Público
Público

El Gobierno de Melilla se saltó la ley de contratos del sector público al trocear en dos un contrato adjudicado a un militante del PP

Julio Miguel Montero Feijóo, empresario cercano al presidente Imbroda y que en un momento dijo ser familiar del presidente de la Xunta de Galicia Alberto Núñez Feijóo, ha recibido más de 135.000 euros de la administración melillense en dos años. Explotaba el restaurante del Casino Militar y ahora adiestra a los perros del Grupo Canino de la Policía Local melillense.

Publicidad
Media: 3.17
Votos: 6

El presidente de Melilla y candidato a senador por el PP, Juan José Imbroda.- PP de Melilla

El Gabinete de Presidencia de Melilla (PP) concedió en 2017 dos contratos a dedo por valor de 25.194 euros brutos en total y con el mismo concepto a un empresario militante del Partido Popular, que llegó a decir que era primo-tío del presidente de la Xunta de Galicia, según documentos publicados en el Perfil de Contratante de Melilla que han sido analizados por Público y porCausa. De esta forma se evitó el concurso público, al superar en conjunto el límite de 18.720 euros, impuestos incluidos, para los contratos menores que marcaba entonces la Ley de Contratos del Sector Público, por lo que podría tratarse de un fraccionamiento de contratos.

Ambos contratos reflejan un concepto idéntico: almuerzo ofrecido con motivo del encuentro de las Casas de Melilla con fecha 30-06-2017. Una adjudicación fue de 17.850 euros y la otra de 7.344 respectivamente.

Contratos de la Consejería de Hacienda y el Gabinete de Presidencia de Melilla.

Contratos de la Consejería de Hacienda y el Gabinete de Presidencia de Melilla.

De esta forma, a través de dos contratos menores, el Gobierno de Juan José Imbroda logró adjudicar directamente los contratos a Julio Miguel Montero Feijóo, esquivando la fiscalización previa, la concurrencia y la publicidad que estipulan la ley de contratación pública. Este posible caso de fraccionamiento de contratos chocaría con la Ley de Contratos del Sector Publico del año 2011, que prohibía fraccionar ”un contrato con la finalidad de disminuir la cuantía del mismo y eludir así los requisitos de publicidad o los relativos al procedimiento de adjudicación que correspondan”, pudiendo ser constitutivo del delito de prevaricación administrativa.

"Si alguien ve alguna irregularidad que denuncie, pero ya le digo que no es mi caso"

Julio Miguel Montero Feijóo (Vigo, 1975) vive en Melilla desde 1998 y regentó varios negocios de hostelería, entre ellos el restaurante del Casino Militar de la Ciudad Autónoma, donde tuvo lugar el almuerzo adjudicado. La gestión de ese espacio la obtuvo gracias a una adjudicación a dedo del Ministerio de Defensa utilizando el procedimiento negociado sin publicidad. Entre junio de 2016 y junio de 2017, este empresario recibió al menos 79.160 euros netos del Gobierno melilliense en once contratos a dedo para la organización de copas de vino, almuerzos, desayunos y comidas. Seis de los once contratos menores no aparecen en el Perfil del Contratante de la Ciudad Autónoma de Melilla y han sido facilitados a través de una solicitud de información pública al amparo de la ley de transparencia.

El empresario ha respondido a las preguntas enviadas por Público y porCausa sobre los contratos públicos que les adjudicó que el Gobierno de Melilla defendiendo que son “datos públicos, han sido abiertos y con publicidad. No tengo nada que ocultar a ese respecto. Si alguien ve alguna irregularidad que denuncie, pero ya le digo que no es mi caso”. Tras reiterarle que recibió contratos menores durante su gestión del restaurante del Casino Militar, el empresario señaló al autor de este artículo que estaba “equivocado”.

Una vez mandados los dos contratos menores adjudicados con el mismo concepto, Montero Feijóo afirmó que “son conceptos diferentes, uno relativo a la copa de vino de Santa Rita y el otro a las casa de Melilla. Fueron eventos completamente diferentes. Mi empresa lo facturó bien. Tengo entendido que fue un funcionario al que se le traspapeló y puso el mismo concepto. Yo lo hice bien y presenté mis facturas correctamente”.

Para respaldar su versión, el empresario mandó facturas de los dos eventos tras solicitárselo Público y porCausa: una de 17.850 euros por una copa de vino de Santa Rita el 19 de mayo de 2017 y otra de 7.344 euros de una comida de Casa de Melilla en Melilla por celebrada el 30 de junio de 2017. La cifra de 17.580 euros de la factura de la copa de vino de Santa Rita coincide con el dinero adjudicado en uno de los dos contratos con idéntico concepto publicados en el Perfil del Contratante del Gobierno de Melilla. Ni el jefe de Gabinete de Presidencia ni Juan José Imbroda, presidente del Gobierno de Melilla, han respondido a las preguntas enviadas.

