Público
Público

Gobierno y PSOE anulan el diálogo con el resto de grupos y registran su propio texto sobre Europa

El plantón de los demás partidos por la bilateralidad de las negociaciones había provocado la suspensión de la reunión prevista para consensuar la proposición no de ley sobre la postura que se llevará a B

IÑIGO ADURIZ

El hecho de que Gobierno y PSOE lleven semanas negociando por su cuenta acerca de la postura común que defenderá el Ejecutivo durante el Consejo Europeo que tendrá lugar el próximo día 27 en Bruselas, ha provocado este jueves un plante casi generalizado por parte del resto de grupos a la reunión que habían organizado los grandes partidos para consensuar esa postura en base a las líneas estratégicas cerradas ayer por teléfono por el presidente, Mariano Rajoy, y el secretario general de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba. El plantón ha provocado que a última hora de la mañana y sin más negociación el Ejecutivo y los socialistas registraran la proposición no de ley de la propuesta (ver aquí el PDF del texto íntegro). 

La soledad de PSOE y PP ha sido tan palpable a lo largo de la jornada que, finalmente, los portavoces de ambos partidos en el Congreso han anunciado al final del pleno de este jueves la suspensión del encuentro con los demás grupos parlamentarios. La portavoz de UPyD, Rosa Díez, denunciaba en declaraciones a Público que la decisión se tomara por los portavoces socialista y conservador durante una conversación "de pie", y en medio del hemiciciclo.

En un principio, fuentes parlamentarias socialistas aseguraban "los contactos" se iban a mantener en las próximas horas" con el fin de "recoger todas las aportaciones" que quisieran hacer las demás formaciones. El máximo representante del PP en la Cámara Baja, Alfonso Alonso, había recalcado que ambas formaciones estaban "abiertos a que se incorporen" las propuestas del resto. Y la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, manifestaba su intención de seguir hablando "con todos los grupos", y aseguraba que pasarían "toda la tarde trabajando para incorporar sus propuestas".

Pero ante el enfado y la falta de predisposición del resto de los grupos, finalmente PP y PSOE han decidido registrar su propuesta inicial sin más diálogo. Rodríguez ha explicado en rueda de prensa que se ha realizado una "ronda" con todos los grupos parlamentarios y que "se ha constatado que todos ellos prefieren presentar sus alegaciones durante el trámite parlamentario", es decir, cuando se tenga que debatir la propuesta ya registrada en el Congreso. "Es importante que todos los grupos podamos caminar juntos", ha insistido a su lado, Alonso. 

El poder de convocatoria de PP y PSOE ya había quedado en evidencia a primera hora de la mañana. Toda la izquierda parlamentaria había anunciado ya que no pensaba presentase al encuentro que se iba a celebrar este mediodía en la Cámara Baja."Se nos invita como extras en un pastel precocinado en el que difícilmente podremos aportar nada", aseguró ayer el portavoz del grupo de la Izquierda Plural, José Luis Centella, antes de apuntar que tampoco ve al Gobierno por la labor de "cambiar las cosas".

Su grupo, dijo, no avalará una negociación para acordar una proposición no de ley que tildó de "una chapuza parlamentaria" y a cuya redacción ni siquiera ha sido invitado. "No vamos a ser convidado de piedra", dijo. Hoy, la Izquierda Plural -que integra a IU, ICV, EUiA y CHA- ha presentado su propio texto alternativo (ver PDF) para llevarlo a Europa y lo ha resgistrado ya en el Congreso. 

Es un argumento similar al empleado por el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran i Lleida, esta misma mañana. "Se han equivocado en las formas una vez más, no acaban de entender cómo se hacen las cosas. Un documento se hace con tiempo y me consta que ellos llevan dos días trabajando y nosotros no hemos participado, lo han hecho solitos. Pues bien, que continúen solos", ha declarado en los pasillos de la Cámara. El PNV también cuestionaba ese "gran acuerdo": "Es que las cosas no se hacen así. En política hay que ser un poquito más serios. ¿Por qué salen diciendo que han llegado a un acuerdo sin contar con los demás?", se ha preguntado el representante nacionalista, Aitor Esteban. 

También anunciaron su desmarque los independentistas de ERC, BNG y Amaiur. "Un pacto para ir a Europa que empieza con la exclusión de algunos grupos, como Amaiur, y que se improvisa sólo para tener una instantánea, no parece una propuesta seria y, por eso, no vamos a estar", ha asegurado el portavoz de los republicanos catalanes, Alfred Bosch. Otro diputado de ERC, Joan Tardà, se mostraba extrañado en conversación con este diario de que no fuera el Gobierno quien les convocara al encuentro, sino la portavoz socialista, Soraya Rodríguez.

Xabier Mikel Errekondo, de Amaiur, ha recordado que su formación ni siquiera ha sido llamada para participar en la negociación del citado acuerdo. Tampoco habían convocado a UPN y a Foro Asturias. Y Olaia Fernández Dávila, de BNG, ha explicado que no puede respaldar un acuerdo ya cerrado. Ante este panorama, Gobierno y PSOE tan sólo pensaban contar en su encuentro con la presencia de UPyD, por lo que finalmente han decidido cancelar la reunión e intensificar los encuentros con cada uno de los grupos, antes del registro de la mencionada proposición no de ley de mañana.

Más noticias de Política y Sociedad