Público
Público

Guanyem València se presenta con más sombras que luces

Publicidad
Media: 2
Votos: 1

Poco después de que en Las Cortes Valencianas Alberto Fabra defendiera una versión idílica de la realidad valenciana en el Debate de Política General, cerca de allí, en la Societat Coral El Micalet, intentó echar a andar este martes por la tarde Guanyem València. Cientos de personas pertenecientes a diferentes movimientos sociales —la Plataforma de Afectadas por la Hipoteca, asambleas del 15-M, Iaioflautas, Acció Cultural del País Valencià, asociaciones de vecinos y estudiantiles, Salvem El Cabanyal, asambleas de parados...— tomaron parte en una primera asamblea para constituir 'un nuevo espacio de discusión política' con una visión de esa realidad muy distante a la del president de la Generalitat.

La expectación era máxima, especialmente con la sombra del gran referente barcelonés planeando sobre la sala. Sin embargo la iniciativa valenciana ni nacía con la misma madurez y forma, ni —pese al lleno del local— movió en la primera convocatoria a tantas multitudes.Tras una presentación de los miembros de la mesa del grupo promotor que dirigieron la asamblea, se dio paso a una hora larga de micro abierto, en el que una veintena de personas expusieron sus puntos de vista. Y aunque no se contaba con una Ada Colau entre los participantes, no faltaban caras conocidas.

Las que más, las de Glòria Marcos, ex diputada de Esquerra Unida del País Valencià (EUPV) y actual presidenta de la Fundació de Estudis Polítics vinculada al partido de izquierdas; el ex concejal por EUPV en el ayuntamiento de Valencia, Antonio Montalbán; o su hija, Rosana Montalbán, integrada en la PAH de Valencia. Esta abundancia de miembros de EUPV, unida a la destacada presencia tanto en la organización como en el turno de palabra, de miembros del Frente Cívico Somos Mayoría, impulsado por Julio Anguita, fue lo que despertó, en medio de las intervenciones de tintes sociales respaldadas ampliamente (la mayoría discurrieron entre la catarsis colectiva del empoderamiento y las propuestas sobre cómo avanzar en el proyecto político, que 'debía ser horizontal y democrático', y 'de abajo a arriba'), las primeras suspicacias.

'Esto nace un poco viciado. Algunos aquí son gente significativa de Izquierda Unida, digámoslo claro', lanzó micro en mano un miembro del Parke Alkosa —seguramente el barrio obrero más combativo y más maltratado de la periferia valenciana— haciendo pública la crítica más repetida en los corrillos de los colectivos sociales, y que repitieron en diferentes formas algunos de los participantes.

No obstante, entre el público no solo se pudieron ver rostros de EUPV y su entorno, sino también de Compromís, Podemos y otras organizaciones y colectivos, aunque en todos los casos ninguna de sus figuras más significativas; y, a diferencia de los anteriores, sin tomar la palabra. El objetivo parecía claro: tantear qué es lo que se cocía en el Guanyem valenciano.

Y tras dos horas de pequeños discursos, nada quedó muy claro. Pasadas las nueve de la noche y con el tiempo encima para desalojar el teatro, se cerró apresuradamente el turno de palabra para pasar a votar las conclusiones que resumió Héctor Illueca, uno de los portavoces del grupo promotor de la asamblea. Según este, cabía decidir si de aquella asamblea ya habría que 'constituir un nuevo espacio político', así como formar comisiones y convocar una próxima asamblea. Sin embargo, hubo quien consideró que aún no era tiempo de votar, sino de escuchar más voces y generar más consensos.

Fue el caso de Natxo Calatayud, de Alternativa per València-CUP, que alzó la voz para intentar poner freno a las prisas sobrevenidas y formular nuevas preguntas. Eran cerca de las 21.30 horas y desde la mesa se insistió en la necesidad de votar sobre la constitución del espacio político, las comisiones y el futuro encuentro; y aunque varias personas se unieron a Calatayud para expresar su disconformidad con la forma de resolver la asamblea, finalmente, Guanyem València quedó constituido como 'un nuevo espacio político' de discusión 'plural, participativo y que se quiere unitario'. Su próxima cita, a la que están emplazadas todas las personas que quieran adherirse y trabajar en sus comisiones, será el 28 de octubre. Lugar a determinar, porque pese a las divergencias, el aforo este martes se quedó pequeño.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-la-participacion-ciudadana-es-la-mejor-forma-de-frenar-el-deterioro-del-modelo-democratico-actual

Más noticias en Política y Sociedad