El emprendedor afincado en Melilla también añadió que el Casino Militar “es un negocio nefasto, deficitario, que nunca ninguna empresa civil ha mantenido más de un año” y que a él le “fue bastante mal” y decidió no seguir. El 4 de junio de 2018 abandonó el negocio de restauración en este edificio propiedad del Ministerio de Defensa, según su versión.

Encargado de adiestrar los perros de la Policía Local de Melilla

Este empresario gallego fundó en septiembre de 2016 Patrulla Canina School SL, empresa dedicada a “servicios de adiestramiento y mantenimiento de perros de intervención, detección, seguridad y rescate”, de la que es socio único. En octubre de 2017, poco más de un año después de constituir la empresa, Patrulla Canina School recibió un contrato de la Consejería de Seguridad Ciudadana de Melilla para el mantenimiento, cuidado y adiestramiento de los perros del Grupo Canino de la Policía Local de Melilla por valor de 57.500 euros netos y con una duración de dos años. El procedimiento de contratación seguido en esta ocasión fue el abierto, que implica la publicación de la licitación y la libre concurrencia. No obstante, la empresa de Montero Feijóo tuvo una única competidora: una mujer residente en Vera (Almería), donde adiestra a la Unidad Canina de la Policía Local de la localidad almeriense.

Entre los contratos menores para actos en el Casino Militar y el servicio de adiestramiento de los perros de la Policía Local, Montero Feijóo recibió 136.660 euros libres de impuestos del Gobierno de Melilla en dos años. A su esposa Ana María López Gálvez el Gobierno de Melilla le adjudicó 166.787 euros a través de 24 contratos menores entre 2015 y 2017, también para realizar copas de vino y meriendas. El matrimonio suma 303.447 euros adjudicados por la administración local en 36 contratos públicos en tres años. Actualmente López Gálvez trabaja de secretaria en la Consejería de Economía, Empleo y Administraciones Públicas del Gobierno melillense, según dos fuentes consultadas.

 El matrimonio suma 303.447 euros adjudicados por la administración local en 36 contratos públicos en tres años

En 2007 denunció ante la Policía haber recibido amenazas telefónicas por haber apoyado al Partido Popular durante la campaña electoral de ese año. El vigués ha reconocido ser afiliado del PP pese no creer en partidos sino “en las personas”. El gallego contó en una entrevista publicada en octubre de 2016 en la extinta televisión local CablemelTV cómo el presidente de la Ciudad Autónoma de Melilla Juan José Imbroda le manifestó la necesidad de proteger al Ejército en Melilla, lo que le motivó para hacerse con la concesión del Casino Militar. En la entrevista, Montero Feijóo se refirió a Imbroda como “presi”.

La pregunta inicial de esa entrevista fue sobre su parentesco con Alberto Núñez Feijóo. “Es primo hermano de mi madre y la relación es buena” aunque “hace mucho que nos vemos”, respondió el gallego residente en Melilla. Esta supuesta relación familiar con el presidente de la Xunta de Galicia fue pregonada durante años por el emprendedor por el enclave español en África, según una fuente de la ciudad autónoma.

“No lo conocen ni él ni su familia más cercana. No es desde luego familiar cercano y no hay constancia ni de que sea lejano”, afirma la secretaria general de Medios de la Xunta de Galicia sobre el posible vínculo entre los dos Feijóo. Una falta de parentesco reconocida por Montero Feijóo tras trasladarle la respuesta oficial del presidente gallego. El emprendedor achaca a “un comentario jocoso de broma porque todo el mundo me lo pregunta” su autocalifiación pública como familiar de Núñez Feijóo, a la vez que descarta su influencia en los contratos que le fueron otorgados. Julio Montero Feijóo también se ha excusado afirmando que en la entrevista no sale todo lo referente a ese tema, ya que al final de la misma explicaba que no tenía más relación “que la coincidencia del apellido”. No obstante, la entrevista fue emitida sin cortes ni edición.

Melilla incumple la Ley de transparencia

Para confirmar que los contratos públicos del Perfil del Contratante no se encontraban duplicados por error, Público y porCausa han hecho una petición de información pública al amparo de la Ley de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Buen Gobierno para obtener el listado completo de contratos públicos otorgados por la Ciudad Autónoma de Melilla a Julio Miguel Montero Feijóo entre los años 2015 y 2018. Esta petición, realizada el 4 de octubre de 2018 a la Ciudad Autónoma de Melilla, fue resuelta por la Consejería de Hacienda afirmando que “no constan contratos mayores adjudicados” y “no tiene la información de los posibles contratos menores que se le hayan podido adjudicar” pese a que la propia Ciudad Autónoma de Melilla tiene en el Perfil de Contratante publicado cinco contratos menores adjudicado a Montero Feijóo en los años 2016 y 2017.

Tras reclamar la resolución de la Consejería de Hacienda de Melilla al Consejo de Transparencia y Buen Gobierno, la consejería reconoció que “el recurrente tiene razón” por no remitir la solicitud a otro servicio con la información solicitada como insta la ley de transparencia y facilitó un listado de nueve contratos menores tras “consultar en las bases de datos de contabilidad respecto de pagos realizados por contratos menores” a Montero Feijóo. Esos nueve contratos fueron ejecutados entre abril y junio de 2017 y tres se encontraban entre los cinco contratos ya hechos públicos en el Portal de Contratante.

