Público
Público

El Gobierno ignora la denuncia de Carromero y su nueva versión sobre la muerte de Payá

EL PP desoye las peticiones de PSOE y UPyD de hacer "una valoración" y descubrir si las declaraciones tienen "visos de credibilidad"

PÚBLICO/AGENCIAS

El Gobierno del Partido Popular ignora las declaraciones que el pasado lunes realizó el dirigente de Nuevas Generaciones, Ángel Carromero, en las que afirmó que "los servicios secretos cubanos asesinaron a Oswaldo Payá". El líder de la disidencia cubana "salió vivo del accidente" de tráfico que sufrieron en julio de 2012, según Carromero.

El Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación se ha abstenido de realizar ningún comentario: "Nuestras valoraciones sobre este asunto terminaron cuando el señor Carromero regresó a España", respondió a Público una de las responsables de prensa del Ministerio: "No vamos a comentar unas declaraciones a un periódico".

La ley del silencio en el PP se ha mantenido desde la publicación de las declaraciones en el diario El Mundo, a pesar de que distintas fuerzas políticas le han invitado a romperlo.

"Nuestras valoraciones sobre este asunto terminaron cuando Carromero regresó a España" El PSOE, a través de Antonio Hernando, instó al Ejecutivo a que "haga una valoración" y diga si "da credibilidad" a las palabras de Carromero, que Hernando calificó de "gravísimas". En una línea parecida se ha posicionado Rosa Díez, quien ha animado al PP a analizar si las explicaciones del joven líder conservador tienen "visos de credibilidad".

Sin embargo, el Ministerio confirma que los intentos para animar al PP a explicar el caso caerán en saco roto.

El Gobierno de Mariano Rajoy ha suavizado sus relaciones con la isla precisamente desde el suceso que acabó con las muertes de Oswaldo Payá y Harold Cepero: la línea dura adoptada durante el mandato de Aznar ha dado paso durante la presente legislatura a una posición de mayor permisividad con el castrismo. No hay que olvidar que fue la Administración actual la que llegó a un acuerdo con las autoridades cubanas para que Carromero cumpliera su condena de cuatros años por homicidio imprudente en Madrid, privilegio del que difícilmente gozan otros detenidos fuera de España.

Este cambio de actitud sorprende en el partido conservador después de capítulos como el sucedido en 2010, cuando el diputado Teófilo de Luis y "otra gente del Partido Popular" intentaron persuadir a los disidentes liberados para que se quejaran del trato que recibían en las cárceles.

Carromero fue ascendido y pasó a ocupar una plaza en el Grupo Popular del Ayuntamiento de la capital Llama igualmente la atención que dentro del PP sólo haya sido Esperanza Aguirre quien haya roto una lanza a favor de Carromero. La expresidenta de la Comunidad de Madrid le visitó en la cárcel de Segovia en diciembre del año pasado y a la salida mostró su respaldo al reo: "Ángel no es un delincuente según la legislación española".

Pocos meses más tarde del encuentro con Aguirre, Carromero fue ascendido de asesor de la Junta Municipal de Moratalaz para pasar a ocupar una plaza en el Grupo Popular del Ayuntamiento de la capital.

 Ofelia Acevedo, la viuda de Oswaldo Payá, aseguró el pasado lunes en Miami que el Gobierno español "tiene en sus manos suficientes pruebas" de que la muerte de su marido "no fue un accidente casual" y que estaba vivo cuando fue sacado del coche siniestrado.

"Le agradezco a Carromero que haya tenido el valor de hacer estas declaraciones ampliadas, porque ha sufrido muchas amenazas y ataques en España y, siendo inocente, aún no ha sido indultado", destacó la viuda del fundador del opositor Movimiento Cristiano de Liberación.

El Gobierno "tiene suficientes pruebas" de que la muerte Payá "no fue un accidente casual" Carlos Payá, hermano del disidente fallecido, también ha apoyado la versión del político conservador de que otro vehículo embistió su coche y los echó de la carretera, y ha pedido que se sepa la verdad sobre lo ocurrido "por justicia y para que cese la impunidad". En declaraciones a Onda Cero, Payá ha afirmado que tiene información de otras personas que "dicen lo mismo" que Carromero.

"La primera información es que un coche les ha sacado de la carretera, ese es uno de los SMS que nos llegó desde Cuba", no que se tratara de "un accidente", ha indicado Carlos Payá.

El diputado por Asturias y portavoz de Justicia de Izquierda Plural, Gaspar Llamazares, ha adoptado un discurso distinto y ha animado al dirigente de Nuevas Generaciones a acudir a la justicia con su nueva versión del accidente, aunque ha dudado de su credibilidad: "si tuviera algo lo hubiera presentado a la justicia en su momento o a su vuelta a España", afirmó Llamazares.