Público
Público

Guadiana del Caudillo cambiará su 'apellido' franquista tras la victoria del PSOE 

El alcalde electo del municipio anuncia que una de sus primeras medidas al frente del Consistorio será cambiar el nombre del pueblo, eliminando el topónimo franquista, y retirar todos los vestigios franquistas. 

Publicidad
Media: 5
Votos: 2

Señal de tráfico que indica el desvío hacia Guadiana del Caudillo tachada con pintura blanca

Fin al culebrón de Guadiana del Caudillo. El municipio de 2.600 habitantes, de Badajoz, dejará de lucir su apellido franquista. Así lo ha anunciado el alcalde electo de la ciudad, el socialista Francisco Moreno, que venció en los pasados comicios municipales al que ha sido alcalde por el Partido Popular durante los tres últimos mandatos, Antonio Pozo, y que en estas elecciones se presentaba por Vox. Pero no sera esta su única medida en Memoria Histórica. También quitará todos los vestigios franquistas que siguen presentes en la ciudad: el más visible de ellos se encuentra en la misma fachada del Consistorio, donde una placa conmemoria la visita de Franco en 1951. 

"En cuanto tome posesión, convoco un pleno para aprobar la retirada de la placa —en la fachada del Ayuntamiento que conmemora la visita de Franco en 1951—, el águila —el escudo franquista de la fachada— y el apellido del pueblo. Eso tiene que estar resuelto antes de que termine junio", señaló el alcalde en unas declaraciones recogidas por el diario Hoy

A pesar de estas medidas, el nuevo alcalde socialista tiene mucho más trabajo para poder cumplir con la Ley de Memoria Histórica. Hay referencias al dictador en la puerta de la casa de la cultura, en el cementerio, en la valle de entrada al pueblo y también en todas las papeleras de la localidad, que lucen el apellido franquista del pueblo. 

Una placa en honor al dictador Francisco Franco en Guadiana del Caudillo.- REUTERS

El anterior alcalde Antonio Pozo, que ganó tres elecciones con el PP pero que se presentó a la reelección con Vox, hizo de la lucha contra la Ley de Memoria Histórica su bandera y batalla personal. Tanto que la Fundación Nacional Francisco Franco le premió por honrar la figura del dictador. "Hay que reconocer la gran obra de Franco (...) Mientras el que os habla, respire y sea alcalde, nadie borrará la historia de Guadiana del Caudillo", señaló Pozo durante la cena organizada por la fundación franquista

La obstinación con el asunto de Antonio Pozo llevó a Guadiana del Caudillo a batallar en los tribunales para defender su apellido franquista. La Justicia se pronunció en varias ocasiones para el topónimo franquista desapareciera, incluido el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura en octubre de 2018. Sin embargo, el alcalde continuó con su batalla y elevó un recurso al Supremo. 

Y la decisión y obstinación de Pozo con la defensa del nombre franquista tuvo consecuencias para su municipio y para sus vecinos. La localidad perdió las subvenciones de la Diputación de Badajoz, en manos del PSOE, por incumplir la Ley de Memoria. Ahora, con la decisión del nuevo alcalde, Francisco Moreno, tanto el Consistorio como los vecinos esperan poder recuperar las subvenciones tanto futuras como pasadas. 

Más noticias en Política y Sociedad