Público
Público
Únete a nosotros

El Gobierno dice que las obras de la nueva tumba de Franco no costarán más de 15.000 euros

El Ejecutivo asume que las tareas se han realizado con fondos públicos, que se trata de un "contrato menor" y destaca que se trata de "adecentar" el lugar.

Publicidad
Media: 2
Votos: 4

Vista de la capilla donde se encuentra la cripta donde está enterrada Carmen Polo.- J. GÓMEZ

Las obras en el panteón del cementerio de Mingorrubio donde será enterrado el dictador Franco, si el Supremo no lo impide, están siendo sufragadas por el Estado. La sepultura es de propiedad pública y, por tanto, corresponde a las arcas públicas hacer frente al desembolso correspondiente. El Gobierno, contactado por este medio, ha explicado que se trata de un "contrato menor" y que, por tanto, no excede la cuantía de los 15.000 euros. Aunque, no obstante, estas fuentes no han precisado exactamente cuánto están costando al Estado las obras que se están realizando en este momento en el panteón donde descansarán los restos de Franco y que, desde 1988, alberga los restos de Carmen Franco

Fuentes del Ejecutivo han explicado a este medio que se trata de unas tareas de "adecentamiento" para poner el lugar "en condiciones". "Es algo mínimo", insisten desde estas fuentes, que hablan de un "lucido de paredes" y de "adecuar" el nicho donde será enterrado Franco. En este sentido, el Gobierno se ha limitado a señalar que las obras son necesarias para poder ejecutar el mandato saliente del Consejo de Ministros en el que se acordó la exhumación del dictador del Valle de los Caídos y su posterior inhumación en el panteón del cementerio de Mingorrubio.

La Ley de Contratos del Sector Público, de 2017, establece que se considera un "contrato menor" aquellos cuyo coste sea inferior a 40.000 euros, cuando se trate de contratos de obras, o de 15.000 euros, cuando se trate de contratos de suministro o de servicios. Los datos ofrecidos por el Gobierno, por tanto, permiten señalar que las tareas en el panteón de Mingorrubio se están realizando con un contrato de suministro o servicios. Asimismo, la legislación establece que estos contratos deben de hacerse públicos de manera trimestral con una excepción: que el importe sea inferior a los 5.000 euros y siempre que el sistema de pago utilizado fuera el de anticipo de caja fija u otro sistema similar para realizar pagos menores.

La exhumación tiene un coste de 3.728 euros

El coste de la reforma en el panteón de Mingorrubio, siempre menor a 15.000 euros, se suma a los gastos que el Estado tiene que asumir para exhumar al dictador del Valle de los Caídos. Patrimonio Nacional cifró este gasto en 3.738,90 euros, que se derivarían de la retirada de la losa que tapa el sepulcro de Franco en la basílica del Valle de los Caídos y restituir el mármol, tal y como publicó El Independiente, que citaba una memoria de 17 páginas elaborada por los servicios técnicos de Patrimonio Nacional. 

Desde el Ayuntamiento de Madrid, por su parte, han señalado que, tal y como recoge el reglamento, el Gobierno, como cualquier otro propietario de una sepultura, solo ha tenido que informar que iba a realizar unas tareas de mantenimiento y que, por tanto, no necesitan ningún tipo de licencia municipal. "Si se tratara de un cambio estructural tendrían que solicitar un permiso. Al ser unas obras de mantenimiento solamente tienen que informar", han señalado fuentes municipales a Público

Construido con fondos públicos

El panteón donde será enterrado el dictador, cabe recordar, fue construido por orden "de la Superioridad" en 1969 con fondos públicos del Ayuntamiento de Madrid, que en el aquel momento, estaba dirigido por Arias Navarro, que a la postre sería el presidente del Gobierno encargado de informar de la muerte del dictador entre lágrimas. 

Según los documentos de la época, a los que ha tenido acceso este periódico, el panteón costó a las arcas municipales de Madrid alrededor de 11,5 millones de pesetas de 1969. Una cuantía que, según el Instituto Nacional de Estadística, equivaldría en la actualidad a 1.567.683 euros. 

"No se va a solucionar parte del problema"

La Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica (ARMH) se ha mostrado contraria a la inhumación de Franco en el cementerio de Mingorrubio en una sepultura de titularidad pública. En opinión de esta asociación memorialista, el traslado de Franco a este cementerio no soluciona del todo el problema de que el dictador esté enterrado en un espacio de titularidad pública como es el Valle de los Caídos y como es la sepultura del cementerio de Mingorrubio.

En este sentido, la ARMH instó al Gobierno hace apenas una semana a "buscar otro lugar de enterramiento que sea sostenido con los fondos de la familia del dictador" y "que no pertenezca al Estado". "Pedimos que sus gastos no sean sufragados con impuestos que aportan al erario las víctimas de la dictadura", señala la petición que la organización memorialista remitió a Moncloa.

Emilio Silva, presidente de la ARMH, ha criticado, en declaraciones a Público, que el Gobierno de Pedro Sánchez no haya destino ni un euro durante sus 10 meses de mandato antes de las elecciones del 28 de abril a exhumar a víctimas de la dictadura franquista bajo el pretexto de que no había conseguido aprobar sus presupuestos, pero que sí haya encontrado una vía para "gastar dinero público" en el panteón en el que será enterrado el dictador. 

"Durante casi un año de gobierno de Pedro Sánchez exhumar las fosas comunes de las víctimas del franquismo no ha sido responsable del Gobierno porque, primero, no había presupuesto para ello y, segundo, porque no consiguieron aprobar sus presupuestos. Sin embargo, es bastante triste ver como para gastar dinero público en el panteón al que va a ser destinado Francisco Franco no hay ningún problema. Este traslado no va a solucionar parte del problema que era que Franco no está enterrado en un lugar que se sostenga con los impuestos de toda la ciudadanía y especialmente con los de las víctimas de la dictadura", sentencia Silva. 

Más noticias en Política y Sociedad