Público
Público

El Gobierno plantea aplicar una fase de desescalada intermedia para Madrid y Barcelona, la fase 0,5

De esta manera, no se alcanzaría aún la primera fase, pero se darían medidas de alivio a la población y negocios.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d), conversa con el nuevo viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19, Antonio Zapatero Gaviria (i), este jueves. EFE/ Comunidad De Madrid
La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso (d), conversa con el nuevo viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19, Antonio Zapatero Gaviria (i), este jueves. EFE/ Comunidad De Madrid

público / europa press

El Ministerio de Sanidad baraja que la Comunidad de Madrid y la ciudad de Barcelona continúen en la fase 0 de la desescalada, pero que se establezcan algunas medidas de alivio, según fuentes conocedoras del planteamiento.

Se trataría, tal y como ha avanzado la Cadena Ser, de una fase 0,5, similar a la que ha planteado la Generalitat para Barcelona. Entre otras medidas, se permitiría la actividad comercial sin cita previa y con limitaciones de aforo pero sin abrir terrazas ni visitar a familiares. Barcelona, tal y como asegura el diario El País, también estaría incluida en la medida.

La propuesta de la ciudad condal incluye que se puedan visitar centros de culto o museos sin sobrepasar de un tercio de su capacidad de aforo, y bibliotecas para préstamo y entrega de libro, aunque no se podrá abandonar la región, según indica el rotativo de Prisa.

Ministerio y Ejecutivo madrileño vuelven a reunirse este viernes a primera hora de la tarde para abordar la petición de acceder a la fase uno de la desescalda, con malas sensaciones por parte de la Administración regional pues aprecia que el departamento que dirige Salvador Illa no aprobará la solicitud.

Fue ayer cuando la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, avanzó que el Ministerio volvía a emplazar a la autonomía a un nuevo encuentro hoy tras una primera reunión e hizo hincapié en que "no parecía estar dispuesto" a que Madrid pasara a la fase 1.

De confirmarse, sería la segunda negativa a la autonomía. La primera se sustentó en que la Comunidad de Madrid debía esperar a que el sistema de detección de la Atención Primaria estuviera "más afianzado para el cambio de fase". Esto se produjo además en medio de la polémica por la dimisión de la exdirectora general de Sanidad Yolanda Fuentes, que abogaba en ese momento por seguir en la fase cero.

Fortalezas que defiende Ayuso

Madrid fundamenta su petición en que "lo avalan los datos asistenciales". Así, desde el Gobierno regional, destacan "el descenso de casos respecto al pico máximo que se produjo alrededor del 31 de abril". Sin embargo, varias asociaciones de sanitarios advierten de que los centros de atención primaria de Madrid no están preparados para la fase 1.

Inciden en que el número de hospitalizados ha bajado un 86% y el número de camas de hospitalización necesarias un 91,61% mientras que en las UCIs ha descendido un 73% y el número de camas necesarias un 79,61%.

Respecto a Urgencias, el número de pacientes pendientes de ingreso fue de 2.654, y el 13 de mayo fue de 164. Destacan también que ha habido un descenso de un 93,82%.

En Atención Primaria, la Consejería de Sanidad asegura que el número de pacientes en seguimiento domiciliario ha bajado un 90 por ciento, pasando de 24.081 pacientes diarios a 2.244. Además, destacan que el número de pacientes con PCR positiva llegó a alcanzar los 3.300 diarios; y en la última semana se sitúa en los 150 de media.

El Ejecutivo regional también hace hincapié en la disponibilidad de camas, que, a su parecer, cumple los criterios del Ministerio de Sanidad. Así, trasladan que, en hospitalización, el criterio es tener entre 37 y 40 camas de enfermos agudos por 10.000 habitantes, por tanto, necesitarían un máximo de 24.750.

"Hemos llegado a tener 25.000, sin contar con la capacidad de ampliación de Ifema y hoteles sanitarizados", recuerdan, al tiempo que desgranan que "ahora hay 2.076 camas ocupadas, que representa solo un 8,3% respecto al pico máximo".

Respecto a las camas de UCI, el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso incide en que se requieren entre 1,5 y 2 camas por cada 10.000 habitantes por lo que requerirían 1.340. "Ya disponemos de 1.350 y hemos llegado a tener 1.942. Ahora tenemos 358 camas de UCI ocupadas. Solo el 18,4% del máximo ocupado", defienden.

Más noticias de Política y Sociedad