Uno de los contratos facilitados es uno de los dos presuntamente fraccionados ya publicados para ofrecer el almuerzo con motivo del encuentro de las Casas de Melilla con fecha el 30 de junio de 2017. En esta ocasión, la Consejería de Hacienda ha facilitado más información sobre este contrato: el almuerzo fue para 180 comensales a 40 euros cada uno, un total de 7.200 euros. La diferencia entre los 7.344 euros del contrato del Perfil de Contratante se debe a que se le ha aplicado el 2% de IPSI correspondiente, el IVA que se aplica en Melilla. El otro contrato, adjudicado por 17.850 euros brutos, no ha sido facilitado por la Consejería de Hacienda.

La reclamación continuó adelante por considerar Público y porCausa que el Gobierno melillense no facilitó todos los contratos a Montero Feijóo que tiene en su haber. El Consejo de Transparencia resolvió el 13 de febrero dando la razón a Público y porCausa por remitir contratos “únicamente” del año 2017 pese a solicitar todos los contratos entre 2015 y 2018, ambos incluidos. La respuesta de Melilla causó una sorpresa doble al Consejo de Transparencia: por no existir contratos menores con Montero Feijóo “en esos otros tres años, cuando en el año 2017 constan datos de nueve contratos menores” y por que “esos nueve contratos se hayan celebrado en el intervalo de poco más de dos meses”. Todo eso hizo pensar al Consejo “que existe más información que la remitida” y “que debe ser recopilada por la Ciudad Autónoma para cumplir con la solicitud”, estimando la reclamación presentada.

El Consejo de Transparencia dio de plazo hasta el 15 de marzo a la Consejería de Hacienda de la Ciudad Autónoma de Melilla para facilitar la información solicitada en octubre de 2018. Hasta el 3 de abril la Consejería de Hacienda no respondió a la instancia del Consejo de Transparencia, remitiéndose de nuevo a los contratos “facilitados en fase de alegaciones pese a que el propio Consejo consideró que había más contratos que los enviados entonces. El listado completo de contratos públicos otorgados por la Ciudad Autónoma de Melilla (por parte de todas sus Consejerías) a Julio Miguel Montero Feijóo en los años 2015 y 2018 todavía no ha sido facilitado por el Gobierno de Melilla pese al reiteramiento de cumplimiento de la resolución por parte del propio Consejo de Transparencia y Buen Gobierno.

La Consejería de Hacienda está en manos de Esther Donoso-Sacristán, quien también es secretaria de Comunicación del PP local. A sus órdenes está Sergio Conesa Mínguez como secretario técnico de Hacienda, hermano de Daniel Conesa Mínguez, el vicepresidente del Gobierno de Melilla, consejero de Economía, Empleo y Administraciones Públicas e investigado por la Operación Tosca por presuntos amaños de contratos públicos. El secretario técnico Sergio Conesa es autor de las resoluciones a la petición de información pública y del documento de alegaciones presentado por Melilla tras la reclamación al Consejo de Transparencia y considerado como insuficiente por la autoridad que vela por el cumplimiento de la ley de transparencia.

Informe tras la publicación

Tras la publicación de este artículo, la Consejería de Hacienda ha remitido un informe elaborado tras la petición de cumplimiento de la resolución del Consejo de Transparencia el día 23 de abril. Según el documento elaborado por el Gobierno de Melilla, se trata de un error en el importe de adjudicación que fue corregido por el Gabinete de Presidencia mediante una segunda orden de adjudicación "en la cual no se hace referencia a la anulación de la primera".

Este falta de referencia provocó que la Secretaría Técnica de Hacienda publicara el mismo contrato dos veces sin advertir que el segundo corregía al primero, "pues al tratarse el Gabinete de Presidencia de un órgano ajeno a la Consejería de Hacienda, la única información que tenía esta Secretaría Técnica de los contratos realizados por el Gabinete era mediante las órdenes de adjudicación de los contratos que se pasaban a la firma de la Secretaría", siempre según el documento emitido por el secretario técnico de la Consejería de Hacienda Sergio Conesa, que a su vez es hermano de Daniel Conesa, vicepresidente del Gobierno de Melilla, consejero de Economía, Empleo y Administraciones Públicas e investigado por la Operación Tosca.

Junto al informe, Sergio Conesa ha mandado dos órdenes de pago a Julio Miguel Montero Feijóo por el mismo concepto: una de 17.850 euros el 29 de agosto de 2017 y otra de 7.344 euros el 28 de diciembre del mismo año. Ambas órdenes de pago liberan fondos para pagar una misma factura que tiene igual número y fecha de emisión que la factura de 7.344 euros proporcionada por Montero Feijóo a Público y porCausa.

Más noticias en Política y Sociedad