Público
Público

Granados: "Ni he cometido, ni he amparado, ni he conocido hechos de corrupción en Madrid"

Podemos acusa al exconsejero de Madrid de ser el "rey del golferío y perejil de todas las salsas", mientras que el político, encarcelado por la Púnica, acusa a la formación morada de amparar "la dictadura venezolana"

El exconsejero Francisco Granados, durante su comparecencia por videoconferencia de este viernes -desde la cárcel de Estremera- ante la comisión de investigación de corrupción en la Asamblea de Madrid. EFE/Emilio Naranjo

PUBLICO/ AGENCIAS

MADRID.-El exconsejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid Francisco Granados ha señalado durante su comparecencia en la comisión de investigación sobre corrupción política de la Asamblea que no ha cometido, amparado, ni conocido "ningún hecho de corrupción" en la región.

Por videoconferencia desde la cárcel de Estremera, donde se encuentra en prisión preventiva mientras se instruye la trama Púnica, Granados ha subrayado que "nada" le apetece más que hablar y responder sobre ésta operación: "Nada me apetece más que hablar de la Operación Púnica después de esta semana de pasión y responder a todas y cada una de las acusaciones infundadas, de las calumnias que he tenido que escuchar a lo largo de estos días... No ya por parte de los políticos sino de estos picadores de carnes, de esparcidores de la basura de las mañanas, de acosadores de señoras mayores de ochenta años en la puerta de su casa, que más les valía poner el micrófono a su señora madre", ha criticado Granados.

Granados denuncia en esta "semana de pasión" de la trama Púnica a los "picadores de carnes" que acosan a "señoras mayores" en su casa: "más les valía poner el micrófono a su señora madre"

Pero, no puede hacerlo porque, según él, no dispone de la documentación necesaria al encontrarse en prisión. "Por respeto a la Justicia y también por la incapacidad que tengo en este momento, sin ningún tipo de medios ni datos para consultar, que aquello que pueda aclarar van a ser cuestiones muy generales", ha aseverado Granados. El exconsejero ha subrayado que no tiene "acceso" ni ha visto "una sola línea del sumario" de la Púnica, trama por la que se encuentra en prisión preventiva desde hace 19 meses y que contiene piezas declaradas secretas mientras se instruyen en la Audiencia Nacional.

Asimismo, Granados ha tildado de "basuras y calumnias" todas las acusaciones vertidas contra él: "Ni he cometido, ni he amparado, ni he conocido ningún hecho de corrupción en la Comunidad de Madrid", ha aseverado para retar después a los presentes: "Todavía no he escuchado ni un solo contrato que se haya definido como irregular o en el que pueda existir algún atisbo de corrupción".

En cuanto a las declaraciones ante el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco de su exsocio y supuesto 'cabecilla' de la trama David Marjaliza, Granados ha señalado que no soportan "la más mínima prueba de la lógica" dado que se trata de alguien que "se ha declarado culpable de no sé cuantísimos delitos" y que mezcla "a todo el mundo".

"Yo no sé los pactos, ni los acuerdos, ni los condicionantes, que llevan a gente a hacer determinadas cosas, pero de lo que estoy seguro es que todas estas cuestiones se aclararán finalmente", ha asegurado.

Podemos: es el "rey del golferío"

En el interrogatorio, el diputado regional de Podemos Ramón Espinar ha llamado a Granados "rey del golferío", mientras que el exconsejero ha acusado a esta formación utilizar "dinero manchado de sangre de la dictadura venezolana"Espinar ha señalado que le gustaría que Granados estuviera en la cárcel con una condena y no en prisión preventiva, en la que lleva más de un año y medio.

El debate sobre las irregularidades en la Fundación pública Arpegio ha sido bronco. Así, Espinar ha tildado a Granados de "rey del golferío, perejil de todas las salsas", a lo que el exconsejero le ha respondido que "no es el rey del golferío de nada". "Usted está sentado en la sede de la voluntad popular pero no le voy a aguantar que me insulte, por mucha inmunidad parlamentaria que tenga", le ha espetado.Granados ha reprochado a la formación morada que utilice "dinero manchado de sangre de la dictadura venezolana" y a Espinar que "en una democracia seria no estaría sentado ahí porque representa a un partido que no cree en la libertad".

El diputado regional de Podemos Ramón Espinar, durante la comparecencia de Francisco Granados por videoconferencia. E.P.

"Lo que es una golfería es utilizar una vivienda de protección oficial a nombre de la mamá cuando no vive en ella; golfería es no respetar la libertad religiosa y asaltar capillas; golfería es viajar en business en aviones por todo el mundo; convertir las cabalgatas de Reyes en payasadas; no respetar los derechos y libertades de los ciudadanos y asesorar a la dictadura venezolana. Han hecho leyes para que perviviera una dictadura. Usted no es el fiscal de ninguna checa, aunque le gustaría. Le pido cortesía parlamentaria", le lanzado a Espinar.Espinar a Granados: "deje de hacer el circo, ya nadie le va a votar"

A continuación, el parlamentario de Podemos le ha afeado que con su intervención "se está convirtiendo en un personaje de taberna" y le ha pedido que "deje de hacer el circo porque ya nadie le va a votar ya".

También ha conminado a Granados que responda a las cuestiones específicas para las que había sido convocado: las supuestas irregularidades en la Fundación Arpegio durante su gestión en la Comunidad de Madrid. Espinar se ha quejado de que se le permita "dar un mitin" en una comisión parlamentaria.Granados ha respondido que no le iba a "permitir ni la más mínima insinuación de un hecho de corrupción".

 'Volquetes de putas'

Espinar ha insistido en que "no le monte un circo" y que es "una persona difícil de interrogar." Y le ha recordado que le estaba interrogando en base a sumarios judiciales con grabaciones en las que se narra cómo "gente en su chalé dice que van con dinero público a montar a volquetes de putas, literalmente".

El también expresidente del patronato de la Fundación Arpegio ha aseverado que eso es "una absoluta falsedad" y "una infamia de tal calibre" que ha pedido amparo en ese momento la presidenta de la comisión. Tras deliberar, Dolores Gónzález Pasto ha pedido a los portavoces de la comisión que pregunten a los comparecientes con respeto.

Durante el último minuto, Ramón Espinar ha recordado a Granados que por algo estará declarando, sentado en la cárcel, y el "daño" que a su juicio ha provocado a los ciudadanos madrileños. Y le ha preguntado por las declaraciones de Elisa de la Nuez, que trabajó para fiscalizar la fundación Arpegio, que señaló en una entrevista en prensa que era "un chiringuito". "No conozco a esa señora y como no pueda acceder a los documentos no le puedo responder con rigor", ha finalizado el consejero.

Por otro lado, en el turno de preguntas del portavoz del PP, Alfonso Serrano, Granados ha aseverado que "jamás ha llamado para influir en esta cuestión ni para que contraten a esta empresa", en referencia al contrato de Waiter Music en 2007 en un concierto en el Palacio de los Deportes, investigado en la trama de corrupción Púnica."

"No sé si hay informe desde el punto de vista legal de la Intervención poniendo en entredicho ni este contrato ni cualquier otro. Sólo hay un contrato en investigación judicial y confío en que se pondrán en claro estas cuestiones. Ni se ha producido ninguna irresponsabilidad en esas contrataciones y, lo que es más importante, que yo no he obtenido beneficio de este evento en el Palacio de los Deportes, que además dio pérdidas. No entiendo nada", ha terminado.

Más noticias