Público
Público
Únete a nosotros

El Gobierno permitirá símbolos políticos y una misa del hijo de Tejero en la nueva tumba de Franco 

El Ejecutivo dice que no permitirá ningún símbolo ni ceremonia religiosa en el Valle de los Caídos porque se trata de un espacio de "Patrimonio Nacional", pero, en cambio, sí que los permitirá en el panteón de Mingorrubio, que también es de propiedad pública. Fuentes del Ejecutivo alegan que, a pesar de ser público, se trata de un "panteón familiar". 

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 10

Capilla donde se encuentran los restos de Carmen Franco en el cementerio de Mingorrubio.- J. GÓMEZ

Los restos del dictador Franco serán enterrados en el panteón del cementerio de Mingorrubio-El Pardo tras una ceremonia religiosa, que será oficiada por Ramón Tejero, hijo del golpista Antonio Tejero, y por el prior del Valle de los Caídos, Santiago Cantera. Asimismo, el Gobierno permitirá la presencia de símbolos políticos y banderas en el panteón donde será enterrado. Todo ello a pesar de que el panteón de Mingorrubio es un espacio de propiedad pública, rehabilitado con fondos públicos y cuyo mantenimiento también correrá a cargo del erario público.

El Gobierno sí que había anunciado que no permitiría ni honores ni cubrir el féretro del dictador con una bandera de España en su exhumación de la basílica del Valle de los Caídos. Sin embargo, fuentes del Ejecutivo han reconocido que la familia sí podrá realizar este tipo de homenajes a la figura del dictador dentro del panteón de Mingorrubio ya que consideran que en la práctica este lugar es un panteón familiar, a pesar de ser de titularidad pública, y que los familiares tienen derecho a celebrar una ceremonia íntima. 

El panteón es un espacio de propiedad pública, rehabilitado con fondos públicos y cuyo mantenimiento también correrá a cargo del erario público

De hecho, estas fuentes han explicado que el Gobierno ha ofrecido vender el panteón a la familia Franco para que sea de su propiedad, pero que la familia ha rechazado esta opción. De este modo, las arcas públicas, que han sufragado las reformas en el panteón donde hasta ahora estaba la esposa del dictador, Carmen Polo, también se hará cargo de los costes de mantenimiento de las dos tumbas. El Estado tiene la concesión administrativa del lugar durante los próximos 44 años y también se hará cargo de garantizar su seguridad. 

Este periódico ya advirtió que una de las consecuencias que tenía el movimiento que hizo el Gobierno el pasado mes de mayo, cuando cambió la titularidad del panteón de Patrimonio Nacional a la Administración General del Estado, era que facilitaba su cesión o venta a la familia Franco. Finalmente, no ha sido así porque la propia familia lo ha rechazado. 

Fuentes del Gobierno han informado que la reparación de la tumba donde será enterrado Franco ha costado, concretamente, 39.811, 79 euros siendo el elemento más caro de todo el proceso de exhumación y posterior inhumación, que se ha cifrado en alrededor de 63.061,40 euros. Así, rellenar de suelo el espacio que deja Franco en el Valle de los Caídos costará 4.932,92 euros y solamente la exhumación está cifrada en alrededor de 11.000 euros. 

Saldrá a hombros de la basílica del Valle de los Caídos

Fuentes del Gobierno también han informado de que el cuerpo del dictador saldrá de la basílica del Valle de los Caídos a hombros de sus nietos, que transportarán el cuerpo desde el altar hasta el exterior, donde ya será trasladado a un helicóptero para su traslado al cementerio de Mingorrubio. El ataúd, tal y como se ha dicho anteriormente, no estará cubierto por ninguna bandera, tal y como era voluntad de la familia del dictador. Al menos, hasta su ingreso en el panteón de Mingorrubio, donde el Ejecutivo respetará la voluntad de la familia. 

El dictador saldrá a hombros de sus nietos del Valle de los Caídos

Estas mismas fuentes también han hecho referencia a que a la exhumación y posterior inhumación del dictador acudirán 22 familiares. Su nieto Cristóbal podrá acceder a una suerte de carpa que se habilitará en la tumba de Franco en el Valle de los Caídos para evitar grabaciones de una cámara oculta, mientras que será Francisco Franco el que acompañará a los restos de su abuelo en helicóptero hasta Mingorrubio. 

En todo este proceso también estará presente la ministra de Justicia, María Dolores Delgado, como Notaria Mayor del Reino. De hecho, en caso de que el cadáver no pueda ser reconocido por su mal estado, fuentes del Gobierno aseguran que el proceso seguirá adelante ya que su inhumación en el Valle de los Caídos en noviembre del 75 también fue recogida por el entonces Notario Mayor del Reino. 

1.500 kilos de losa

La losa que mantiene cerrada la tumba del dictador en el Valle de los Caídos tiene un peso de alrededor de 1500 kilos y será levantada mediante un sistema de gatos hidráulicos con los que se levantará lo suficiente como para poder introducir unos rodillos con los que mover la losa. Finalmente, esta losa será guardada en un almacén que el Gobierno no ha querido concretar, pero que en ningún caso será de acceso público. 

Así, en la exhumación del dictador estarán presentes los operarios de la funeraria, un forense cuya identidad el Gobierno no ha quiere desvelar por cuestiones de seguridad, los 22 familiares del dictador y varios miembros del Ejecutivo que están coordinando los aspectos más técnicos. Una vez fuera de su actual tumba, será bendecido por el prior Cantera y pondrá rumbo en helicóptero (salvo que las condiciones climáticas lo impidan) a Mingorrubio. 

Más noticias en Política y Sociedad