con procedimientos que han pasado todos los trámites correspondientes", algo que no ocurrió con el PSOE, según la vicepresidenta y los jueces.

Más noticias