Público
Público

Catalunya El Gobierno ignora al Consejo de Estado y recurre al TC la investidura de Puigdemont

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, cree que el Ejecutivo "tiene todos los argumentos legales suficientes" para "evitar que alguien huido de la justicia pueda de forma ilegítima ser investido".

Publicidad
Media: 3
Votos: 4

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros. | MARISCAL (EFE)

"El Gobierno tiene todos los argumentos legales suficientes". Así ha justificado la vicrepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría la decisión del Consejo de Ministros de autorizar al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a recurrir ante el Tribunal Constitucional la propuesta de candidatura de Carles Puigdemont a ser investido presidente de la Generalitat, pese a tener en contra el criterio del Consejo de Estado, que el jueves ya dijo que no veía necesario interponer dicho recurso.

Así lo ha anunciado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros el portavoz del Ejecutivo, Íñigo Méndez de Vigo, quien estaba acompañado por la vicepresidenta.

Contra viento y marea, el Ejecutivo mantiene su criterio de recurrir esa candidatura firmada por Roger Torrent el pasado día 22 y publicada el 23 de enero, porque, dijo la vicepresidenta, es "su obligación defender la legalidad y la Constitución".

El recurso se presenta "con todo respeto al parecer del Consejo de Estado", ha explicado Sáenz de Santamaría. El Gobierno cree que es la vía de "evitar que alguien huido de la justicia pueda de forma ilegítima ser investido y ponerse al frente de un gobierno autonómico".

Sáenz de Santamaría ha dicho que respeta la opinión del Consejo de Estado pero ha añadido que si la investidura de Puigdemont sigue adelante "puede causar un daño grave a las instituciones españolas y a su democracia".

"Tenemos el deber constitucional de hacer todo lo legalmente posible para evitar que la legalidad sea vulnerada con respeto a los procedimientos", ha remarcado la vicepresidenta, que considera que el Ejecutivo sigue teniendo argumentos legales suficientes "para seguir adelante" y evitar una "nueva afrenta a los catalanes".

Tras insistir en que el Consejo de Estado le merece el máximo respeto, ha reiterado que seguirá "hasta el final" para evitar actos "contrarios a la Constitución" como es, a su juicio, que un prófugo de la Justicia española por delitos muy graves pueda ser presidente de la Generalitat con "hechos consumados".

Preguntada por las dudas de partidos como el PSOE de su decisión de mantener el recurso, la vicepresidenta ha dicho que el Gobierno lo consultó con algunas formaciones y que recibieron su "aval".

Más noticias en Política y Sociedad