Público
Público

Consejo de Ministros El Gobierno defiende a Felipe VI y niega que vulnerase su obligación de "neutralidad" cuando llamó a Lesmes

La ministra portavoz evita comentar las críticas y valoraciones del vicepresidente Iglesias y del ministro Garzón sobre el jefe del Estado, e incide en el respeto que profesa el Ejecutivo a la monarquía: su posición es "clara y diáfana".

El rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Palacio de Marivent, en Palma, antes del habitual despacho veraniego. E.P.
El rey Felipe VI y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en el Palacio de Marivent, en Palma, antes del habitual despacho veraniego. E.P.

Alejandro López de miguel / Manuel Sánchez

El Gobierno de coalición ha vuelto a defender este martes al rey, y a expresar su compromiso con la monarquía parlamentaria. La portavoz del Ejecutivo, María Jesús Montero, ha afirmado que Felipe VI "en ningún momento" vulneró "su obligada "neutralidad" -exigida por la Constitución- cuando llamó por teléfono al presidente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en funciones, Carlos Lesmes, tras no asistir a un acto oficial el viernes, en Barcelona, por decisión del Gobierno.  

Montero afea a Lesmes que diese a conocer la "llamada de cortesía" del monarca

Lesmes, cuyo mandato expiró hace dos años, aprovechó la ausencia de Felipe VI en el acto de entrega de despachos a los nuevos miembros de la Carrera Judicial para criticar al Gobierno, y el jefe del Estado le telefoneó posteriormente para afirmar que le "hubiera gustado" ir. 

Hoy, Montero ha asegurado que se trató de una "llamada de cortesía", que obligadamente debería haber sido tratada con "discreción", lanzndo así un dardo a Lesmes.

También ha evitado comentar las valoraciones y críticas del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, y el ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre la conversación del rey con Lesmes, después de que el Ejecutivo decidiese que no asistiera por el contexto político y social. Iglesias le acusó de romper su "neutralidad política", y Garzón incluso de "maniobrar contra el Gobierno".

Así, la también ministra de Hacienda ha recordado que el Ejecutivo lo integran dos formaciones distintas, y ha afirmado que las posiciones de Iglesias y Garzón son las de "dos personas concretas". "La posición del Gobierno sobre la monarquía parlamentaria es clara y diáfana", apostillaba. 

Además, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, Montero ha acusado al PP de intentar "patrimonializar en exclusiva" la figura del rey, algo que, en su opinión, "hace mucho daño" a la jefatura del Estado. 

Y, mientras afirmaba que el Gobierno defiende "todas las instituciones", recordaba que el PP se ha cerrado en banda a la renovación de los órganos constitucionales, también del CGPJ, "en una especie rebeldía, de insumisión constitucional".

Más noticias de Política y Sociedad