Público
Público

Grabaciones a la ministra Delgado El PP se cuelga ahora la medalla de haber cesado a Villarejo, que se jubiló con 65 años

El excomisario, en prisión provisional por la supuesta comisión de graves delitos, entregó su placa en 2016, tras haber trabajado para gobiernos de PSOE y PP. La portavoz de los conservadores en el Congreso de los Diputados, Dolors Montserrat, presume incluso de que fue con el Gobierno de Mariano Rajoy "cuando la justicia ha abierto la investigación", obviando el apoyo al comisario por parte del exministro del Interior reprobado por la cámara, Jorge Fernández Díaz.

Publicidad
Media: 3
Votos: 3

La portavoz del PP en el Congreso, Dolors Montserrat, durante la rueda de prensa ofrecida en la Cámara Baja. EFE/Mariscal

"Una ministra que miente tiene que dimitir". Éste es el mantra repetido por el Partido Popular cada vez que afronta preguntas sobre el excomisario José Manuel Villarejo Pérez, en prisión provisional desde hace diez meses por la presunta comisión de los delitos de cohecho, blanqueo de capitales y organización criminal.

El expolicía que aparece en las grabaciones que han puesto contra las cuerdas a la ministra de Justicia, Dolores Delgado, ha trabajado durante décadas para gobiernos de PP y PSOE, pero hoy los conservadores se jactan incluso de haberlo destituido, algo que no es cierto.

Montserrat: "Ha sido justamente un Gobierno del PP que cesó al señor Villarejo, y durante el Gobierno del PP es cuando la Justicia ha abierto la investigación, está en prisión preventiva y se le está judicializando"

La portavoz del PP en el Congreso de los Diputados, Dolors Montserrat, aseguró este jueves que Villarejo fue cesado por el Gobierno de Mariano Rajoy, a pesar de que, en realidad, el excomisario se jubiló en 2016, con 65 años. "Ha sido justamente un Gobierno del PP que cesó al señor Villarejo, y durante el Gobierno del PP es cuando la Justicia ha abierto la investigación, está en prisión preventiva y se le está judicializando", afirmaba la dirigente conservadora ante las cámaras de Espejo Público (Atresmedia).

Montserrat obviaba así que fue precisamente con Rajoy en La Moncloa cuando el exministro del Interior Jorge Fernández Díaz, reprobado por la Cámara Baja tras conocerse que conspiró contra formaciones independentistas catalanas -como desveló en exclusiva Público-, decidió contar con el excomisario y millonario empresario para la llamada operación Catalunya.

Además, en marzo de 2015, tras encargar a la Policía un informe sobre las actividades privadas de Villarejo, y después de conocerse que el policía se había reunido con Ignacio González cuando era vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Fernández Díaz defendió los "relevantes servicios" prestados por Villarejo: "Ha prestado relevantes servicios, y es mi obligación decirlo, en la lucha contra el terrorismo y el crimen organizado y eso no se puede olvidar en ningún momento", afirmó el exministro desde Estrasburgo.

En otro orden de cosas, es "la Justicia", en palabras de Montserrat, quien decide investigar a Villarejo, no el Ejecutivo de Rajoy. Lo que sí hizo el PP fue votar contra la comparecencia del excomisario en la Comisión de Investigación sobre la utilización partidista del Ministerio del Interior -conocida como la Comisión Fernández Díaz-.

Respaldados por PSOE y Cs, y tras incluirse en las conclusiones la constatación de la existencia de una brigada política controlada por el Gobierno de Rajoy, los conservadores votaron también a favor de zanjar la actividad de la Comisión -junio de 2017-, y en contra de remitir estas conclusiones a la Fiscalía.

Pese a todo, durante toda la entrevista la portavoz conservadora ha preferido poner el foco en la cuestión de Delgado: aunque pida su dimisión, el PP asume que Sánchez no la dejará caer, por el momento, y está desarrollando toda una ofensiva "política y mediática" contra la titular de Justicia. Sobre la ocasión en que el presidente de los conservadores, Pablo Casado, coincidió con Villarejo -como informó el miércoles este diario-, y tras matizar su primera versión, el PP prefiere no dar nuevos detalles.

Más noticias en Política y Sociedad